martes 07.07.2020
RICARDO ARQUES ÁLVAREZ

“Fui durante un tiempo un objeto apetecible de las cloacas del Estado desde el Ministerio del Interior”

Los GAL fueron una chapuza y la primera evidencia de ello es un atentado diseñado contra miembros de ETA en Bayona y San Juan de Luz.

Amedo es una figura poco creíble.

El periodista asegura que sufrió presiones y coacciones y también tuvo sus contratiempos con ETA.

El periodista Ricardo Arques durante la entrevista en el puerto de Santoña | Foto: RA
El periodista Ricardo Arques durante la entrevista en el puerto de Santoña | Foto: RA

El nombre de Ricardo Arques Álvarez (Santoña, 1959) va ligado al periodismo de investigación por sus trabajos sobre los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) y la banda terrorista ETA y la publicación de los libros ‘ETA: la derrota de las armas’ y ‘Amedo: el Estado contra ETA’, este último considerado uno de los diez hitos históricos del periodismo por IberLibro, junto a Gabriel García Márquez por 'Relato de una náufrago', Carl Bernstein por 'Todos los hombres del presidente', Ryszard Kapusciski con 'Ébano' o el periódico Boston Globe por 'Spotlight'. Un tema ligado a las cloacas del Estado que no ha sido el único que ha vivido España en los últimos años. Después de 20 años ejerciendo el periodismo en Latinoamérica, este profesional ha regresado a su pueblo y realiza un repaso sobre su trayectoria, la actualidad de las cloacas y los poderes políticos y fácticos.

¿Ha seguido desarrollando el periodismo de investigación en estos países?

Sí, es algo que he desarrollado porque anida en el alma y lo sacas, pero he tenido más labores de responsabilidad. Son una mina para el periodismo de investigación porque son países muy desestructurados con niveles de corrupción muy altos. En última instancia el tema estaba relacionado con la penetración del narcotráfico en países tan atractivos como Ecuador, cerca de Colombia, que es un buen adormidero de mercancías para trasladar hacía el gran mercado de Estados Unidos. Su moneda nacional es el dólar y ayuda al blanqueo de capitales.

Con el paso del tiempo pienso que hice cosas algo temerarias

La Federación Internacional de Periodistas indica que México lidera el listado de países más peligrosos para la prensa con diez periodistas asesinados de un total de 49 en 2019. Todos ellos trabajaban en investigación sobre corrupción y organizaciones del narcotráfico. ¿Ha corrido su vida peligro en algún momento o ha sufrido coacciones en estos países o en España?

Claro que he tenido presiones, coacciones y amenazas y sobre todo una mezcla de imprudencia y sentido común, ingredientes inevitables en nuestra profesión. La imprudencia es un impulso que llevan los periodistas por saber, averiguar y que te arrastra a no pararte por el ansía de saber. El sentido común lo equilibra, te da mesura, el manejo de los tiempos y seguridad. Sabía lo que había en el entorno, las amenazas, los riesgos, pero no lo evaluaba en su justa medida. Con el paso del tiempo pienso que hice cosas algo temerarias.

Cuando recuerda su trabajo sobre los GAL y sus consecuencias, ¿echa en falta algo de todo lo que sucedió?

España estuvo a una gran altura democrática, ya que se investigó desde la justicia, aunque con torpezas y hubo gente interesada en que no prosiguiera. Pero llevó a un ministro y altos cargos del Interior a la cárcel y a un secretario de Estado. No fue un maquillaje ni un lavado de cara, llegó hasta donde se pudo y el Tribunal Supremo llamó a declarar, como testigo, al presidente Felipe González en su calidad de aforado. Es decir, se llegó hasta la máxima autoridad del Gobierno.

Amedo José Amedo

¿Qué le pareció la pregunta de Iñaki Gabilondo al presidente Felipe González en 1995 sobre si organizó, consintió y toleró los GAL?

Me pareció una pregunta muy pertinente desde el punto de vista periodístico. Si un periodista hace una entrevista a un presidente del Gobierno en un momento tan delicado como aquel, lo primero que tiene que demostrar el periodista es la credibilidad y no había ninguna otra pregunta que le diera más credibilidad que aquella. A partir de ahí toda la entrevista fue creíble y fue una excelente lección periodística haber empezado por ella.

José Amedo publicó su libro 'Cal Viva' y apunta a Felipe González como el señor X de los GAL e incluso que el Rey Juan Carlos por aquel entonces estaba al corriente…

Lo que he podido leer del informe desclasificado de la CIA es que tiene muchos párrafos incompletos, censurados

Amedo es una figura poco creíble. Tuvo una actitud muy errática siempre. Primero guardó silencio entrando en prisión, salió hablando y este tipo de testigos generalmente fabulan mucho para no quedarse solos. No sé hasta qué punto sabría cosas, pero como testigo es poco creíble.

