jueves 09.04.2020
SUCESOS

Detenido un joven de 19 años por violar varias veces y pegar brutales palizas a su novia de 18

La víctima ha relatado a la Policía Nacional que el agresor le dijo que si tenían relaciones sexuales con él, dejaría de pegarle.

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 19 años de nacionalidad boliviana por un presunto delito de agresión sexual y malos tratos en el ámbito familiar. La víctima, de dieciocho años de edad, manifestó a la Policía que estaba en casa de un amigo de su actual pareja en Pamplona, acompañada de su novio y del amigo del novio. 

Según el relato, los tres estaban bebiendo cuando su novio se enfadó con ella, se levantó y se fue del lugar. La chica contó cómo fue detrás de su pareja para tratar de calmarlo, momento en que el agresor la sujetó por el cuello de forma violenta para agredirla físicamente hasta que el amigo común de la pareja llegó para recriminar esta acción y mediar entre ambos, publica Navarra.com.

Tras este primer ataque, el agresor abandonó en solitario el domicilio, marchándose también del lugar la mujer agredida, para dirigirse a casa de un familiar. Aun así el presunto autor de los hechos continuó con sus acciones, insultando reiteradamente a la víctima por teléfono.

La mañana siguiente, víctima y agresor contactaron de nuevo personalmente, momento en el que el detenido hizo uso de la fuerza, se llevó a su pareja a su domicilio y una vez en la habitación del propio agresor, le advirtió a la joven que guardara silencio. Comenzó de nuevo a golpearla en rostro y cuerpo.

Según relata la víctima, el agresor le dijo que si tenían relaciones sexuales con él, dejaría de pegarle. La víctima se negó y el agresor le bajó los pantalones penetrándola violentamente, hasta que ella consiguió zafarse de su pareja, momento en que el agresor le dijo que la dejaba porque le daba asco, aunque continuó golpeándola nuevamente.

En un momento dado, la víctima consiguió salir de la habitación y llegar donde estaba la madre de su novio, hasta que contactó con un familiar que la recogió en el domicilio del agresor y la llevó a su casa hasta que posteriormente se hizo cargo de la investigación la Policía Nacional.

Una vez conocidos estos hechos y tras establecer el correspondiente operativo policial, los agentes de la unidad especializada procedieron a la detención del presunto agresor, siendo trasladado a la Jefatura Superior de Policía. Allí se elaboró el correspondiente atestado policial, que fue puesto a disposición judicial junto con el presentado como detenido.

Es de reseñar que esta pareja de jóvenes llevaban cuatro meses de relación, y ésta era la tercera vez que el detenido la agredía físicamente y la segunda vez que la agredía sexualmente, según lo manifestado por la víctima.