Jueves 13.12.2018
SOCIEDAD

Mercadona sustituye las bolsas de plástico por otras reciclables o de papel

Mercadona
Mercadona

Mercadona amplia a 66 tiendas, incluidas todas las de Cantabria, la posibilidad de que sus clientes puedan llevarse su compra en bolsas de papel o de plástico reciclado como nueva iniciativa sostenible. Con esta medida, que la compañía tiene previsto ir implantando en sus supermercados hasta la total sustitución a lo largo de 2019, se continúa impulsando el laboratorio de pruebas que inició el pasado mes de mayo para fomentar la reutilización de las bolsas, y del plástico reciclado, favoreciendo los principios de la Economía Circular, ha indicado la empresa en un comunicado.

De esta manera se busca eliminar las bolsas de plástico grandes y pequeñas mientras se introducen como alternativa las de papel y unas nuevas reutilizables elaboradas con plástico reciclado en un 50-70%, tal y como se indica en las propias bolsas. Además de estos nuevos tipos de bolsas, que tienen un coste de 10 céntimos en ambos casos, la compañía mantiene como alternativa reutilizable su cesta de rafia (50 céntimos), que desde su incorporación ha contribuido a reducir el consumo. En esta segunda fase de pruebas, estas bolsas están disponibles en 66 supermercados distribuidos en las provincias de Valencia, Barcelona, Bizkaia, así como en la totalidad de las tiendas de Islas Baleares y Cantabria.

Con esta medida, Mercadona refuerza su apuesta por la sostenibilidad, compromiso que le llevó en 2011 a ser la primera empresa de su sector en introducir iniciativas para reducir la utilización de las bolsas de plásticos de un solo uso, y un año antes, en 2010, a convertirse en pionera en el reciclado de plástico con proyectos como el abordado conjuntamente con el interproveedor SPBerner para incorporar una nueva línea de menaje (cubos, barreños, palos de escoba y fregonas), fabricada con el plástico recuperado de los invernaderos.

Uno de los compromisos que Mercadona mantiene con la sociedad es "devolver parte de cuanto recibe de ella". Con dicho objetivo se desarrolla el Plan de Responsabilidad Social de la compañía, que atiende el componente social y ético a través de distintas líneas de actuación sostenibles que refuerzan su apuesta por el crecimiento compartido.

Como parte de esta política Mercadona trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en nuestras ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes, así como en la construcción de cubiertas ajardinadas y jardines verticales en sus tiendas.

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social de Mercadona es la sostenibilidad medioambiental. Para ello, Mercadona cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio, enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética y la reducción de residuos; parte de este sistema está basado en los principios de la Economía Circular y busca conjuntamente con los interproveedores la conversión de los residuos en nuevos recursos.

Además, Mercadona colabora con más de 150 comedores sociales y 60 bancos de alimentos y otras entidades sociales de toda España, a las que dona diariamente alimentos, y participa en campañas de recogida de alimentos. Igualmente, trabaja con más de 28 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales de trencadís, elaborados por más de 1.000 personas con discapacidad intelectual. Además, Mercadona colabora con más de 150 comedores sociales y 60 bancos.

Mercadona es desde 2009 miembro del Foro Europeo de la Distribución para la Sostenibilidad (REAP), un organismo copresidido por la Comisión Europea en el que todos sus participantes son auditados periódica y externamente en materia de sostenibilidad. Además, está adherida desde el año 2011 al Pacto Mundial de Naciones Unidas por la defensa de los valores fundamentales en materia de Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción.

Comentarios