viernes 4/12/20
CORONAVIRUS

El ocio nocturno cree que el toque de queda generaría un "efecto rebote" en las fiestas ilegales y aboga por reducir aforos

Clientes en los locales de Cañadío
Clientes en los locales de Cañadío

La Asociación de Empresas de Ocio Nocturno de Cantabria ha opinado que imponer un toque de queda o llevar a cabo más restricciones de horarios, como se está planteando, generará un "efecto rebote" sobre las fiestas ilegales y considera "más efectivo" adaptar aforos. Así se lo ha trasladado la Asociación a la Consejería de Sanidad, ante la que ha expresado su disposición a implantar medidas de adaptación de aforos.

Proponen implantar medidas similares a las que está tomando Asturias, que pasan por reducir el aforo al 50% y retirar las barras

El presidente de la Asociación, Ángel Suárez, ha trasladado a Sanidad la propuesta de implantar medidas similares a las que está tomando Asturias, que pasan por reducir el aforo al 50% y retirar las barras pero mantener los horarios actuales. A su juicio, las medidas que plantean de adaptar aforos son "menos lesivas para la supervivencia de los negocios y mucho más efectivas para evitar la multiplicación de fiestas ilegales en viviendas". "Nadie va a poder evitar que la gente se reúna en cualquier vivienda antes del toque de queda y prolongue la fiesta hasta que éste acabe por la mañana", ha afirmado.

Ha señalado que la Asociación que preside ya advirtió en su día a Sanidad que el cierre o la limitación de horarios "de ocio seguro solo iba a multiplicar" el "no seguro". "Y es exactamente lo que estamos viendo ahora", ha dicho Suárez, que cree que "sería importante que se escuche esta vez" al sector, que es el que, a su juicio, conoce el comportamiento del público del ocio nocturno. "Podemos ayudar a controlar la situación si se nos deja", afirmado el presidente de la Asociación, que ha subrayado que las empresas del sector están implantando medidas desde el inicio de la pandemia con la contratación de personal de seguridad para el control de accesos y supervisión de la seguridad en establecimientos y terrazas así como con la realización de obras en el interior de los locales para crear "burbujas seguras", limitando la interacción entre grupos.

Pese a las medidas implantadas, Suárez ha lamentado que el del ocio nocturno haya sido el sector "más castigado" por las decisiones de Sanidad, que ha aplicado adelantos de horarios de cierre y cierre totales desde el 15 de julio sin que se haya establecido ninguna medida de apoyo económico a las empresas que sostienen más de 7.000 empleos indirectos en Cantabria.

Comentarios