jueves 21.11.2019
LABORAL

Despiden a un hombre que pidió días libres para donar a su hija parte de su hígado

El trabajador perdió su empleo una semana antes de la intervención de la pequeña, cuya vida “dependía de que yo le donara” el órgano.

Un hombre ha sido despedido por pedirse días libres para donarle parte de su hígado a su hija
Un hombre ha sido despedido por pedirse días libres para donarle parte de su hígado a su hija

Según la Asociación Española de Ayuda a Niños con enfermedades hepáticas y trasplantados hepáticos (Hepa), no es un caso aislado, pero desde luego sí ha generado más polémica que en otras ocasiones. Según una campaña de la asociación a través de change.org, que ya tiene más de 267.000 firmas de apoyo, un padre pidió unos días de baja y otros de vacaciones para desplazarse a Madrid y someterse a una operación. Iba a donar parte de su hígado para su hija. "Su vida dependía de que yo le donara parte de mi hígado", asegura esta persona.

Sin embargo, a una semana de la intervención le llamaron desde su puesto de trabajo y le despidieron. "Lo que me dolió fueron sus palabras: Así podrá usted dedicarse mejor a cuidar a su hija", cuenta este hombre.

El testimonio se recoge en la mencionada campaña, que pretende impedir que un donante "cobre menos o sea despedido del trabajo" por no estar protegido por una baja laboral. 

Tal y como explican desde Hepa, "un porcentaje muy alto de los padres que han donado, han tenido problemas laborales y han sido muchos los casos donde se ha perdido el puesto de trabajo”. Es por esto que desde la asociación se anima al público a firmar esta petición: "Queremos que estos donantes sean equiparados a una embarazada, situación a la que también se accede voluntariamente. De esta manera el trabajador no vería afectada su nómina ni perdería su puesto de trabajo. Y la empresa no tendría que pagar los seguros sociales en el tiempo de baja ni la persona que sustituye al donante".

En la citada campaña se recoge un segundo caso, el de un padre que llevó a su puesto laboral los justificantes de las pruebas médicas por los días de ausencia y se encontró con la siguiente respuesta: "eran pruebas voluntarias, que no estaba enfermo y que no podían aceptar la justificación, que la solución era pedir una excedencia".