jueves 02.07.2020
MOVILIZACIONES

CCOO y UGT llaman a los cántabros a concentrarse contra la sentencia del TC que permite despidos por bajas justificadas

Los secretarios generales de CCOO Cantabria, Carlos Sánchez, y de UGT Cantabria, Mariano Carmona



Los secretarios generales de CCOO Cantabria, Carlos Sánchez, y de UGT Cantabria, Mariano Carmona





11/26/2019
Los secretarios generales de CCOO Cantabria, Carlos Sánchez, y de UGT Cantabria, Mariano Carmona Los secretarios generales de CCOO Cantabria, Carlos Sánchez, y de UGT Cantabria, Mariano Carmona 11/26/2019

Los sindicatos CCOO y UGT han llamado a los cántabros a concentrarse mañana al mediodía frente a la Delegación del Gobierno contra la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que avala el despido por bajas médicas justificadas y que han calificado de "auténtica aberración".

Concentraciones como ésta se realizarán este miércoles en toda España ante las delegaciones del Gobierno y en Madrid, frente al Parlamento, y en Cantabria se convoca a los trabajadores para que la protesta sea "lo más contundente posible" puesto que la sentencia puede tener "un efecto llamada" en los empresarios ya que se trata de una posibilidad que contempla la reforma laboral, cuya derogación han vuelto a reclamar hoy los sindicatos.

Así lo han advertido en rueda de prensa los secretarios generales de CCOO Cantabria, Carlos Sánchez, y de UGT Cantabria, Mariano Carmona, quienes han alertado de que es posible despedir a un trabajador por ocho días de baja en dos semanas. "Muchos empresarios no lo han utilizado (el artículo 52 D de la reforma laboral que permite este tipo de despidos) porque es pegarse un tiro en el pie", ha señalado Sánchez, quien no obstante ha advertido que la sentencia ha "puesto luz a esta aberración" y puede generar un "efecto llamada". En este sentido, los sindicalistas han afirmado que aún no se han producido este tipo de casos en Cantabria, pero sí en otras comunidades, y han subrayado la "urgente necesidad" de derogar la reforma laboral que recoge esta posibilidad.

Para el secretario general de CCOO, la sentencia es la "cara más ácida, cruel e injusta" de la reforma laboral porque pone la libertad de empresa "por encima de la integridad y la salud de los trabajadores, lo que es una aberración" que debe corregirse "de inmediato". Sánchez ha apuntado además que "por miedo" al despido, los trabajadores "acelerarán" sus procesos de recuperación, lo que implica un aumento de los riesgos laborales y de los accidentes de trabajo, ha dicho.

La sentencia también transmite, a juicio del sindicalista, una sensación de "desigualdad" entre dos derechos de los empresarios, "cada vez más blindados", y los de los trabajadores, "cada vez más desprotegidos". Por ello, los sindicatos ya han anunciado que recurrirán la decisión del TC ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Comisión Europea, aunque han insistido en que la "clave" es la derogación de la reforma laboral.

Además, Sánchez ha advertido que CCOO no negociará un nuevo Estatuto de los Trabajadores sin no se deroga la reforma laboral. Al respecto, Carmona ha precisado que la negociación del nuevo Estatuto de los Trabajadores tiene que hacerse "desde el Estatuto de los Trabajadores", y no puede estar lastrada por la reforma laboral.

Para el líder de UGT, la sentencia del Constitucional es "la gota que ha colmado el vaso" de las reformas laborales, que "solo han hecho destruir empleo y repartir precariedad", por lo que este sindicato espera del nuevo Gobierno "una intención clara de derogar" las reformas e introducir nuevas condiciones que regulen el mercado laboral. Carmona ha advertido que los trabajadores "están hartos de la situación", por lo que los políticos "tienen que empezar a tomarse en serio" sus derechos y "por lo menos garantizar su salud". "O entramos en un equilibro más constante que garantice la negociación colectiva y la redistribución de la riqueza o será un fracaso porque no es sostenible" el modelo actual.

RAZONES CONTRA LA SENTENCIA

Carmona ha indicado las razones por las que el sindicato está en contra de la sentencia que permite despedir a un trabajador por faltas de asistencia al trabajo, incluidas las que se deriven de un proceso de baja laboral por enfermedad común de corta o intermitente duración.

Entre otras ha dicho que rompe la relación entre libertad de empresa y derechos al trabajo y a la integridad física y protección de la salud en perjuicio de la parte más débil; convalida la existencia de un despido sin causa; excluye del derecho al trabajo la estabilidad en el empleo o la conservación del mismo; y convierte la salud del trabajador "en un elemento más del proceso productivo".

En este sentido, Carmona ha enfatizado que la sentencia permite "que no quede ningún ámbito de la esfera de los trabajadores que no pueda ser afectado por la precarización de las relaciones laborales, es decir, que ni siquiera queda a salvo el ámbito de la integridad personal y de la salud".

Finalmente ha dicho que "soslaya el carácter social del Estado" y "ampara un cambio "sustancial del modelo de relaciones laborales en España".

Comentarios