Sábado 18.08.2018
FELIPE LAVÍN

“Hay que intentar descentralizar, dar más libertad a los municipios”

El nuevo director general de MARE ve necesaria la ampliación del vertedero de Meruelo, y reconoce que es necesario realizar “pequeños cambios” que es necesario evaluar.

Lavín tendrá que valorar si es posible compaginar su nueva función con la Presidencia de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles y la Concejalía de Juventud y Festejos del Ayuntamiento de Santoña.

El director general de MARE, Felipe Lavín
El director general de MARE, Felipe Lavín

La empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía (MARE) cuenta desde este jueves con un nuevo director general. Felipe Lavín, presidente de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles (MMS) y concejal de Juventud y Festejos de Santoña, se pone al frente de la entidad con varios retos inminentes, entre ellos la ampliación del vertedero de Meruelo, obra que “ahora mismo es necesaria”. Pendiente todavía de saber si será posible compaginar toda la responsabilidad que ahora mismo ejerce, Lavín sí se ha propuesto terminar el Plan de Residuos de Cantabria y realizar “pequeños cambios” que considera necesarios en MARE.

Lavín es graduado en Ingeniería en Tecnologías Industriales y profesor de instituto. Su trayectoria profesional ha estado vinculada a ámbitos relacionados con el impulso y potenciación del desarrollo sostenible, medioambiental y agroecológico, tanto en el ámbito público como en el privado. También ha desarrollado labores relacionadas con la biodiversidad y el cambio climático, así como en sectores tales como la automatización, tecnologías industriales y medioambientales, y en especial, en actuaciones vinculadas con el tratamiento de aguas.

Aunque su nombramiento en MARE es muy reciente, ¿cuáles son los retos a los que se enfrenta en esta etapa?

Bueno, todavía no conozco a todo el equipo. Sí he tenido trato con algunos técnicos con los que he trabajado en la Mancomunidad de Municipios Sostenibles, realizando jornadas y proyectos conjuntos. Conozco a parte de la gente y los proyectos que se desarrollan. Entre los retos más inminentes está el de terminar el Plan de Residuos de Cantabria, que actualmente está en desarrollo. En concreto, la recogida de fracción orgánica, algo en lo que llevamos tiempo trabajando en la Mancomunidad y a lo que no llego nuevo. Va a ser difícil, porque tiene que estar implantado en 2019, y todavía no se han terminado de definir las muchas opciones que tenemos. Y MARE es el sitio idóneo para definirlas.

Entre los retos más inminentes está el de terminar el Plan de Residuos de Cantabria

¿Va a ser posible que compagine este nuevo cargo con la Presidencia de la Mancomunidad de Municipios Sostenibles y la Concejalía de Juventud y Festejos de Santoña?

Entiendo que algunas de mis funciones las voy a tener que dejar por incompatibilidad horaria. En la Mancomunidad tengo dudas, porque compartimos competencias como la gestión de papel y cartón. En la Concejalía no creo que exista una incompatibilidad legal; en todo caso será temporal. Ahora mismo mi ritmo laboral es muy alto, y MARE es una empresa muy potente, con muchos proyectos, y a la que me tendré que dedicar en cuerpo y alma. Sí me gustaría seguir con mi labor en la Concejalía y en la Mancomunidad de Municipios Sostenibles, pero no sé hasta qué punto será posible.

Junto a su nombramiento se ha abordado la ampliación del vertedero de Meruelo. ¿Cuál es el futuro de esta instalación?

Creo que la ampliación es una obra que ahora mismo es necesaria. En los últimos tiempos se ha conseguido reducir la cantidad de residuos que van a Meruelo, tanto en el área de compostaje como en la incineración. Pero existe cierta saturación y es necesaria su ampliación. Esperemos que a medio plazo sea menos necesaria. Ahora mismo es la primera necesidad, y eso lo digo sin conocer todavía los detalles técnicos en profundidad.

¿Qué necesita Cantabria en materia medioambiental y de gestión de residuos?

Se ha producido una cierta mejoría en la calidad de los servicios. Puede que sean insuficientes, pero en una empresa tan grande como MARE es difícil que se produzcan cambios a gran escala. Sí creo que hay pequeños cambios que habrá que ir realizando. Pero en todo caso tendremos que evaluarlos. Tengo mis ideas e intentaré cambiar algunas cosas que en mi opinión no son correctas.

En una empresa tan grande como MARE es difícil que se produzcan cambios a gran escala. Sí creo que hay pequeños cambios que habrá que ir realizando

¿Por ejemplo?

Creo que se podría implantar un proyecto de economía circular a pequeña escala, en núcleos más rurales. Sobre todo en la fracción orgánica, vía compostaje doméstico. Hay que intentar descentralizar, dar más libertad a los municipios.

Su gestión se ha centrado más en el ámbito municipal. ¿Da vértigo pasar a la gestión regional?

Sobre todo vértigo por la responsabilidad que conlleva. Es un gran cambio y espero hacerlo bien como la anterior directora general, Rosa Inés García, que ha hecho un gran trabajo. De todas formas, la Mancomunidad de Municipios Sostenibles te da ciertas tablas. Son 16 municipios entre los que hay algunos más urbanos, otros más rurales y otros más dispersos. Eso me ha permitido conocer la configuración y las diferentes necesidades de los municipios.

Comentarios