viernes 18.10.2019
EVA DÍAZ TEZANOS

“La gran mayoría de españoles quieren un cambio real para no seguir sufriendo las agresiones de las políticas dañinas e insensibles del PP”

La vicepresidenta del Gobierno y secretaria general del PSOE de Cantabria cree que es posible el diálogo si “se basa en programas y políticas concretas”.

La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos
La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos

La secretaria general del PSOE de Cantabria y vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos, ha sido definida como una de las mejores consejeras de Educación que ha tenido la región. A punto de finalizar la campaña electoral del 26J, la también consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, a punto de terminar el primer año de legislatura, considera que lograr un acuerdo entre los partidos tras las elecciones es posible si existen “políticas concretas” que se basan en programas.

A su juicio, se pueden conjugar políticas sociales y el cumplimiento del déficit, aunque a un ritmo más lento, y anuncia que tiene el compromiso del candidato socialista, Pedro Sánchez, para acelerar los trámites y los pasos de las principales reivindicaciones de Cantabria, entre ellas el tren de alta velocidad.

Todo parece indicar que el resultado del 26J será similar al de las últimas elecciones, por lo que será necesario pactar. ¿Quién cree que puede ser un mejor compañero de Gobierno para el PSOE?

El mejor compañero para un Gobierno de progreso en este país será la gran mayoría de españoles y españolas que quieren un cambio real y seguro para no seguir sufriendo las agresiones de las políticas dañinas e insensibles del PP, que en estos 4 años han agudizado los graves efectos de la crisis internacional y han provocado muchos sufrimiento a los ciudadanos y ciudadanas.

Los socialistas hemos demostrado capacidad de diálogo y consenso, y seguimos peleando por un Gobierno de cambio y de progreso

Los socialistas hemos demostrado capacidad de diálogo y consenso, y seguimos peleando por un Gobierno de cambio y de progreso. Lo que nunca vamos a hacer es cerrar alianzas con los que quieren trocear España ni con los que dicen representar al pueblo pero a la hora de la verdad solo piensan en sus propios intereses personales y partidistas.

Los acuerdos con otras fuerzas solo son positivos cuando se basan en programas y políticas concretas, especialmente las sociales, que los socialistas consideramos en este momento muy urgentes, y en el respeto y la confianza mutua. Por ello, es muy difícil pactar con quien cambia todas las semanas de proyecto porque su único objetivo es alcanzar el poder, incluso convirtiendo en cenizas todo lo que ha permitido avanzar a este país en las últimas décadas de democracia y desarrollo económico.

Su formación en Cantabria gobierna en coalición. ¿Se puede trasladar esto al Gobierno nacional, con las diferentes visiones que existen en temas tan sensibles como Cataluña, la corrupción o el paro?

Creo que el acuerdo alcanzado en Cantabria entre dos formaciones diferentes es un buen ejemplo de que, si hay voluntad, es posible llegar a acuerdos sobre políticas concretas que resuelvan los problemas de los ciudadanos. En el caso de Cantabria, esta voluntad de acuerdo se ha impuesto a las naturales diferencias entre el PSOE y el PRC, pero la gran beneficiada ha sido la ciudadanía. Un Plan de Emergencia Social, la recuperación y apuesta decidida por las políticas de fomento del empleo, de apoyo a las empresas, por la I+D+i, el apoyo al municipalismo, el refuerzo de nuestro sistema educativo o la recuperación de la universalidad de la sanidad son algunas de las acciones concretas que se están llevando a cabo gracias a este acuerdo de Gobierno.

Es muy difícil pactar con quien cambia todas las semanas de proyecto porque su único objetivo es alcanzar el poder

Para España sería muy interesante alcanzar este tipo de acuerdos entre diferentes formaciones políticas donde las necesidades y prioridades de los españoles se pongan por delante de los intereses partidistas. Hasta ahora, ya hemos visto quien quiere, por ejemplo, recuperar los derechos perdidos de los trabajadores y quien solo quiere controlar la televisión o dar órdenes a los jueces. Por eso es muy importante pensar con detenimiento a quién votamos y, sobre todo, para qué.

Una de las reclamaciones del Gobierno regional es mejorar las comunicaciones del tren con Madrid. ¿Ha hablado con Pedro Sánchez de estas demandas?

