miércoles 27.05.2020
EDUCACIÓN

Méndez de Vigo “toma el pelo” a los consejeros socialistas al “negarles el diálogo” sobre la LOMCE

El PSOE acusa al ministro en funciones de “absoluta irresponsabilidad y dejación de funciones” por no convocar la Conferencia Sectorial.

El Ministerio publica los cuestionarios complementarios a la prueba de primaria.

El PSOE considera que Íñigo Méndez de Vigo actúa con irresponsabilidad
El PSOE considera que Íñigo Méndez de Vigo actúa con irresponsabilidad

El secretario de Educación del PSOE, José Miguel Pérez, ha denunciado que el ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, "se niega a mantener un diálogo" sobre la LOMCE con los ocho consejeros socialistas -Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Valencia, Asturias, Aragón, Baleares y Cantabria- y le acusa de "tomarles el pelo" al no convocar de manera urgente la Conferencia Sectorial de Educación.

"La negativa a convocar la Conferencia Sectorial de Educación, como reiteradamente han pedido las ocho comunidades autónomas con gobierno socialista, evidencia una absoluta irresponsabilidad y una dejación de sus obligaciones, además de un claro incumplimiento del reglamento que regula el funcionamiento de este órgano", ha señalado el responsable de Educación socialista, que reprocha a Méndez de Vigo que siga la "senda" de su antecesor en el caso, José Ignacio Wert, "tanto en el fondo como en la forma".

El ministro aseguró este martes 19 de abril que hasta que no se resuelvan las cuestiones técnicas derivadas de la implantación de la LOMCE en una comisión técnica previa, no va a convocar la Conferencia Sectorial y subrayó que ésta no se celebrará este mes de abril, como le exigen los socialistas.

A juicio de Pérez, las declaraciones del titular de Educación ponen de manifiesto "la intención de tomar el pelo" a los representantes educativos de las comunidades autónomas

Además, Méndez de Vigo calificó de "política" la decisión de los consejeros del PSOE de no acudir este jueves 21 de abril a la reunión técnica y les acusó de "pensar más en las elecciones que en las familias y profesores".

A juicio de Pérez, las declaraciones del titular de Educación ponen de manifiesto "la intención de tomar el pelo" a los representantes educativos de las comunidades autónomas, "despreciando con ello la petición de la inmensa mayoría de la comunidad educativa para que se paralice y derogue la LOMCE".

Cuestionarios complementarios

Precisamente este miércoles el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha publicado los cuestionarios complementarios que deberán implementarse en toda España junto con la prueba de evaluación de Sexto de Primaria y que prevé la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (MECD).

A través de una resolución de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, publicada en el BOE el pasado viernes, el Ejecutivo define las preguntas de contexto que se deben aplicar en la mencionada evaluación y los indicadores comunes de centro "que servirán para informar de la misma en todo el territorio nacional".

Se trata de tres cuestionarios dirigidos al alumnado, a las familias y a los centros y se establecen las preguntas y las opciones de respuesta que "obligatoriamente" deberán ser incluidas en cada uno de los cuestionarios.

Según señala el Ejecutivo, las administraciones podrán aplicar cuestionarios dirigidos a otros colectivos, además de los citados; incluir más preguntas de las que obligatoriamente deberán realizar, aunque "no podrán añadir respuesta distintas a las preguntas obligatorias"; realizar los cuestionarios en formato digital o papel; definir el momento y lugar de cumplimentación; o maquetar el cuestionario según sus necesidades y alterar el orden de las preguntas.

Además, Educación define en un segundo anexo los indicadores comunes que servirán para "informar a la comunidad educativa de los resultados de la evaluación final de Educación Primaria". Será el Instituto Nacional de Evaluación Educativa el que facilitará a las administraciones un código con las instrucciones necesarias y de "obligado cumplimiento" para la correcta grabación de los datos y posterior elaboración de los indicadores comunes.

