viernes 30/10/20
PABLO DIESTRO

“Lógicamente estos meses ha habido roces. Tenemos bloqueados 460 millones de euros”

Pablo Diestro, alcalde de Reocín y presidente de la FMC
Pablo Diestro, alcalde de Reocín y presidente de la FMC

Pablo Diestro, alcalde de Reocín y presidente de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), comenta la situación vivida en la Comunidad Autónoma desde el mes de marzo. Además, analiza las circunstancias actuales de los diferentes ayuntamientos de la región y valora la gestión que han hecho de la crisis de la COVID-19.

- La Federación de Municipios de Cantabria tiene como objetivo principal la protección y promoción de los intereses comunes a los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma de Cantabria. ¿Cuál ha sido su papel durante los últimos meses?

La labor principal que hemos hecho es de coordinación entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la de Cantabria para hacer llegar todos los comunicados, recomendaciones, instrucciones, etc. a los municipios de la región. También hemos estado en todas las mesas de trabajo del Gobierno regional. La más importante, sobre todo, fue la de la desescalada, donde mantuvimos reuniones periódicas, la mayoría semanales, para ir viendo todas las fases y cómo se actuaría. Por ello, también fuimos intermediarios entre los ayuntamientos y el Gobierno para abordar este tema. Otras de las labores que hemos hecho han sido el reparto de mascarillas y de material sanitario cuando escaseaba. Asimismo, entre otras cosas, estamos trabajando en mejorar la situación de los municipios en riesgo de despoblamiento.

“En la región todos hemos actuado muy bien, desde los ciudadanos hasta los políticos”

- ¿Cómo valoraría el impacto de dicha crisis en los municipios de Cantabria?

En primer lugar, los ayuntamientos han estado a la altura de las circunstancias asumiendo una situación imprevista. Lo han hecho de una forma sobresaliente, sobre todo teniendo en cuenta que han sido la única administración que no ha recibido dinero extra para asumir estas nuevas responsabilidades, e influye de forma que han tenido que modificar los presupuestos destinando las partidas a las nuevas necesidades: temas de limpieza, material sanitario… De hecho, cuando no había material, la mayoría de los municipios, además de las mascarillas que aportó el Gobierno regional, compraron estos elementos para sus habitantes y proteger la salud pública.

A nivel de ayudas a las familias, por ejemplo, Servicios Sociales ha tenido un trabajo muy importante. Semana tras semana, las familias en riesgo se han multiplicado y así hemos hecho una labor de coordinación.

Al ser la administración más cercana al ciudadano, los ayuntamientos han sido los primeros en recibir las necesidades de la gente. Ha sido un año muy extraordinario.

- Como alcalde de Reocín, ¿considera que se podría haber actuado de otra forma?

Probablemente, si ahora hacemos un análisis de cómo se ha actuado y de las repercusiones que ha tenido, habría cosas que se podrían mejorar. Pero a toro pasado es muy fácil juzgar. Creo que en la región todos hemos actuado muy bien, desde los ciudadanos hasta los políticos, y a nivel nacional también. Evidentemente, ha habido fallos, pero en general las cosas se han hecho bien.

En  Cantabria se ha actuado mejor que la media de España, y a la vista está con los valores que tenemos de impacto de coronavirus, que son muy favorables. Hemos tenido un verano muy bueno donde media España estaba aquí, y los datos han sido bastante positivos, mejor que otras comunidades que quizá no han tenido tanto turismo. Se han implantado las medidas de una forma sobresaliente y todos han estado concienciados, desde los establecimientos hasta la gente de a pie. Los casos están bajando aunque los colegios hayan retomado su actividad, y eso es muy favorable.

- Entonces, ¿valora que la situación es positiva?

Dentro de la situación que hay, sí. En líneas generales, se está actuando muy bien por parte de la Consejería de Sanidad, los ayuntamientos y de toda la sociedad, así que los datos actuales son positivos. Los centros escolares, que eran lo que más miedo daba, son ahora mismo uno de los lugares más seguros.

- ¿Cómo cree que han actuado los ayuntamientos en la gestión de la COVID-19?

En líneas generales, la actuación ha sido muy buena, desde los más grandes hasta los más pequeños. Hay una gran parte de Cantabria que no ha tenido casos de coronavirus y, dentro de la situación que había, todas las administraciones nos volcamos, por lo que ha habido más actividad que nunca. 

Probablemente, visto el resultado, muchas de ellas hubiesen querido actuar de otra forma. Pero, tal y como estábamos, hemos trabajado muy bien en un panorama totalmente desconocido para todos.

“La cultura y los que trabajan en ella se han dejado más de lado porque la mayoría de los municipios han optado por no hacer ningún tipo de fiesta”  

-En las últimas semanas ha habido diversas movilizaciones en el mundo de la hostelería y la cultura, por ejemplo. ¿Usted cree que se ha dejado a algún sector social abandonado?

