jueves 09.07.2020
BARÓMETRO CIS

Crece la preocupación por el paro, la corrupción y la situación política

Sede del CIS
Sede del CIS

El 76,8% de los españoles consideraba el pasado mes de mayo que la situación política era "mala" o "muy mala", un porcentaje que supone el máximo del año. Así se desprende del último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que también refleja una subida de la preocupación por el paro y la corrupción, que siguen como principales problemas del país.

El estudio publicado este martes se basa en un total de 2.481 entrevistas personales y domiciliarias realizadas entre el 1 y el 10 de mayo en 256 municipios de 49 provincias y tiene un margen de error de más/menos 2%.

En concreto, el porcentaje de quienes descalifican la coyuntura política ha crecido 6,9 puntos desde el pasado mes de enero, cuando marcó un 69,9%, y se anota su máximo desde octubre de 2017, fecha en la que los que la criticaban llegaron al 76,9%. Eso sí, el 76,8% de mayo queda aún muy lejos del 88% que sumaron los que descalificaban la situación política en 2016, el año del gobierno en funciones.

El paro repitió como principal problema nacional con menciones en el 63,6% de los cuestionarios

En el lado contrario, hay un 2,1% de encuestados que considera que la política española va "bien" o "muy bien" y un 3,8% que cree que ha mejorado en el último año, aunque los que opinan al revés superan el 44%. Frente al 12,7% que augura que en los próximos doce meses mejorará hay un 28,2% que hace el pronóstico contrario.

También empeoró el mes pasado la percepción sobre la evolución de la economía: un 6,1% la calificaba como "buena" o "muy buena" frente 7,1% de abril, aunque que los que la juzgaban "mala" o "muy mala" han caído casi un punto y se quedan en un 53,8%. El 21,1% confía en que mejore dentro de un año, pero casi el mismo porcentaje cree que irá a peor.

PARO Y PENSIONES

Con este panorama, el paro repitió como principal problema nacional con menciones en el 63,6% de los cuestionarios, un 1,3 puntos más que en el mes anterior, cuando se anotó su cota mínima desde el estallido de la crisis económica.

Exactamente lo mismo se incrementaron en mayo las alusiones a la corrupción, que sigue en segunda posición en la lista de problemas, con un 39,6%, su máximo desde el pasado mes de julio, cuando un sumó un 45,3%. Días antes del sondeo había dimitido la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes y había sido imputado en el caso Lezo el expresidente madrileño y exministro Alberto Ruiz Gallardón.

La clase política mantiene la tercera plaza, aunque con dos puntos menos que en abril y un 25,4%, y la cuarta es de nuevo para los problemas económicos, con un 20,6%, cayendo seis décimas.

La inquietud por las pensiones, que llevan desde marzo encaramadas a la quinta plaza de esta lista, sigue bajando y se sitúa ya en el 12,4%, 1,2 puntos menos que el mes anterior, cuando el Gobierno de Mariano Rajoy aún no había pactado con el PNV la subida de estas prestaciones que incluyó en los Presupuestos para 2018.

El sexto puesto es para la sanidad (10,1%), y el séptimo para los problemas relacionados con la calidad de empleo, que marca récord, superando el 9,5% que se anotó en enero.

De la sexta a la décima plaza ha caído la independencia de Cataluña, que en abril fue citada en el 11% de los cuestionarios y en mayo se quedó en el 7,2%, su cota más baja desde el referéndum del 1 de octubre de 2017. El trabajo de campo de la encuesta finalizó el día en que se designó a Quim Torra como candidato a la investidura como presidente de la Generalitat.

SIN MENCIÓN A ETA

En los primeros días de mayo ETA, que durante su actividad terrorista casi siempre ocupó el primer lugar de la lista de problemas de España, confirmó su disolución, pero esta decisión no ha tenido incidencia alguna en la encuesta. De hecho la ya extinta banda terrorista lleva meses sin aparecer en este 'ranking' donde sólo figura el terrorismo internacional con un 0,6%.

Además, el barómetro del CIS de mayo ha dejado un récord histórico, el del 6,8% de entrevistados que citan a la Administración de Justicia como un problema tras conocerse a finales de abril la sentencia por abuso sexual contra los cinco miembros de 'La Manada', que fueron absueltos del delito de agresión sexual. Además, ese mes se duplicó el porcentaje que quienes citan la violencia contra la mujer como una de sus inquietudes sumando un 3,4%.

La lista de problemas subjetivos, los que más afectan personalmente a los sondeados, la lidera también el paro (33%), seguido de los problemas económicos (22,1%), las pensiones (16%), la corrupción (11,7%) y la calidad de empleo (10,4%).