lunes 28/9/20
Nacional

El marido de la directora de la DGT declara que no se ha lucrado en nada

La adjudicación de proyectos por parte de la DGT a la Universidad de Zaragoza lleva al Ministerio del Interior a abrir una investigación.

La directora de la DGT, María Seguí
La directora de la DGT, María Seguí

Francisco López Valdés, marido de la responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), María Seguí, ha asegurado que no ha recibido "ni un solo euro" por las presuntas adjudicaciones "a dedo" a proyectos para los que él estaba trabajando.

López Valdés ha declarado, en una entrevista con Diario de Navarra, que durante su trabajo en la Universidad de Zaragoza cobraba el sueldo correspondiente a una beca de la Unión Europea que le exigía "exclusividad". "No me he lucrado de nada", ha añadido López Valdés, doctor en Ingeniería Mecánica, que vivió un año en Pamplona.

Después de que el Ministerio del Interior haya abierto una investigación por la adjudicación por parte de la DGT de tres proyectos a la Universidad de Zaragoza en 2012, Francisco López Valdés ha asegurado que él no tenía "ni voz ni voto en lo que pasaba" y ha sostenido que le pagaba la Universidad de Zaragoza, "pero vía Unión Europea y participaba en los proyectos según se me pedía, pero, insisto, no me he lucrado de nada".

Le pagaba la Universidad de Zaragoza, "pero vía Unión Europea y participaba en los proyectos según se me pedía, pero, insisto, no me he lucrado de nada"

Así, ha asegurado que la adjudicación de los proyectos de la DGT no afectaba a su salario. "Es una acusación torticera. Autorizo ahora mismo a que se desvele toda la información económica relativa a mi relación con la universidad. No sé si todos darían igualmente ese consentimiento", ha afirmado.

Del mismo modo, Francisco López Valdés ha negado que ocultara su relación con la directora de la DGT. "Ni lo oculté ni lo fui publicando, lo gestioné con naturalidad", ha añadido, para señalar que su responsable conocía esta relación antes de firmar su contrato como investigador. "Podía haberse negado a que me incorporase perfectamente. Al revés, me felicitó por la boda. Ahora echo la vista atrás y siento dolor y confianza traicionada", ha apuntado.

"Ni lo oculté ni lo fui publicando, lo gestioné con naturalidad"

Tras ello, ha afirmado que este revuelo obedece a "una relación personal muy deteriorada" con otro profesor de la Universidad de Zaragoza, Juan José Alba, por "una tesis sin calidad que nos negábamos a aceptar como tribunal en abril de 2014".

Francisco López Valdés ha pedido que "se investigue todo hasta el final y que la situación se aclare cuanto antes".

Comentarios