jueves 22.08.2019
VIOLENCIA DE GÉNERO

La Junta de Andalucía utiliza actrices de un banco de imágenes y no víctimas reales en su campaña contra el maltrato

Imágenes de la campaña de la Junta de Andalucía y su inserción en otras campañas
Imágenes de la campaña de la Junta de Andalucía y su inserción en otras campañas

La agencia de publicidad Conzeta Publicidad, encargada de la polémica campaña 'Pero la vida siempre es más fuerte' de la Junta de Andalucía (gobernada por PP y Cs con el apoyo del partido ultraderechista VOX) para concienciar sobre la necesidad de que las víctimas de puedan rehacer sus vidas después de sufrir violencia de género, ha confirmado que las mujeres que aparecen en dicha campaña no son víctimas de maltrato, sino que son actrices tomadas de un banco de imágenes y que han sido utilizadas en varios países para campañas tan diferentes como la que realizó una clínica odontológica.

El anuncio de la agencia sale al paso de las numerosas críticas contra la campaña, tanto por parte del PSOE y Podemos como de numerosas voces en redes sociales, que la han tildado de ofensiva para las mujeres que sí son víctimas de violencia de género. En la campaña se puede ver a mujeres sonrientes junto al texto ‘Ella ha sufrido malos tratos. Pero la vida siempre es más fuerte’.

Conzeta Publicidad ha explicado en un comunicado que el spot de televisión de la campaña comienza con un texto que advierte que las mujeres que van a ver a continuación han sufrido malos tratos. Ante este texto, el espectador espera que aparezcan mujeres agredidas, pero lo que ve a continuación son mujeres en situaciones de normalidad y felices. Para la agencia, este es un contrasentido que "sorprende al espectador, transmitiéndole el mensaje de que hay esperanza y que se puede salir si se denuncia". La campaña en sus formatos de prensa y digital presenta el mismo esquema. Mujeres que, como se ha sabido este lunes, no son víctimas de violencia de género, como da a entender el mensaje que acompaña a la imagen, sino actrices, algo que la agencia ha justificado asegurando que en ningún caso podrían haberse utilizado víctimas reales para proteger sus identidades.

Las críticas a estas imágenes no han tardado en llegar. Y es que, como recuerdan varios mensajes, la Junta de Andalucía ha invertido en esta campaña 1.200.000 euros, para finalmente utilizar imágenes prediseñadas y utilizadas en otros proyectos. Otras voces han calificado la campaña de "deleznable" y han exigido la retirada inmediata de los anuncios, y otras directamente han rediseñado los carteles con la imagen real que tendrían esas actrices si hubieran sido víctimas de violencia de género, acompañadas del mensaje ‘Cuando nos maltratan no reímos. Sufrimos y morimos’.

Comentarios