Sábado 15.12.2018
ENTREVISTA

Manolo Preciado, un ídolo para gimnásticos y racinguistas

Preciado, Sañudo, Quique Setién y Vicky en un partido contra la droga | Foto: Facebook Gimnástica
Preciado, Sañudo, Quique Setién y Vicky en un partido contra la droga | Foto: Facebook Gimnástica

El fútbol cántabro se viste de gala para volver a vivir una jornada cargada de fiesta y emotividad. Gimnástica y Racing se vuelven a encontrar en partido oficial como hicieron por última vez en la temporada 90/91. En aquella ocasión el conjunto santanderino se impuso por 3-1 en los Campos de Sport del Sardinero. Un joven Manolo Preciado daba sus últimas patadas al balón defendiendo los colores blanquiazules antes de empezar una carrera plagada de éxitos en los banquillos de toda España. Su hijo, Manu Preciado, recuerda con cariño el paso del de Astillero por ambos conjuntos.

¿Cómo se vive en el seno de la familia Preciado el derbi del fútbol cántabro?

El Racing de Santander es el equipo donde mi padre se crio y con el que debutó y en la Gimnástica pasó muy buenos años

Mi abuelo ya no está, así que me toca vivirlo sobre todo a mí porque a mi abuela y a mi tía no les gusta ir al campo habitualmente. Son dos equipos a los que tenemos un cariño muy especial. El Racing de Santander es el equipo donde mi padre se crio y con el que debutó y en la Gimnástica pasó muy buenos años. Allí se retiró como futbolista y también vivió su primera experiencia como entrenador.

¿Qué recuerdos guardaba Manolo Preciado de su paso por el equipo torrelaveguense?

Muy buenos. Fue el equipo que le dio la primera oportunidad de sentarse en un banquillo y con los que consiguió un ascenso a Segunda B. Han pasado ya más de 20 años desde aquel hito y aún a día de hoy todos los años el grupo se reúne para hacer una cena. Se trataba de un vestuario muy especial y unido.

¿Cómo crees que se va vivir esta fecha en Cantabria?

Espero que se celebre sin ningún tipo de incidente que vaya más allá de lo deportivo y que haya una buena conducta entre las aficiones. Si todo sale como debe, se tiene que vivir una fiesta.

¿Qué herencia te ha dejado tu padre a la hora de sentarte en un banquillo?

Sobretodo ser normal y junto con mis jugadores y con el trabajo que hacen. Ser un entrenador cercano, trabajador y humilde. Esta temporada estoy entrenando en Ribamontán al Mar, acabamos de ascender y estamos trabajando para poder seguir un año más en Tercera División.

Espero que se celebre sin ningún tipo de incidente que vaya más allá de lo deportivo y que haya una buena conducta entre las aficiones

Por lo que sabes sobre él, ¿cómo hubieras definido el juego de tu padre como futbolista?

Lo he visto poco, pero destacaría que en todo momento aportaba mucha garra, entrega y compañerismo.  Siempre fue capitán en todos los equipos por los que pasó y eso quiere decir algo.

¿Qué sentís al recibir tantas muestras de cariño a lo largo de estos años?

Siempre las recibimos con muchísimo orgullo. Todos los premios que le han dado han sido especiales y para nosotros significa mucho. Con muchísimo orgullo por todos los premios que le han dado, para nosotros sigue significando muchísimo que le recuerden con tanto cariño.

¿Este año será el del ascenso para el Racing?

Sin duda lo va a ser. Después de la liga llegan los playoff que siempre son difíciles pero creo que tienen muchas oportunidades.

Comentarios