sábado 04.07.2020
CORONAVIRUS

La Iglesia ingresa 20 millones de euros al mes solo por las colectas de las parroquias para “pagar el sueldo al cura”

Iglesia de Santa Lucía de Santander
Iglesia de Santa Lucía de Santander

20 millones de euros al mes. 240 millones de euros al año. Eso es lo que ingresa la Iglesia Católica en España solo por las aportaciones de sus fieles en las parroquias. Aportaciones que no van a obras benéficas ni a proyectos de caridad, sino a “pagar el sueldo al cura”. Por supuesto, en estas cantidades no están incluidas las entradas que hay que pagar para acceder a muchos espacios religiosos ni las cantidades que cada año se destinan a la Iglesia desde la Declaración de la Renta.

Así lo ha revelado este lunes la Conferencia Episcopal Española (CEE), quien ha hecho un llamamiento a los católicos para que hagan donaciones en esta época de pandemia de la COVID-19, cuando muchos ciudadanos se han ido a ERTE, cobran una prestación por desempleo y tienen dificultades para llegar a final de mes. A pesar de la situación que viven miles de personas, la CEE ha hecho esta petición porque tienen que "pagar el sueldo al cura" y porque "la Iglesia no vive del aire".

"La principal fuente de financiación de las parroquias tienen que ser las aportaciones de los fieles. Los fieles tienen que pagar el sueldo al cura y tienen que pagar las instalaciones, tienen que colaborar con su esfuerzo y también económicamente. Esa cultura la tenemos que plantear", ha indicado el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, este lunes 18 de mayo en rueda de prensa telemática.

La Iglesia ha recordado, en este sentido, que desde que se decretó el estado de alarma han dejado de pasar el cepillo ya que no hay misas. Al menos el cepillo físico, porque sigue recaudando aportaciones a través del cepillo virtual, el portal donoamiiglesia.es, consiguiendo en estos dos meses 1,6 millones de euros. Según los cálculos realizados por Europa Press, a partir de las estimaciones de la CEE, la Iglesia española habría dejado de ingresar en este tiempo unos 38,4 millones de euros.

Giménez Barriocanal ha comentado que cuando un párroco explica a sus feligreses la situación, estos "caen en la cuenta de que la Iglesia no vive del aire" y entienden que hacen falta donaciones para "el mantenimiento de los espacios" o "el sueldo del cura". Por ello, ha pedido a los fieles que más allá de las donaciones puntuales, se "comprometan" a donar una cantidad periódicamente a su parroquia, al igual que están suscritos a plataformas de televisión o de música.

Comentarios