Los mercenarios contratados por los GAL no solo eran españoles, sino también portugueses y franceses. ¿Se abrieron investigaciones en estos países?

En Portugal se inició una investigación sobre los mercenarios portugueses, pero rápidamente la justicia la derivó a España por estar implicados en unos atentados. Y Francia que tenía policías implicados, el GAL necesitaba una infraestructura en este país, no investigó nada.

El expresidente del Gobierno de España, Felipe González El expresidente del Gobierno de España, Felipe González

¿Tras la desclasificación de los papeles de la CIA y siendo conocedores que el GAL ha dejado 30 cadáveres encima de la mesa se puede reabrir el caso jurídicamente?

No, yo creo que ya está cerrado, salvo que saliera alguna prueba nueva o indicio. Lo que he podido leer del informe desclasificado de la CIA es que tiene muchos párrafos incompletos, censurados, igual ahí está la sustancia. Pero lo que he podido leer por la prensa es un resumen plano de lo que se publicó en su día.

Según estos documentos "González ha acordado la formación de un grupo de mercenarios, controlado por el Ejército, para combatir, fuera de la Ley a los terroristas". ¿Se ha desenmascarado de forma definitiva al señor X?

Todo apunta a que el presidente del Gobierno debía de saber por lógica

Cada uno puede tener una opinión. Los GAL fueron una organización terrorista creada para combatir a ETA, financiada con fondos reservados en los que estuvieron implicados miembros de las fuerzas de seguridad del Estado español que llevó, tras las investigaciones judiciales, al ministro del Interior a la cárcel. A partir de ahí las conclusiones las puede sacar cualquiera con sentido común. No creo que un presidente del Gobierno planificará ni supervisará atentados, ahora que eso estuviera pasando sin luz verde parece poco creíble.

Felipe González no fue imputado, solo fue llamado a declarar como testigo, y junto con altos dirigentes del Gobierno quedaron intactos y nadie dimitió por el caso GAL. ¿Quiénes pagaron por el hecho de que este caso saliese a la luz pública?

El GAL sufrió un efecto dominó. Empezaron los policías Amedo y Domínguez, pasaron a jefes superiores de Policía, a jerarquía del Ministerio del Interior como el secretario de Estado y luego al ministro. Todo apunta a que el presidente del Gobierno debía de saber por lógica y le llamaron desde el Tribunal Supremo para conocer qué sabía. Algunos fueron a la cárcel y Felipe González se vio obligado por el GAL y otros temas a adelantar las elecciones y a perderlas.

¿Cuál es su opinión sobre la creación de los GAL?

Los GAL fueron una chapuza

Los GAL fueron una chapuza y la primera evidencia de ello es un atentado diseñado contra miembros de ETA en Bayona y San Juan de Luz. Para ello contrataron mercenarios portugueses y les prometieron dos millones de pesetas por miembro de ETA abatido y 5 millones de pesetas si pertenecía a la jerarquía. Se les llegó a pagar entre 25.000 y 50.000 pesetas para gastos y les dieron unas pistolas al cruzar la frontera. Una vez perpetrado el atentado debían huir y tirar el arma al río Nive, coger un taxi rápidamente y volver a la frontera para estar seguros. Como no les habían pagado, el mercenario Paulo Figueiredo Fontes se guardó la pistola en su chamarra para venderla en el mercado negro y en lugar de coger un taxi se fue en tren hasta la frontera. Al llegar a la estación, en pleno mes de febrero, la policía vio a un tipo con chamarra que se le veía la pistola y lo detuvieron. Ahí empezó toda la vinculación de los GAL con fuerzas de seguridad del Estado español a través de Amedo y Domínguez.

La banda terrorista ETA estaba asesinando constantemente en aquellos años. ¿Qué sensación u opinión tenía una parte de la sociedad sobre los GAL?

Lo de ETA era una sangría permanente y un desgarro a la convivencia en el país. Y que surgiera una respuesta, en muchas cabezas, se veía como aceptable, pero el Estado de derecho no puede combatir el crimen sumándose al crimen, sino con las armas del Estado de derecho. El ciudadano debe creer en la legitimidad de las cosas y no que fuese una venganza razonable.

¿Cómo vivió que ETA dejase de matar y cree que puede resurgir?

