martes 17.09.2019
machismo

El gimnasio acusado de publicidad sexista asegura que allí “paga igual una gorda que una que esté buena"

Cartel de Hammer Fitness
Cartel de Hammer Fitness

El gerente del gimnasio Hammer Fitness, denunciado por FACUA Sevilla ante la Junta de Andalucía por supuesta publicidad "sexista", al promocionar una clase mediante la imagen de una mujer en ropa interior, ha negado que incurra en tal extremo, ha defendido que promueve "la inserción laboral y deportiva de la mujer" y ha anunciado acciones legales contra dicha entidad. 

Para FACU este es un tipo de publicidad que "cosifica el cuerpo de las mujeres, utilizándolas como un reclamo sexual", mientras que el gerente del gimnasio, Miguel Ángel Martín, ha señalado a Europa Press que "la publicidad no es sexista porque es una clase para mujeres en la que sólo pueden entrar mujeres".

Asimismo, ha agregado que al gimnasio no le consta "ninguna denuncia" al respecto y ha insistido en que desde el centro deportivo se van a "emprender acciones legales" contra la asociación de consumidores y usuarios. 

En cuanto al argumento proporcionado por FACUA, en el que se indica que el gimnasio promociona una serie de invitaciones a los socios para traer "a una amiga" con el "objetivo utilizar a las mujeres como un mero objeto publicitario con el que atraer a más hombres", el gerente alega que "no tiene sentido" porque el centro deportivo promueve precisamente "la inserción laboral y deportiva de la mujer". 

el gerente alega que el centro deportivo promueve precisamente "la inserción laboral y deportiva de la mujer"

Al respecto, ha señalado que el centro "cuenta con una sala sólo para mujeres, separada del resto del gimnasio para evitar los acosos de gimnasios" y ha asegurado que "es el centro de Sevilla que tiene más porcentaje de mujeres, el 68% de los socios". Igualmente, ha defendido que el "80% " de la plantilla son mujeres. En cuanto a la campaña publicitaria, Miguel Ángel Martín la ha calificado como "muy buena" y ha criticado que FACUA "ha aprovechado ese tirón para coger publicidad".

Ante la pregunta de si cuenta con una tarifa de precios diferentes para hombres y mujeres, extremo denunciado también por la Asociación, ha defendido que se trata de una medida positiva porque "la mujer lo tiene mucho más difícil para hacer deporte", pues "es siempre la que no tiene con quien dejar a los niños". Así, el gerente del gimnasio ha defendido que el centro está "enfocado a las mujeres", detallando que este negocio cuenta con una tarifa dual, con un precio de 60 euros en caso de tratarse de dos hombres y de 45 si figura una mujer.

"En nuestro centro es impensable que alguien moleste una mujer", ha defendido el gerente, al tiempo que ha argumentado que "la mujer tiene muchos más beneficios" y en el centro deportivo "paga igual una gorda que una que esté buena", pues "esa es la diferencia de acusarnos de sexismo". 

Por su parte, FACUA ha solicitado al Servicio Provincial de Consumo de la Junta de Andalucía que inicie un expediente sancionador contra Hammer Fitness, por la emisión de "publicidad sexista y vejatoria hacia las mujeres", avisando de que la Ley General de Publicidad prohíbe "los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, bien su imagen asociada a comportamientos estereotipados que vulneren los fundamentos de nuestro ordenamiento".