viernes 15.11.2019
SUCESOS

Acusan a un médico estadounidense de suministrar vacunas infantiles con saliva de gato y vodka

Se ha abierto una investigación después de que varios proveedores de atención médica alertaran de que los niños estaban recibiendo “versiones orales no aprobadas”.

El médico daba medicinas que contenían saliva de gato
El médico daba medicinas que contenían saliva de gato

Un médico estadounidense ha sido acusado en Chicago por haber suministrado supuestamente vacunas infantiles que contenían saliva de gato y vodka.

El Dr. Ming Lin Te dijo a los investigadores que había estado preparando "vacunas alternativas durante más de una década". Tan sorprendentes declaraciones aparecen recogidas en el diario estadounidense 'The New York Times'.

El departamento de regulación financiera y profesional ordenó una investigación de emergencia debido a la seguridad pública después de escuchar quejas de los proveedores de atención médica sobre que niños estaban recibiendo "versiones orales no aprobadas" de las vacunas infantiles del Dr. Ming Te Lin.

Lo que encontraron alertó aún más de las condiciones en las que trabajaba este médico. Según señala el diario norteamericano, encontraron una clínica sin esterilizar y desordenada y una caja llena de frascos y tubos que utilizaba para sus propias vacunas.

El 'doctor' no informó en ningún momento a sus pacientes sobre los riesgos que suponían sus vacunas y sobre los componentes de las mismas

Según las gráficas, entre los pacientes que acudían a la consulta del doctor detenido y que recibieron las vacunas no aprobadas, aparecen bebés de siete días de edad.

Algunas de sus sorprendentes prácticas era la administración por vía oral o nasal, si el paciente o un miembro de la familia padecía antecedentes de autismo, eczema o trastorno neurológico.

Además, Lin añadió alcohol, y a veces saliva de gato, para los pacientes con alergias, según dijo a los investigadores.

Ninguno de los métodos de Lin está, como es lógico, aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos o considerado como medicina legal y adecuada, lo que ha llevado a su detención y a abrir una investigación para dilucidar la responsabilidad y las consecuencias de estas prácticas 'alternativas'.

El diario explica además que el 'doctor' no informó en ningún momento a sus pacientes sobre los riesgos que suponían sus vacunas y sobre los componentes de las mismas.

El Consejo de disciplina médica tiene previsto reunirse para el próximo 11 de octubre en Chicago para analizar la situación de este doctor, al que han retirado la licencia de médico.

Comentarios