jueves 09.04.2020
TRIBUNALES

El juez que pidió absolver a ‘La Manada’ fue sancionado cuatro veces por retrasos en sus resoluciones

Ricardo González durante el juicio
Ricardo González durante el juicio

El juez que firmó el voto particular de la sentencia de 'La Manada', Ricardo González, fue sancionado hasta en cuatro ocasiones por retrasos en sus resoluciones entre finales de los años noventa y el 2000, cuando era titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Bilbao.

Según las sentencias del Tribunal Supremo, las sanciones impuestas sumaron más de 350.000 pesetas de multa y una de ellas supuso la suspensión por un periodo de seis meses debido a la comisión de una falta muy grave de retraso injustificado y reiterado en la tramitación y resolución de procesos. 

"La labor del Consejo es asegurar que quien ejerce la jurisdicción está en pleno ejercicio de sus facultades", ha afirmado el ministro

“ALGÚN PROBLEMA SINGULAR”

En relación a este suceso, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha criticado el voto particular que emitió este magistrado de la Audiencia Provincial de Navarra y en el que pedía la libre absolución de los acusados, pues no encontraba que estuviera probado el abuso sexual continuado por el que condenaba el resto del tribunal. 

Así, ha asegurado que en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y en los profesionales de la justicia en la comunidad autónoma en general, "todos saben" que Ricardo González, tiene "algún problema singular" y opina que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debió actuar "preventivamente". 

"Me sorprende sobre todo entre los miembros de la carrera que conocen el caso, que cuando todos saben que alguna persona tiene algún problema y tiene una situación singular, el Consejo no actúe y luego se produzcan resultados singulares. Eso se podría haber evitado", ha señalado en declaraciones a Cope recogidas por Europa Press. 

Asimismo, ha afirmado que sería por su parte una frivolidad afirmar sin más datos, y que ese juez debería estar inhabilitado, a la vez que ha incidido en que "la labor del Consejo es asegurar que quien ejerce la jurisdicción está en pleno ejercicio de sus facultades". "A mí me han dicho que es una persona que ha tenido algunos expedientes, que tiene algún problema", ha añadido.

Ante las declaraciones del ministro de Justicio, el Consejo General del Poder Judicial, a través de un vocal, ha negado que exista alguna “actuación disciplinaria contra el magistrado González".

"El Consejo no ha actuado porque no ha habido ninguna actuación disciplinaria contra el magistrado González", ha sentenciado el vocal, quien ha asegurado que "no había ningún motivo" para tomar medidas sobre ese magistrado antes de su intervención en el juicio.