miércoles 20.11.2019
POLÍTICA

Técnicos de Hacienda denuncian que altos funcionarios podrían incumplir la Ley de Incompatibilidades

El XV Congreso Anual de Gestha ha puesto el foco estas “prácticas tóxicas” de los responsables de varios organismos públicos que estarían compatibilizando su trabajo en la Administración la docencia en másters y cursos, algunos durante “su jornada de trabajo y como ponentes habituales”, lo que iría en contra de la legislación, que establece que sean de forma "ocasional".

Gestha ha denunciado posibles incumplimientos de la Ley de Incompatibilidades
Gestha ha denunciado posibles incumplimientos de la Ley de Incompatibilidades

No es la primera vez que el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) denuncia actividades de altos responsables de dicho ministerio que “sobrepasan en muchos casos, cuando menos, los límites de la moral y ética profesional”. Pero ha sido Carlos Cruzado, presidente de Gestha, quien ha puesto el foco sobre la posibilidad de que exista un incumplimiento de la Ley de Incompatibilidades.

Y es que, según publica en una carta en Nueva Tribuna, estos altos funcionarios de Hacienda y la Agencia Tributaria (AEAT) compatibilizan su trabajo con la “docencia en másters y cursos en los que, en algunos casos, se instruye, entre otras cosas, sobre cómo eludir impuestos y evitar las medidas antielusión”.

Esta denuncia ya fue rechazada por fuentes de AEAT a diversos medios a finales de marzo, asegurando que la lectura de Gestha “es completamente errónea”, pues la participación de estos funcionarios en dichos cursos “tiene por objeto explicar la normativa tributaria y su aplicación”.

La denuncia ya fue rechazada por fuentes de AEAT, asegurando que la lectura de Gestha “es completamente errónea”

Sin embargo, en el XV Congreso Anual del sindicato, celebrado esta semana, se han revelado “prácticas tóxicas que comprometen la labor de todos los efectivos de Hacienda y la AEAT”, como señala Cruzado en el citado medio.

Dichas prácticas, en concreto, estarían siendo realizadas por responsables de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI), de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes o de la Dirección General de Tributos, entre otros. Todos ellos, según apunta el presidente de Gestha, reciben por su empleo retribuciones que pueden llegar a superar los 100.000 euros anuales, y que son complementados con dichas clases.

Pero tal y como denuncia Cruzado, no solo la frontera moral está en entredicho; también la legalidad podría haberse vulnerado, pues estos altos funcionarios “realizan estas actividades a veces en horario coincidente con su jornada de trabajo y como ponentes habituales”, algo que supondría un incumplimiento de la Ley de Incompatibilidades, cuyo “severo régimen” permite la realización de estas actividades siempre que sea de forma “ocasional”.

Ante estos presuntos incumplimientos, Gestha considera que tanto la Inspección del Ministerio como de la Agencia Tributaria deberían intervenir e investigar si realmente se están produciendo.

Asimismo, y según concluye Cruzado en Nueva Tribuna, los técnicos pedirán al Congreso de los Diputados que “articule una regulación legal que restrinja la participación en estos cursos, si es que no lo hace ya la actual legislación”, pues a su juicio, además de “chocar con la tarea encomendada a la Agencia Tributaria”, este tipo de cursos fomentan “las ‘puertas giratorias’ por las relaciones que en ellos se forjan entre funcionarios y responsables de grandes consultoras tributarias”.