Lunes 27.05.2019
VIOLENCIA MACHISTA

7.410 mujeres han denunciado lesiones físicas por parte de sus parejas o exparejas en 2019

Víctimas cántabras de violencia de género tardan una media de ocho años en expresar y denunciar malos tratos.

Cartel durante una manifestación contra la violencia de género
Cartel durante una manifestación contra la violencia de género

Un total de 7.410 mujeres han sufrido lesiones físicas por parte de sus parejas o exparejas en los primeros cuatro meses de 2019, según datos del Ministerio del Interior a los que ha tenido acceso Europa Press. Este jueves por la noche, una mujer de 32 años que residía en un centro de acogida para mujeres maltratadas, resultó herida grave en Granada tras ser apuñalada presuntamente por su expareja. 

En la actualidad, no existe para las mujeres que han sido heridas graves o leves por sus parejas o exparejas una estadística similar a la de las víctimas mortales por violencia de género que realiza la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y se actualiza cada vez que hay un nuevo caso.     Si bien, este organismo, dependiente del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, está valorando la posibilidad de elaborar algún tipo de estadística, aunque por el momento no se ha tomado ninguna decisión al respecto, según han señalado a Europa Press fuentes de Presidencia. Si bien, se estudian los criterios a seguir, por ejemplo, si pudiera ser el de hospitalizaciones, para que quede reflejado el número de mujeres heridas por violencia machista.  En todo caso, desde este organismo, señalan que el Ministerio del Interior recoge algunos datos, como los mencionados de mujeres que han sufrido lesiones, que se extraen a partir de las denuncias, y apuntan que habría que estudiar cómo abordar una estadística de este tipo sin duplicar cifras.

No se trata de un asunto nuevo, sino que otros ejecutivos también han valorado la necesidad de llevar a cabo una estadística sobre mujeres maltratadas heridas. En julio de 2013, durante el primer gobierno de Mariano Rajoy, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad anunció que barajaba la posibilidad de ampliar la información estadística sobre la violencia de género mediante la inclusión de nuevos parámetros que contabilizasen, entre otros, el número de mujeres que son ingresadas en un hospital como consecuencia de malos tratos.

Finalmente, la única referencia a este tema apareció recogida en la Estrategia Nacional 2013-2016, que se limita a mencionar la necesidad de mejorar la recogida de datos estadísticos sobre violencia de género procedentes del ámbito sanitario.

DENUNCIAS EN CANTABRIA 

Las cántabras víctimas de violencia de género tardan una media de ocho años en verbalizar su situación y expresar la violencia que sufren, ya sea contándolo a trabajadores de los servicios que en cada comunidad autónoma existen para darles apoyo y asesoramiento, o bien interponiendo denuncia contra su agresor.

Este periodo es inferior al de la media nacional, que es de 8 años y 8 meses, según un estudio de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, realizado por la Fundación Igual a Igual, a partir de la entrevista a más de 1.200 víctimas.

DENUNCIAS 

El 85% de las mujeres que han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de 2019 no había denunciado a su presunto agresor, según los datos del registro oficial de víctimas mortales de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Solo tres de las 20 mujeres asesinadas este año y que forman parte de esta ficha habían acudido previamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

La primera víctima mortal de este año, el 3 de enero, se produjo en Laredo, donde una mujer de 26 años y natural de la República Dominicana murió apuñalada por su novio, un ecuatoriano de 29 años. No constaban denuncias previas por malos tratos en ámbito familiar y al presunto autor, tampoco le constaban denuncias por violencia de género. 

De las 20 mujeres asesinadas en lo que va de año, un total de 17 no habían interpuesto denuncias previas, es decir, el 85% del total, frente al 15% que sí habían acudido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. De esas tres víctimas que sí denunciaron a su agresor, una tenía vigentes medidas de protección en el momento en el que se cometió el crimen. 

Cuatro de los crímenes registrados este año se perpetraron en la Comunidad de Madrid, tres en Andalucía, otros tres en Canarias, otros tres en la Comunidad Valenciana y dos en Cataluña. Uno se produjo en Aragón, otro en Cantabria, otro en Castilla y León, otro en Galicia y el último en Murcia. 

En comparación con el año pasado, a 13 de mayo de 2018 había contabilizadas un total de 12 mujeres asesinadas por violencia de género, ocho menos que en el mismo periodo de este año. Desde el año 2003 son 995 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, de acuerdo a las estadísticas oficiales. 

Comentarios