Sábado 25.05.2019
SOCIEDSAD

La Policía Nacional aplica técnicas acústicas forenses para identificar a criminales a partir de su voz

Este departamento está formado por un equipo multidisciplinar de físicos, lingüistas, fonetistas, logopedas e ingenieros de sonido
Este departamento está formado por un equipo multidisciplinar de físicos, lingüistas, fonetistas, logopedas e ingenieros de sonido

El laboratorio de Acústica Forense de la Policía Nacional, integrado en la Comisaría General de Policía Científica, se centra en el estudio de los sonidos para construir perfiles criminales a partir del habla, con el fin de establecer una identidad a una voz y permitir avanzar en investigaciones sobre secuestros, homicidios, corrupción o terrorismo.

Este departamento está formado por un equipo multidisciplinar de físicos, lingüistas, fonetistas, logopedas e ingenieros de sonido, quienes, con la técnica del pasaporte vocal, consiguen definir un perfil de edad, sexo, área geográfica, estrato social, patologías o emociones para delimitar posibles sospechosos, hasta llegar a la plena identificación a través de análisis comparativos del habla. Su intervención ayudó al esclarecimiento del homicidio de un octogenario ocurrido el pasado 2017 en Santander, logrando definir el perfil del locutor de una llamada realizada al día siguiente del crimen y ubicar su situación en una posible área geográfica.

En concreto, los expertos utilizan diversas tareas acústicas como el análisis comparativo de habla con fines identificativos o el procesado de señal, destinada a la eliminación de ruidos, la recuperación de una voz simulada o el estudio de sonidos enmascarados en segundo plano.

El origen del laboratorio se remonta a 1987. Desde entonces, la sección de acústica forense ha intervenido en varios casos mediáticos como los secuestros de Anabel Segura, el de la farmacéutica de Olot o la operación Nécora.

Comentarios