Por supuesto, tenemos el compromiso de Pedro Sánchez de acelerar, desde el Gobierno, los plazos para disponer de un ferrocarril de altas prestaciones entre Santander y Madrid, tanto para pasajeros como para mercancías. Un compromiso que explicitó públicamente, en la última visita a Cantabria este mes de junio. Pero además de éste, tenemos otros compromisos igualmente importantes, como la declaración de Zona de Urgente Reindustrialización de la comarca del Besaya. En cualquier caso, los socialistas cántabros no vamos a renunciar a exigir y reivindicar al próximo gobierno estas dos medidas, ambas urgentes, y también, que tras estos años de total abandono por parte del Gobierno de Rajoy, lleguen otras inversiones del Estado, para infraestructuras y para dinamizar la economía y generar empleo.

Pedro Sánchez asegura haberse fijado en Cantabria por las políticas sociales iniciadas por el bipartito. ¿Considera posible trasladar estas políticas al conjunto de España?

Los socialistas, en Cantabria o en cualquier otro lugar de nuestro país, siempre ponemos a las personas por delante y son el eje de nuestras políticas y nuestras decisiones. Y efectivamente, en Cantabria, desde el pasado año, pero también en otras comunidades autónomas, los socialistas hemos establecido como ejes prioritarios del Gobierno, la atención a la emergencia social y la recuperación y reconstrucción del Estado de Bienestar, además de la creacion de empleo; porque para nosotros lo urgente, en este momento político y social, era poner remedio a los niveles de pobreza y de exclusión y avanzar en la construcción de una sociedad más justa y solidaria.

Por eso, hemos aprobado el Plan de Emergencia Social dotado con 87 millones de euros, el más dotado, extenso y ambicioso de la historia de Cantabria. Por tanto, claro que es posible y los ciudadanos lo saben que las políticas sociales, desde el Ingreso Mínimo Vital hasta la lucha contra la pobreza energética, entre otras muchas medidas que son urgentes, constituyen el primer paquete de medidas que pondrá en marcha un gobierno progresista. Y también saben que el acuerdo con otras formaciones políticas estará condicionado a que estas medidas sean totalmente prioritarias en el programa de gobierno.

Los socialistas, en Cantabria o en cualquier otro lugar de nuestro país, siempre ponemos a las personas por delante y son el eje de nuestras políticas y nuestras decisiones

Han sido cuatro años de recortes, y desde Europa se plantean nuevas medidas de ajustes. ¿Puede el PSOE llevar a cabo las políticas sociales y al mismo tiempo cumplir con las exigencias de Bruselas?

Los socialistas pensamos que, frente a los que proponen sacarnos de Europa, es posible dar un giro hacia una Europa más social. En este asunto, resulta incompresible que los que se dicen de izquierdas sugieren sacarnos de Europa. La socialdemocracia ha sido siempre internacionalista, porque defiende la unión de las clases medias y trabajadoras para confrontar el poder de los grandes conglomerados económicos. Por ejemplo, la práctica totalidad de los sectores progresistas en Inglaterra están en contra del 'Brexit' porque saben que, a pesar de que hay mucho que mejorar, los trabajadores estarán mas protegidos dentro que fuera de la unión.

Y, en la línea de su pregunta, claro que es posible cumplir las exigencias de control del déficit, pero a un ritmo más lento, y destinar recursos a las medidas sociales que los ciudadanos y ciudadanas están esperando y necesitando. Hay que renegociar los plazos y las condiciones para corregir el déficit, porque lo urgente ahora es dar respuesta a la situación de miles de ciudadanos que ya no pueden aguantar más.  No podemos decir a la ciudadanía que, tras más de un lustro de austeridad cuyos efectos no han sido los que nos contaron, ahora los gobiernos no pueden atender sus necesidades vitales. Europa, y España con un gobierno de progreso, tiene que reformular las prioridades para atender la brecha social y sentar las bases de un crecimiento que no deje a nadie en el camino, porque no puede construirse la recuperación economica olvidando a las víctimas de la crisis y de las políticas de austeridad del PP. Hasta la OCDE ha reconocido que las políticas de austeridad han sido un error y han servido para agravar la recesión y generar desigualdad y pobreza.

Comentarios