Con una gran alegría. No creo que se den las condiciones ahora mismo. El País Vasco ha alcanzado una gran prosperidad sin la presencia de ETA y tiene instituciones muy fuertes y poderosas como para permitir que esa mecha prenda de nuevo. El libro de investigación sobre ETA, sobre sus secuestros, acercamiento a políticos y negociaciones, pronostica que por las armas no iba a triunfar.

Las cloacas del Estado han existido, existen y existirán en donde haya poder e intereses

¿Qué le parece la existencia de una herramienta como los fondos reservados?

Las cloacas del Estado han existido, existen y existirán en donde haya poder e intereses y se tengan que salvar habrá cloacas, eso seguro. Los fondos reservados en cierto sentido son razonables, pero hay que mirar que se dan situaciones que se camina por el filo de la navaja. De un lado está procurar el bien o beneficiarse del mal y estar en un lado u otro depende del espíritu de cada persona. Los manejan todos los Gobiernos del mundo e instituciones con poder, hay que pagar cosas, el dinero mueve muchas cosas y a veces hay que pagarlas para facilitarlas.

¿Es cierto que fondos reservados destinados a pagar los atentados del GAL contra ETA se gastaron en putas, fiestas y casinos?

Fue una chapuza de principio a fin por el uso que se les dio y se desvió todo. Quienes lo manejaron lo hicieron más en beneficio propio que en el objetivo de los GAL que no era acabar con ETA a bala, sino cambiar la actitud del Gobierno francés respecto a los santuarios que permitían a los terroristas estar allí de forma intocable, mientras atentaban en España. Se gastaron los fondos reservados en todo, claro, hubo mucho dinero.

Después de muchos años se desveló el confidente del caso Watergate, Mark Felt, exdirector adjunto del FBI. ¿Conoceremos quién fue el garganta profunda de Ricardo Arques?

No, ¿por qué?. Fue una fuente determinante mía para la resolución de los GAL y dio vía judicial al caso. Fue muy útil para mí y para la investigación. Asumí el compromiso de no desvelar su identidad y no la voy a desvelar.

¿Tiene indicios, por su trabajo sobre los GAL y ETA, que las cloacas del Estado actuasen sobre su persona?

Sí sí, claro claro. Fui durante un tiempo un objeto apetecible de las cloacas del Estado. Cómo era mi vida, qué era lo que hacía, por dónde me movía, para ver si tenía algo que ocultar con lo que me podrían presionar. Tengo indicios y pruebas y venía de la estructura del Ministerio del Interior. No hay que asustarse, es lógico, si yo genero una información que causa problemas pues lo normal es indagar sobre la vida de quien está investigando para ver si algo oscuro le puede desviar del camino. Y también con ETA tuve muchos contratiempos.

El periodismo también ha retrocedido, las redes sociales y la desinformación generan confusión en la opinión pública

Hoy en día políticos, autoridades y cargos importantes en diferentes ámbitos han entrado en prisión, como Iñaki Urdangarín, Mario Conde, Rodrigo Rato y Eduardo Zaplana, sin olvidar a Miguel Blesa que fue condenado a seis años de prisión pero se suicidó. ¿Qué le parece la labor de la justicia y del periodismo a la hora de sacar a la luz ciertos asuntos?

Sobre todo España ha sufrido una gran involución porque es lo que se ve en cuanto a valores y convivencia, respecto a otros años anteriores en los que con mayores dificultades teníamos un sentido ciudadano mayor del que hay ahora. En el caso de la justicia no me atrevo a evaluar, ya que hay abogados defensores también y las leyes están para las habilidades en su manejo y se decantan los casos de un lado u otro. El periodismo también ha retrocedido, las redes sociales y la desinformación generan confusión en la opinión pública. Hay información muy contaminada y es más difícil determinar qué es verdad y mentira.

La Fiscalía del Supremo investiga al Rey emérito por las comisiones del AVE a La Meca y un posible fraude fiscal y blanqueo al haber ocultado presuntamente una importante fortuna al fisco español. ¿Qué le parece?

La justicia deberá determinar qué hay de verdad y mentira. Ningún ciudadano puede quedar fuera de la Ley. El principal pilar de un Estado de derecho es que todos los ciudadanos somos iguales ante la Ley.

¿Qué le dice el nombre del excomisario de Policía José Manuel Villarejo involucrado en espionaje a políticos, empresarios, jueces, grupos ecologistas y juzgado por organización criminal, soborno, cohecho y blanqueo de capitales?

Conocí a Villarejo como policía de la Brigada de Informaciones del Servicio de Inteligencia y la gente de su entorno en Madrid. Caminar por el filo de la navaja tiene ese riesgo o lo haces para procurar el bien o para beneficiarte del mal. Hubo muchos desmanes y parece que Villarejo está en ello por extorsión, coacción. Salió de la Policía y montó una oficina lujosa en Boadilla del Monte y se dedicaba a estas cosas. Nunca estuvo vinculado a los GAL, que yo tenga constancia, pero puede ser que de forma colateral elaborase informes contra el juez Garzón.

