lunes 16.09.2019
SUCESOS

La Guardia Civil busca al responsable de quemar un perro en Puertollano

Pide la colaboración ciudadana a través de una foto en la que se ve el cuerpo del animal, que ha aparecido sobre los restos de una hoguera hecha con cartones, maderas y otros elementos.

La Guardia Civil busca al responsable de quemar a un perro
La Guardia Civil busca al responsable de quemar a un perro

La Guardia Civil ha pedido la colaboración ciudadana para dar con el paradero de la persona que quemó a un perro en Puertollano (Ciudad Real) para lo cual pueden llamar al 062.

La petición va acompañada de una imagen publicada en Twitter en la que se ve al animal con el cuerpo medio calcinado, sobre los restos de una hoguera y con lo que parecen cartones, maderas y otros elementos para prenderlo fuego.

Este nuevo acto de brutalidad contra los animales se produce después de que el pasado 1 de febrero, la asociación de activistas DHE de Puertollano denunciara en las redes sociales la muerte de tres cachorros a botellazos.

El cuerpo medio calcinado del animal ha aparecido sobre los restos de una hoguera y con lo que parecen cartones y maderas

En ambos casos, la asociación DHE de Puertollano ha presentado denuncias para llevar estos actos criminales a la vía penal.

Además de estos deleznables hechos, el pasado lunes, 8 de febrero, agentes del Seprona de la Guardia Civil Huesca informaban de la detención de un hombre de 56 años, como supuesto autor de un delito de maltrato animal, tras encontrar en una finca próxima a Sabiñánigo un perro encerrado en un pequeño habitáculo que había muerto de inanición.

La patrulla del Seprona de Jaca recibió un aviso el pasado 28 de enero, y tuvo que localizar el lugar donde se encontraba el animal al que encontraron tumbado y en un estado a simple vista lamentable, según informó en una nota de prensa la Guardia Civil.

Tras romper el candado que cerraba la puerta recuperaron al animal, un perro de unos 7 meses de edad, ya fallecido, famélico y con evidentes síntomas de desnutrición.

Por parte del Seprona se instruyeron las correspondientes diligencias policiales, entregando el cuerpo del animal debidamente precintado en el centro de recuperación de fauna silvestre de La Alfranca, para practicarle la necropsia, que concluyó que el animal sufrió una muerte lenta y agónica, con su masa muscular reducida a la mínima expresión y las uñas de las patas delanteras totalmente desgastadas como consecuencia de su intento desesperado por escapar de su cautiverio, además de presentar numerosos parásitos.

Las diligencias instruidas junto con el detenido fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaca, el cual decretó la libertad con cargos.

Comentarios