Deberes y ausencia de clases

De este modo, Educación establece once preguntas obligatorias para el alumnado de Sexto Curso de Primaria que realice la evaluación, entre las que se encuentra si han repetido; la frecuencia con que han faltado a clase de forma no justificada; el uso de ordenadores o tabletas; los días y horas que dedican a hacer los deberes; cómo trabajan en clase con sus profesores o sus sensaciones respecto al colegio (si están a gusto, se sienten seguros, aprenden mucho, entre otras).

CCOO ha calificado de "sesgados", "torticeros", "trasnochados" e "inadecuados" los cuestionarios complementarios a la evaluación de 6º de Primaria

También les preguntan por su relación con sus compañeros de clase (si hacen amigos, se sienten a gusto en clase, sus compañeros les dejan fuera de sus juegos, si tienen miedo a algún compañero o le molestan la actitud de alguno de ellos. Igualmente, hay preguntas sobre sus profesores (son fáciles de entender, me proponen temas interesantes, hacen diferentes cosas para ayudarnos a aprender, se les da bien explicar).

Libros y ayudas

En cuanto a las familias, deben responder a quince preguntas, entre las que se encuentran cuántos libros tienen en casa; con qué frecuencia usan libros, prensa enciclopedias, ordenadores o tabletas o internet; grado de satisfacción con el colegio; cuánto tiempo dedican sus hijos a hacer los deberes; o si dedican tiempo a hacerlos con ellos. Además, hay otra batería de preguntas relacionadas con el nivel de estudios de los padres y su situación laboral y el tipo de trabajo que realizan.

En cuanto a los centros, deben responder a seis cuestiones, la mayoría con respuestas predeterminadas, entre las que se encuentran los factores que limitan la eficacia en su gestión; y las relaciones entre el alumnado y el profesorado o respeto mutuo entre el profesorado, comunicación sobre las dificultades que se encuentran en el desempeño docente.

Situaciones problemáticas

Además, deben señalar los diferentes inconvenientes de los centros; situaciones problemáticas tanto de los alumnos (retrasos, absentismo, vandalismo, lenguaje inapropiado, intimidación o insultos entre alumnos u otro tipo de acoso escolar, agresiones físicas entre los alumnos, falta de respeto al profesor o intimidación o insultos al profesorado), profesores (llegar tarde, absentismo, falta de respeto al alumnado, discriminación) o las familias (falta de colaboración, crítica, falta de respeto hacia profesorado u otras familias).

Tras la publicación de esta resolución, el sindicato CCOO ha calificado de "sesgados", "torticeros", "trasnochados" e "inadecuados" los cuestionarios complementarios a la evaluación de 6º de Primaria redactados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y publicados la pasada semana en el B.O.E.

Sin diversidad de familias

Concretamente, la secretaria de Política Educativa del sindicato, Montserrat Ros, ha señalado que lo "inédito" de estos cuestionarios es que se practican de forma "censal" para toda España, que son una "chapuza técnica" y que, además, son "carísimos". El sindicato que no se realiza las preguntas necesarias para conocer el nivel socioeconómico de los centros que, por otro lado, es una información que, según señala, ya está en manos de las comunidades autónomas. También critica que use términos como "primer padre" o "segunda madre" sin entender que existen diversidad de familias.

Además, Ros ha avanzado que CCOO ha puesto la resolución en manos de sus abogados para estudiar su posible impugnación porque podría vulnerar la normativa de protección de datos. En esta línea, ha asegurado que quienes sí podrían impugnarlo son las comunidades autónomas porque, a su juicio, invade las competencias autonómicas.

Cuestionarios normales

Por su parte, fuentes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, han señalado a Europa Press que se trata de unos cuestionarios "normales" que ya venía realizándose por parte de "casi" todas las comunidades autónomas que ya tenían en marcha sus propias pruebas de evaluación en primaria. Según explican, lo que harán ahora las comunidades autónomas es sustituir las pruebas que hacían hasta ahora por la prueba recogida por la LOMCE.

No obstante, País Vasco, Canarias Cataluña y Navarra ya han adelantado que no realizarán la prueba de la LOMCE, y las dos últimas planean seguir aplicando sus propias evaluaciones.

Comentarios