viernes 4/12/20
LABORAL

La plantilla de AMTEL Cantábrico sospecha, pero carece de pruebas, que el empresario desvía el dinero a otros fines y que busca un despido procedente

La empresa debe a sus 15 trabajadores entre 2.000 y más de 10.000 euros entre salarios y producción a cada trabajador.

Este martes, los empleados  se han encontrado la nave en Guarnizo con la cerradura cambiada.

Plantilla de AMTEL Cantábrico durante la huelga
Plantilla de AMTEL Cantábrico durante la huelga

AMTEL Cantábrico debe entre 2.000 y más de 10.000 euros a cada uno de sus 15 trabajadores de sus salarios, desde mediados del mes septiembre, y la producción que realizan en su trabajo, ascendiendo el total a 40.000 euros. Así lo ha asegurado hoy el Comité de Huelga, formado por la plantilla de esta empresa, para hacer frente a la situación que están viviendo y a la huelga de tres días convocada, hoy, día 17 de noviembre;  el jueves, 19, y el lunes, 23, del mismo mes.

La empresa AMTEL Cantábrico pertenece a Óscar Cerrato Gallardo y es una subcontrata encargada de la instalación y mantenimiento de las líneas de telefonía y de televisión de Movistar.

“El motivo por el que no cobramos es incierto. Lo que nos dicen siempre, desde hace unos meses, es que no hay previsión de pago”, aseguran los trabajadores.

En este sentido, añaden que “no es por incumplimiento de trabajo, todo lo contrario. Creemos, pero sin pruebas, de que el jefe está desviando el dinero que ha ganado con nosotros a otros fines”.

Desde el Comité de Huelga explicaron que, desde el confinamiento por la Covid-19, en estos últimos meses han tenido mucho trabajo, ya que numerosas personas han querido instalar la línea de Wifi en sus casas. Por este motivo, consideran que han cumplido con su trabajo, aunque sospechan que el empresario busca el despido procedente de la plantilla.

Los tres días de huelga se convocaron tras no asistir AMTEL Cantábrico a una mediación del ORECLA (Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales) celebrada la semana pasada.

Aun así, este martes, los trabajadores se han personado en la nave de la empresa, ubicada en el polígono industrial de Guarnizo, en El Astillero, y han comprobado que la cerradura está cambiada, a pesar de contar en las instalaciones con pertenencias personales.

Asimismo, el Comité de Huelga señaló que a los operarios de esta empresa les han quitado los vehículos de trabajo para su movilidad por la Comunidad a la hora de realizar sus trabajos.

Mañana, a pesar de que la dirección de la empresa ha comunicado a la plantilla que cojan vacaciones hasta nuevo aviso, los empleados se presentarán mañana, miércoles, a las 9:00 horas, en su lugar de trabajo para iniciar la jornada laboral.

Los trabajadores han declarado que están muy unidos ante la situación que están viviendo y hacen hincapié en que lo están pasando realmente mal. “No tenemos dinero para alquiler, hipotecas o comida”, recalcaron.

Ante esta situación, la plantilla ha querido primero comunicarse con la empresa por medio del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) y Orecla, seguidamente han convocado la huelga y luego tomarán la decisión de denunciar o pactar, dependiendo de la decisión de la empresa.

Comentarios