Villarejo grabó una reunión entre policías y CNI sobre el Pequeño Nicolás y la Fiscalía le pidió cuatro años de cárcel. ¿Qué opinión te merece este joven?

Se ha grabado hasta a sí mismo. El pequeño Nicolás me parece un farsante y me pregunto cómo un personaje de esa talla ha engañado a tanta gente, ha podido ser tan famoso y tener tanto foco.

Nos quejamos sobre que la economía está muy mal, todo está muy mal, pero nosotros somos en parte responsables

¿Las cloacas del Estado van más allá del Gobierno?

Están siempre donde hay un poder y unos intereses que conservar y a veces poco escrúpulo.

España ha sido noticia de forma permanente por escándalos y casos de corrupción. ¿En los países donde has trabajado te hacían comentarios sobre las noticias que surgían en este país?

En los países donde he trabajado estaban más preocupados de su situación que de lo que se vivía en España. No obstante, como español he sufrido y visto cómo se deterioraba el prestigio y la imagen de este país. De ser un país que en unos años se subió al trampolín de la prosperidad y de las cosas bien hechas ha pasado a ser un país que cayó en el ruido permanente de la corrupción.

Muchos políticos exigen transparencia, luchar contra las cloacas del Estado y la independencia del poder judicial. ¿Qué se puede esperar ahora que Pablo Iglesias es vicepresidente segundo?

Lo que se debe esperar y exigir siempre de un político es que cumpla con su palabra y su discurso. Si un ciudadano ve que un político quiebra su palabra y su discurso debe emitir votos responsables para que desaparezca del mapa político. Los ciudadanos tenemos una gran responsabilidad que a menudo despejamos. Nos quejamos sobre que la economía está muy mal, todo está muy mal, pero nosotros somos en parte responsables porque tenemos la responsabilidad del voto y la obligación de ver, interpretar, analizar y actuar sobre lo que dicen las personas y lo que cumplen. Es nuestra obligación y nuestro derecho.

La exministra de Justicia socialista, Dolores Delgado, vinculada a Villarejo, fue nombrada Fiscal General del Estado, un organismo que debe ser independiente. ¿Qué te parece la decisión?

En cualquier caso, en las instituciones que requieren la máxima independencia porque la independencia es credibilidad y confianza no pueden estar personas que de alguna forma estén significadas.

¿Cómo ves el futuro del periodismo, sobre todo en el momento de crisis económica que vivimos y la proliferación de Fake News?

Ahora ha cambiado el nombre y es lo que toda la vida se ha llamado intoxicación. Siempre existió, pero hay más medios para intoxicar. La irrupción de las redes sociales es determinante, la manipulación es mayor y se extiende como el conoravirus. Y además, lamentablemente la información que debe emanar para la sociedad hace un uso abusivo de las redes sociales. Me gustaría ver el futuro del periodismo como esa actividad que es el derecho del ciudadano a estar informado, ya que sin información no hay opinión y sin opinión no hay libertad. Pero, la tendencia lleva a un deterioro del trabajo del periodista y de las empresas periodísticas. No sé si tocará fondo. Luego, los políticos dan ruedas de prensa sin preguntas, lo cual es una barbaridad, y la política se hace a golpe de tuit que será para los amigos, pero no está para esto. Estamos confundidos, no sabemos que es verdad y mentira. Nunca hemos tenido más medios para estar informados y nunca estamos más desinformados.

TRAYECTORIA PROFESIONAL DE RICARDO ARQUES

Licenciado en Ciencias de la Información por el País Vasco, Ricardo Arques comenzó su carrera profesional en la sección regional de El Correo Español y en la revista Euskadi cubriendo información política, para seguir en los diarios La Gaceta del Norte, DEIA y como corresponsal de ABC y Europa Press en Bilbao.

A mediados de los años 80 se incorporó al equipo de investigación de Diario 16 y posteriormente a El Mundo como redactor jefe de investigación. Ha llegado a dirigir El Día en Valladolid y asesorar a Mercedes Milá en Antena3, así como a la cadena Tele5 en programas de investigación antes de dar el salto a Latinoamérica en 1995 como editor del periódico El Expreso de Guayaquil, en Ecuador.

Director de los proyectos de PRISA en Bolivia, de Radio Continental en Argentina y WRadio en México también ha llegado a ser el vicepresidente editorial de dos periódicos nacionales en Ecuador antes de regresar a Santoña.

Comentarios