viernes 29.05.2020
PUERTOS

De la Serna pide a estibadores que eviten la huelga después de aprobar la reforma sin contar con ellos

El Gobierno ha dado luz verde a esta medida que liberaliza el sector en base a lo que exige la UE, todo ello mientras sigue convocados los paros en los puertos a partir del próximo 6 de marzo.

El ministro de Fomento ha pedido a todos los partidos que "faciliten" la aprobación del Real Decreto Ley.

El Gobierno quiere que los estibadores no acudan a la huelga, pero ha aprobado la reforma del sector sin contar con ellos
El Gobierno quiere que los estibadores no acudan a la huelga, pero ha aprobado la reforma del sector sin contar con ellos

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha llamado a patronal y sindicatos de estibadores que "intensifiquen en los próximos días" las negociaciones que mantienen sobre la reforma del sector aprobada este viernes por el Gobierno, dado su "convencimiento" de que pueden lograr un acuerdo.

La consecución de este acuerdo entre empresas y trabajadores en la próxima semana podría evitar el calendario de tres semanas de paros en los puertos que los estibadores tienen programado a partir de la semana posterior, a partir del 6 de marzo.

El ministro de Fomento insistió en que en este ámbito de la negociación colectiva abierta entre sindicatos y patronal es donde se pueden acordar aspectos relacionados con el mantenimiento del empleo y las condiciones laborales que reclaman los trabajadores y que no tienen cabida en la ley porque no lo permite la Comisión Europea.

De la Serna recordó que empresas y trabajadores tiene un plazo de hasta un año para abordar esa negociación

Así, De la Serna recordó que empresas y trabajadores tiene un plazo de hasta un año para abordar esa negociación, que el Gobierno pretende facilitar con la designación de un mediador, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña. La próxima reunión de las tres partes está convocada para el martes 28 de febrero.

Por su parte, el ministro reiteró que "ha flexibilizado al máximo a favor de los trabajadores el texto del Real Decreto Ley de la estiba, hasta el límite de lo que permite la UE".

De hecho, considera que "la balanza de la reforma cae del lado de los trabajadores", dado que, según asegura, incluye aspectos con los que las empresas no están de acuerdo, como son el de articular un régimen transitorio de tres años o Centros Portuarios de Empleo.

Ayuda a los grupos parlamentarios

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha aprobado la reforma, el titular de Fomento ha apelado también a la "responsabilidad" de los grupos parlamentarios del Congreso para que "faciliten" la aprobación del Real Decreto Ley de reforma de la estiba portuaria, así como la consecución del acuerdo entre la patronal y los sindicatos de estibadores.

"No se entendería que los grupos parlamentarias no facilitaran la aprobación de la ley para cumplir con una sentencia de la UE", indicó el ministro en relación al plazo de un mes con que el Gobierno cuenta ahora para lograr convalidar en el Congreso la reforma del sector.

El titular de Fomento ha apelado también a la "responsabilidad" de los grupos parlamentarios del Congreso para que "faciliten" la aprobación

El ministro también reclamó la "ayuda" de las formaciones políticas para "favorecer" el diálogo que mantienen patronal y sindicatos del sector, al pedirles que contribuyan a que exista un "clima de diálogo sereno y tranquilo" entre las partes, "que más fácil será cuanto menos ruido político haya", indicó.

El ministro recordó que en el supuesto de que la reforma no lograra aprobarse en el Congreso, abocaría "a un bucle sin fin", además de la imposición de una multa por parte de la UE por importe de 21,5 millones de euros y una sanción diaria de 134.000 euros por cada día que pasara hasta que se reformara el sector. "Importes que recaerían sobre el bolsillo de todos los ciudadanos", advirtió.

Reforma de la estiba

El Gobierno ha aprobado el Real Decreto Ley de reforma de la estiba portuaria, el colectivo de 6.150 trabajadores que se dedican a cargar y descargar la mercancía de los barcos en los puertos, con el fin de liberalizar el sector y que cumpla así con la normativa europea.

La reforma se aprueba mientras los estibadores tienen convocado un calendario de tres semanas de paros en los puertos a partir del próximo 6 de marzo

La reforma se aprueba mientras los estibadores tienen convocado un calendario de tres semanas de paros en los puertos a partir del próximo 6 de marzo y en tanto los sindicatos y la patronal del ramo siguen negociando sobre aspectos de la reestructuración.

No obstante, el texto de la reforma, una vez aprobado por el Consejo de Ministros, debe pasar ahora al Congreso, donde el Ejecutivo cuenta con un plazo máximo de un mes para buscar apoyos suficientes entre los grupos parlamentarios para que sea validado.

Por todo ello, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró que la aprobación del texto en Consejo de Ministros "no es el final del proceso", sino que ahora es el turno de la negociación colectiva y parlamentaria.

El ministro advirtió de que una huelga en los puertos puede suponer un grave perjuicio en la economía, si bien asegura contar con un plan de contingencia para el caso de que se lleve a cabo.

También avisó de que no aprobar la reforma en el Congreso abocará a un "escenario de bucle sin fin" en el sector y a que el Tribunal de Justicia de la UE imponga a España una multa de 21,5 millones de euros y una sanción diaria de 134.000 euros por cada día que pasara hasta que se reformara el sector. "Importes que recaerían sobre el bolsillo de todos los ciudadanos", señaló en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

De la Serna recordó que el Gobierno está "obligado" a acometer la reforma para cumplir con un mandato de la UE y evitar la sanción

Acabar con el monopolio

De la Serna recordó que el Gobierno está "obligado" a acometer la reforma para cumplir con un mandato de la UE y evitar la sanción, si bien estima que el cambio permitirá liberalizar la estiba, y que deje de ser así el "único sector económico del país en el que las empresas no pueden contratar libremente a sus trabajadores".

La reforma afecta a un sector básico para la economía española. Los estibadores garantizan la carga y descarga de la mercancía que entra y sale del país por mar, un volumen de carga anual valorado en unos 200.000 millones de euros, que supone el 86% de las exportaciones y el 60% de las importaciones.

El Real Decreto Ley de reforma del Régimen de los Trabajadores de la Estiba aprobado este viernes establece un periodo de tres años para que desaparezcan las sociedades de gestión de estibadores portuarios, las Sagep, las firmas que actualmente el sector.

De estas firmas depende todo el colectivo de 6.150 estibadores que trabajan en los puertos y controlan su contratación por parte de las empresas que operan en las instalaciones portuarias.

La reforma contempla que o bien las Sagep se reconviertan en Centros Portuarios de Empleo, firmas con carácter de ETT, o que las empresas que utilizan los puertos contraten directa y "libremente" a los estibadores que necesiten.

El texto reconoce la capacitación como estibador a todos los trabajadores del ramo que acrediten cien jornadas de trabajo, a pesar de que no cuenten con la formación o titulación requerida. Además, el Gobierno, a través de Puertos del Estado, garantiza su antigüedad.

Fomento considera que estos dos puntos contribuirán a garantizar los empleos del sector y a que las empresas subroguen a los trabajadores, una de las principales reivindicaciones de los sindicatos que han convocado los paros contra la reforma (Coordinadora de Trabajadores del Mar, CC.OO. UGT, CIG y CGT).

La convocatoria comprende nueve días de paros parciales a partir del 6 de marzo que, dado que están programados de forma alterna, se extenderán durante tres semanas. En concreto, están previstos para las horas impares de los días 6, 8, 10, 13, 15, 17, 20, 22 y 24 del próximo mes de marzo.