domingo 31.05.2020
AEROLÍNEAS

Fomento abre un expediente informativo a Ryanair por la cancelación de casi 2.000 vuelos

FACUA ha pedido a AESA que sancione a la compañía por esta replanificación de su operativa, y Bruselas ha asegurado que vigilará que se cumplen las normas europeas, incluidas las compensaciones.

Fomento abre expediente informativo a Ryanair
Fomento abre expediente informativo a Ryanair

El Ministerio de Fomento ha anunciado la apertura de un expediente informativo a la aerolínea Ryanair para verificar el estricto cumplimiento de los derechos de los pasajeros al tiempo que le ha solicitado información detallada sobre sus planes en la programación de vuelos con origen o destino España, según informó el Ministerio de Fomento.

La compañía aérea irlandesa Ryanair ha anunciado recientemente la replanificación de su operativa hasta la finalización de la temporada de verano, lo que supondrá la cancelación de entre 1.500 y 2.000 vuelos en las próximas seis semanas.

La compañía está avisando a todos los pasajeros afectados, ofreciendo la posibilidad de reembolsar el 100% del precio del billete o su reubicación en un vuelo posterior.

En España la medida ha afectado a algunos vuelos en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, sin que hasta el momento se hayan producido incidentes.

Facua sostiene que la compañía debe compensar automáticamente a los afectados según los parámetros contemplados en el propio reglamento Reglamento CE 261/2004

Ante esta situación el Ministerio de Fomento ha anunciado la apertura de un expediente informativo para comprobar que se cumplen los derechos de los pasajeros y ha solicitado a la compañía información detallada sobre sus planes de programación.

Asimismo el ministerio dirigido por Íñigo de la Serna, a través de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), ha publicado en su página web una nota divulgativa informando de sus derechos a todos los pasajeros de Ryanair que se vean afectados por las cancelaciones de la compañía en nuestro país.

FACUA PIDE SANCIONES

Por su parte, FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a Ryanair ante a la AESA después de que la aerolínea haya anunciado la cancelación de los vuelos. La asociación reclama al organismo, dependiente del Ministerio de Fomento, que abra un expediente sancionador a la compañía por esta anulación masiva de trayectos, que la propia empresa justifica en la necesidad de "recuperar" la puntualidad perdida debido a huelgas, condiciones meteorológicas y el aumento de vacaciones de pilotos y personal de cabina, una argumentación que Facua tacha de "inaceptable".

Por ello, pide a la AESA que vele por el cumplimiento del Reglamento CE 261/2004, sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos. Según esta norma, los afectados tendrán derecho a una compensación por parte del transportista aéreo encargado de efectuar el vuelo salvo que se cumplan determinadas excepciones.

La primera, que "se les informe de la cancelación al menos con dos semanas de antelación". La segunda, que el aviso se produzca "entre dos semanas y siete días y se les ofrezca un transporte alternativo que les permita salir con no más de dos horas de antelación con respecto a la hora de salida prevista y llegar a su destino final con menos de cuatro horas de retraso con respecto a la hora de llegada prevista".

Por último, que la advertencia llegue "con menos de siete días de antelación con respecto a la hora de salida prevista y se les ofrezca tomar otro vuelo que les permita salir con no más de una hora de antelación con respecto a la hora de salida y llegar a su destino final con menos de dos horas de retraso con respecto a la hora de llegada".

DAÑOS Y PERJUICIOS

De no cumplirse ninguna de estas tres excepciones, Facua sostiene que la compañía debe compensar automáticamente a los afectados según los parámetros contemplados en el propio reglamento Reglamento CE 261/2004.

La Federación critica que Ryanair no esté informando adecuadamente a los usuarios afectados sobre sus derechos legales, y recuerda que la compañía está obligada a reembolsar el importe íntegro del billete si no reubica al afectado en un vuelo alternativo.

Además del Reglamento, el consumidor puede reclamar daños y perjuicios sufridos, como por ejemplo las conexiones aéreas que no se hayan podido completar, así como los gastos de hotel y comida que el pasajero se haya visto obligado a afrontar por culpa de la cancelación de su trayecto.

La única información que la compañía se ha limitado a publicar en su web ha sido el listado de vuelos cancelados para este lunes, martes y miércoles, teniendo muchos de ellos como punto de partida o llegada aeropuertos españoles, caso de Madrid, Barcelona o Sevilla.

CAUSAS IMPUTABLES A LA COMPAÑÍA

La asociación subraya que Ryanair justifica sus cancelaciones en base a circunstancias que son previsibles, y en ningún caso de fuerza mayor. Se trata, sostiene, de causas que obedecen a cuestiones organizativas de nivel interno, achacables al propio funcionamiento de la aerolínea, cuyas consecuencias en ningún caso deben soportar.

Asimismo, recuerda que la Ley 21/2003, de Seguridad Aérea, obliga a las compañías a "asegurar la continuidad en la prestación de los servicios", y contempla como infracción "muy grave" el hecho de que "se haya causado la suspensión no justificada" de dicha prestación.

La asociación insta a todos aquellos pasajeros afectados que consideren haber sufrido cualquier tipo de daño, con independencia de su naturaleza, bien sea patrimonial o moral, debido a la cancelación de su vuelo, a que reclamen directamente a Ryanair el resarcimiento de los mismos.

COMISIÓN EUROPEA

La Comisión Europea ha asegurado este lunes que vigilará que la aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair cumple con la normativa comunitaria por la cancelación de decenas de vuelos diarios hasta octubre, lo que incluye el pago de compensaciones en determinadas circunstancias.

"Nuestra preocupación es que los derechos de los pasajeros se respeten y hay reglas par ello, así que debemos comprobar si Ryanair cumple con todo ello", ha indicado en una rueda de prensa el portavoz comunitario de Transportes, Enrico Brivio.

"Las aerolíneas que operan en la Unión Europea deben respetar las normas europeas. Los pasajeros cuyos vuelos son cancelados tienen un amplio paquete de derechos, incluido el derecho a reembolso, reprogramación de vuelo o retorno y, también en algunas circunstancias, el derecho a compensaciones", ha resumido el portavoz.

COMPENSACIONES DE 600 EUROS

La normativa comunitaria prevé compensaciones de entre 250 y 600 euros -en función de criterios como la distancia de la ruta- por la cancelación de un vuelo, si la aerolínea no advierte al pasajero de la anulación con más de dos semanas de antelación ni acuerdan una solución alternativa.

La compañía tiene alternativas como el reembolso total del pasaje anulado u ofrecer un vuelo alternativo al pasajero siempre que no altere más de dos horas la salida con respecto al itinerario previsto o la llegada más de cuatro horas. Además deberá informar de estos cambios con antelación, a más tardar una semana antes del vuelo comprado por el pasajero.

Brivio ha subrayado en cualquier caso que le corresponde a las autoridades nacionales velar por que se apliquen correctamente las reglas europeas que asisten a los consumidores, aunque la Comisión "vigila" que dichas normas se cumplen.

El portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, ha matizado que el derecho sobre la protección del consumidor "se ejerce a nivel nacional", por lo que los pasajeros que quieran presentar una queja contra la aerolínea porque crean que se han vulnerado sus derechos deberán hacerlo ante las autoridades nacionales.