miércoles 18.09.2019
SUCESOS

Los jóvenes de la violación de San Fermín pidieron una habitación de hotel a los 15 minutos de conocer a la chica

Un nuevo testigo, vigilante del Hotel Europa, asegura que intentaron reservar una estancia “para follar”.

Vista de la calle Espoz y Mina de Pamplona, con la Plaza del Castillo al fondo y el Hotel Europa a la derecha
Vista de la calle Espoz y Mina de Pamplona, con la Plaza del Castillo al fondo y el Hotel Europa a la derecha

Las declaraciones en el caso de los cinco jóvenes andaluces que, presuntamente, violaron a una joven en San Fermín han vuelto a arrojar luz sobre los hechos. Según publica Navarra.com, los cinco chicos, que actualmente se encuentran en prisión, acudieron al Hotel Europa para intentar coger una habitación “para follar”. Unos hechos que, en teoría, ocurrieron a los 15 minutos de conocer a la chica.

Así lo ha relatado el vigilante del hotel, después de que la Policía Foral y la Policía Municipal hayan revisado decenas de horas de grabaciones de cámaras de seguridad del centro de Pamplona para conocer con exactitud el recorrido que hicieron los cinco chicos y la joven madrileña que denunció los hechos.

En dichas grabaciones se puede ver al grupo de cinco chicos junto a la chica en la calle de Espoz y Mina sobre las 3:00 horas de la noche del 6 al 7 de julio, a sólo unos metros de donde unos minutos antes se habían conocido, en un banco de la Plaza del Castillo junto a la bajada de Javier.

Hasta el momento, se conocía, según el relato de la denunciante, que todos juntos, en grupo, habían caminado desde la Plaza del Castillo hasta el Hotel Leyre. Posteriormente caminaron en sentido contrario, llegaron a la calle Paulino Caballero y, en el portal número 5, se produjeron los hechos. 

Ahora, el nuevo testigo del caso, que tendrá que comparecer en unos días ante el juez, ha señalado dos meses después de los hechos que un grupo numeroso de jóvenes (unos 5 varones) con acento andaluz se le aproximaron preguntándole si tenía una habitación libre para unas horas o para toda la noche, ya que buscaban una habitación "para follar", según palabras textuales aportadas por el testigo y recogidas por este medio.

El vigilante ha explicado a la policía que junto a los cinco hombres había una chica en posición más atrasada con la que él no llegó a hablar en ningún momento. El vigilante le señaló al grupo que no había ninguna habitación en ese momento y les informó que podían acudir a preguntar en otros hoteles próximos, el hotel Leyre o el hotel Yoldi. 

De hecho, el grupo se dirigió luego hasta el hotel Leyre, donde intentaron también sin éxito acceder al establecimiento. 

Comentarios