Sábado 16.02.2019
SUCESOS

Hallan una bolsa de chucherías del niño de dos años que cayó en un pozo y al que se continúa intentando rescatar

Dispositivo de rescate del niño que cayó en el pozo
Dispositivo de rescate del niño que cayó en el pozo

Las labores para rescatar al niño de dos años que este pasado domingo cayó en un pozo de más de 100 metros de profundidad en Totalán (Málaga) continúan. Además, en los trabajos llevados a cabo durante toda la noche sin descanso han hallado una bolsa de chucherías que el menor llevaba, además de que se ha localizado un vaso. Un operativo conformado por un centenar de personas continúa el rescate, que se prolonga desde las 14:00 horas de este pasado domingo, cuando ocurrieron los hechos.

Los trabajos realizados han permitido llegar a más de 75 metros de profundidad, donde se localizó una acumulación de tierra y se continúa trabajando en el pozo para rescatar al menor. Así, han localizado la bolsa de chucherías, que se ha extraído está pasada noche. De igual modo, se ha localizado un vaso. "El problema es que sigue cayendo material, se compacta, es húmedo, y la zona es fría... en definitiva, no es fácil seguir rastreando ahí", ha explicado la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, que ha dejado claro, no obstante, que se continúa profundizando.

Gámez, que se ha desplazado al lugar, ha explicado en declaraciones a los periodistas que los trabajos técnicamente "son muy complicados y muy complejos". Además, ha incidido en que "se están valorando todas las alternativas técnicas posibles para poder acceder, localizar y rescatar", confiando, de igual modo, en tener buenas noticias.

"Estamos dedicando el máximo de nuestra energía y de nuestro esfuerzo por parte de Guardia Civil, de bomberos, de 112, Protección Civil... Todo el dispositivo está al máximo", ha agregado, explicando, además, que se cuenta con el ofrecimiento y ya se ha contactado a lo largo del día de ayer domingo y de la noche con numerosas empresas que están ofreciendo soluciones técnicas. Ha reconocido, al respecto, que no se está preparado técnicamente para rescatar un cuerpo en un espacio tan estrecho pero "existen tecnologías para acceder a sitios estrechos y profundos, como es el caso, y todas se están teniendo en cuenta". Eso sí, ha hecho hincapié en la precaución que hay que tener, ya que no se tratar solo de llegar sino de conservar el hueco en la zona que se pueda rescatar: "No hemos desechado ninguna alternativa".

Gámez ha explicado que hasta el momento se ha podido sacar unos 30 centímetros de tierra, y "ya se ha dado en una zona dura". Por ello, ha continuado, se debe ahora mismo probar otras alternativas. "Es decir, paralelamente se analizan todas las posibles y secuencialmente se prueban, dentro de lo menos agresiva para tener todo el cuidado posible", ha detallado. En este punto, ha dejado claro que "todo el esfuerzo está puesto. No faltan ni medios humanos ni técnicos de lo que sepamos disponible", agradeciendo, de igual modo, el ofrecimiento de empresas y profesionales.

También ha dicho que los padres han estado durante toda la noche, pese a que se les aconsejó que descansaran. Al respecto, la subdelegada del Gobierno ha señalado que están muy cerca de ellos y les han traslado "la tranquilidad de que toda la información que tengamos se la vamos a trasladar primero a ellos". Según Gámez, la prioridad es "poder acceder y localizar" al menor y ha añadido que "todas" las alternativas se están valorando desde el punto vista técnico. "Ahora lo que nos tenemos que dedicar es a seguir trabajando", ha concluido.

Así, este pasado domingo el 112 recibió un aviso de la caída de un menor de dos años por un agujero en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona. Según informó la Subdelegación, se trata de un orificio de prospección para buscar agua de pequeño diámetro. Se ha activado un operativo para rescatar al pequeño formado por miembros del Consorcio de Bomberos de Málaga (CPB), efectivos de la Guardia Civil, incluido el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña; el Grupo de Especialidades Subacuáticas (GEAS); de la Policía Nacional y Local, y de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).

Además, se ha solicitado la asistencia del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres (Giped) del Colegio de Psicólogos de Andalucía y también se han desplazado hasta el lugar técnicos del centro coordinador de Emergencias 112 en Málaga.

Comentarios