sábado 07.12.2019
CONSUMO

Las aplicaciones de teléfono móvil de transporte ganan terreno al taxi

El precio empuja a uno de cada cinco usuarios a preferir soluciones como Uber o Cabify. Además, ocho de cada diez usuarios se suben en un taxi menos de una vez al mes y un 30% de los españoles afirma utilizar menos ahora este medio de transporte que hace tres años. 

Los trayectos suelen ser más baratos que los taxis tradicionales
Los trayectos suelen ser más baratos que los taxis tradicionales

El paradigma de las vías de transporte ha cambiado de manera decisiva en los últimos años. Si bien todavía es una práctica más frecuente en las grandes ciudades, cada vez son más los usuarios que optan por las nuevas formas de transporte, como el alquiler de vehículos con conductor, y escogen vía App una alternativa al taxi tradicional. El último sondeo del comparador de seguros de coche www.acierto.com muestra que el 18% de los españoles ya apuesta por soluciones como Uber o Cabify. 

Más de la mitad de estos usuarios (un 54%) afirma que su decisión viene motivada por una cuestión de precio, pues los trayectos suelen ser más baratos que los taxis tradicionales. Pero además, un 34% de los usuarios apunta a la comodidad como su principal razón para el uso de estos coches con conductor, bien por la calidad de los vehículos como por los servicios adicionales que ofrece, en este caso, la española Cabify. 

¿Y dónde quedan los taxis? No es una novedad que buena parte de este colectivo ha visto en estas nuevas vías de movilidad una amenaza a un sector que hasta ahora operaba sin competidores, y las principales ciudades españolas han sido escenario de múltiples protestas, como la que se celebraba esta pasada semana en Santander. Sea consecuencia o no de la llegada de estas alternativas de transporte, los datos del sondeo de Acierto.com arrojan una certeza: cogemos menos taxis. Concretamente, un 30% de los españoles afirma utilizar menos ahora este medio de transporte que hace tres años. Además, ocho de cada diez usuarios se suben en un taxi menos de una vez al mes. 

Además, hay más alternativas, cada una para las distintas modalidades de trayecto de los usuarios, de los más cortos interurbanos a los viajes de largo recorrido. Para responder a estas demandas, las nuevas vías de transporte 2.0 no se limitan a la contratación de un vehículo con conductor, sino que se afianza el carsharing. Tanto el modelo de Blablacar, que permite compartir viaje con otros usuarios y así dividir los gastos de gasolina, hasta el de Car2go, mediante el cual el conductor puede alquilar coches que están aparcados por la ciudad y que puede localizar a través de la App. Esta segunda vía es ya utilizada por un 13 % de los habitantes de las grandes ciudades en las que opera, según revela el sondeo. .