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo y las ayudas que ha habido han sido muy positivos, eso es una realidad, y en ese sentido el Gobierno central ha respondido de una forma muy buena. También muchos ayuntamientos han dado ayudas directas y el Gobierno regional ha apoyado igualmente a la población.

Además, esta semana se ha aprobado la propuesta de que el ocio nocturno abra hasta la una de la madrugada en calidad de ‘bares mixtos’, con música y comida, con lo que podremos ayudar al sector.

Sí que es verdad que la cultura y los que trabajan en ella se han dejado más de lado porque la mayoría de los municipios han optado por no hacer ningún tipo de fiesta. En este sentido, es cierto que hay que pensar más en el sector cultural, ya que muchos de ellos apenas han podido facturar este verano. La suspensión de los eventos y espectáculos culturales ha provocado que el sector se encuentre en una situación muy dramática, y creo que, con las medidas adecuadas, la cultura podría haber seguido su actividad. La situación en Cantabria no es mala, y se puede buscar una solución para ayudar a este sector que lo está pasando realmente mal.
 
- ¿Cómo ha podido afectar a municipios como Santoña o Torrelavega el confinamiento que han vivido ambos en el mes de septiembre?

A nivel de hostelería y comercios ha sido un golpe muy duro. Además, hay que sumar el impacto psicológico, y es que después de estar casi tres meses confinados, volver a cerrar es muy difícil.

Los municipios no pidieron a la Federación de Municipios de Cantabria en su momento ningún tipo de ayuda. Pero sí que es verdad que no nos esperábamos el confinamiento de Santoña de una forma tan inesperada, y comunicamos a Sanidad que nos informase de la situación de los lugares más afectados para poder poner una solución sin tener que llegar a aplicar ningún tipo de cordón sanitario o medidas tan restrictivas.

De esta forma, nos reunimos periódicamente cada 15 días con Miguel Rodríguez, el consejero de Sanidad, y su equipo, para informarnos de la evolución en Cantabria. Así, desde la Federación vamos trabajando en base a lo que nos van diciendo.

- En 2019, cuando fue reelegido presidente de la asociación, el órgano de Gobierno de la FMC consideró que "lo mejor" era seguir con el mismo equipo y con la representación de cinco miembros de cada una de las tres fuerzas mayoritarias en Cantabria. ¿Mantiene usted esta postura tras su renovación como presidente en la organización?

Sí, y además ha sido una de las bases para tener el reconocimiento y la presencia que tenemos. Estamos muy unidos, y aunque veníamos de una época más complicada, la Ejecutiva de la Federación funciona muy bien.
 
- ¿Y no habéis tenido discrepancias en los últimos meses? 

Lógicamente estos meses ha habido roces. El más notorio fue con la propuesta de la FEMP de restar al Estado los remanentes de los ayuntamientos a cambio de un 35% de lo que aportáramos y luego nos lo devolvían poco a poco. Después de cinco años como presidente de la FMC fue la primera vez que tuvimos que votar, porque las otras veces siempre habíamos llegado a una unanimidad, y aunque cuatro de los cinco miembros del PSOE votaron a favor, el resto nos posicionamos en contra. Si bien pretendemos que en la Federación se deje atrás el ser de un partido u otro, siempre hay roces, y es algo lógico.

Realmente, estamos muy unidos y, aunque seamos unos de cada partido, nuestro objetivo es el bien común, y es muy importante estar juntos ante la situación que estamos viviendo.

“Los ayuntamientos somos la única administración que no hemos recibido dinero extra para afrontar esta situación” 

- ¿Cuáles son los planes de futuro que tienen en la Federación de Municipios de Cantabria? 
 
Ahora mismo hay una propuesta para utilizar los superávits, pero se sigue negociando, y nosotros a corto plazo necesitamos que se apruebe ya porque hemos tenido muchos gastos extraordinarios. Los ayuntamientos somos la única administración que no hemos recibido dinero extra para afrontar esta situación. Es surrealista. 

El hecho de que los ayuntamientos pudiésemos usar nuestros remanentes de tesorería sería la mejor noticia que podríamos tener ahora mismo. Este miércoles el Gobierno anunció la medida de suspender las reglas fiscales para todas las administraciones tanto para este año como para el 2021 y permitirá que los ayuntamientos puedan recurrir a los remanentes, y todo gracias a las reivindicaciones que hemos hecho para poder disponer de estos ahorros. Es una medida muy interesante, y puede ser muy beneficiosa, pero depende de cómo se aplique y que otros aspectos pueda tener.

Los fondos están esperando, así que lo ideal sería que nos dejasen usarlo. Así, en Cantabria tenemos bloqueados, aproximadamente, 460 millones de euros que no podemos poner en circulación aún. Es un asunto que se lleva pidiendo muchos años, pero ahora, con esta pandemia, es esencial impulsar la economía.
 
 

Comentarios