jueves 25/2/21
TURISMO

Lo que debes saber si viajas a Inglaterra tras el Brexit

Aeropuerto Seve Ballesteros. Foto: edc
Aeropuerto Seve Ballesteros. Foto: edc

La polémica salida del Reino Unido de la Unión Europea ha traído consigo novedades para todos los ciudadanos, independientemente de su país de residencia. Sin embargo, lo que está claro es que, tras ese 'divorcio' entre Inglaterra y la UE que tuvo lugar el pasado 31 de diciembre, todos aquellos que viajen o hagan negocios en el país anglosajón estarán sometidos a nuevas reglas.

De esta forma, desde el 1 de enero de 2021, aquellos que quieran viajar al Reino Unido tendrán que seguir una serie de cambios que trae la 'era pos-Brexit'.

En primer lugar, aquellos ciudadanos europeos que trabajen y residan en el Reino Unido podrán seguir en el país siempre y cuando hayan llegado antes del 31 de diciembre y, además, tendrán que solicitar un documento de residencia. Sin embargo, la solicitud de esta acreditación puede hacerse hasta el día 30 de junio de 2021.

Por otro lado, los ciudadanos que vayan a Reino Unido por motivos de negocios no tendrán que pedir un visado puesto que se podrá visitar el país para periodos de hasta seis meses para hacer turismo o actividades empresariales. Además, a partir de este día 1 de enero, Reino Unido pondrá a disposición de sus visitantes un sistema migratorio por puntos en el que se dará prioridad a los habitantes con habilidades determinadas. En este sentido, sí que será necesario un visado para trabajar de forma continuada. Asimismo, este documento también se solicitará a los estudiantes que pasen más de seis meses en el territorio anglosajón.

También es preciso destacar que, en este contexto, el Reino Unido ha decidido salir del programa Erasmus, por lo que los intercambios de este tipo quedan excluidos. No obstante, el Gobierno británico ha comunicado que quiere preparar su propio plan, cuyo nombre será Turing, en honor al matemático inglés Alan Turing.

Siguiendo en esta línea de cambios en la nueva 'era pos-Brexit', se podrá utilizar el DNI para viajar entre España y Reino Unido hasta el 30 de septiembre. A partir de entonces, todos aquellos que viajen al país deberán hacerlo obligatoriamente con pasaporte.

La sanidad seguirá estando cubierta para aquellos turistas que acudan de forma temporal al país. Sin embargo, para las estancias de más de seis meses, el Reino Unido tiene previsto imponer un recargo sanitario en la emisión de los visado. En este sentido, el Gobierno británico ha adelantado que este es reembolsable en el caso de estudiantes y trabajadores transfronterizos.

En cuanto al roaming y las comunicaciones, lo cierto es que la legislación europea dejará de aplicarse en el Reino Unido, por lo que las empresas británicas decidirán si aplicarán cargos por itinerancia a los ciudadanos procedentes de la UE o no.

Además, las empresas de exportación no se verán obligadas a pagar aranceles, si bien sí que tendrán que hacer más papeleo. De hecho, aunque tanto la Unión Europea como el Reino Unido se hayan comprometido a reducir los trámites al mínimo, al pasar el país anglosajón ha salido de un mercado único, por lo que los productos de ambos lados del Canal se verán obligados a pasar tanto controles controles como formalidades aduaneras.

Asimismo, estos nuevos cambios de la 'era pos-brexit' también afectan al transporte aéreo puesto que las aerolíneas inglesas dejarán de ser compañías europeas y no tendrán los mismo derechos de tráfico en el espacio comunitario. De esta forma, esas empresas podrán actuar en el cielo europeo y hacer traslados a la UE. Sin embargo, no se podrán unir dos ciudades de un mismo país, de la propia UE, ni unir tres ciudades diferentes (aunque se encuentren fuera del territorio europeo). 

En concreto, en el caso de Cantabria, esta medida afectaría a vuelos al Reino Unido desde el aeropuerto Seve Ballesteros en Santander. En este sentido, Iberia y Vueling son dos compañías asiduas que, a pesar de pertenecer al grupo británico IAG, han defendido su pasaporte español. 

Comentarios