lunes 13.07.2020
INDUSTRIA

Plantilla de Ferroatlántica y Gobierno solicitan al Estado medidas “urgentes” para evitar el “cierre” de la planta de Boo

Revilla y Martín se reúnen con el comité de empresa de Ferroatlántica
Revilla y Martín se reúnen con el comité de empresa de Ferroatlántica

Los trabajadores de Ferroatlántica en Boo de Guarnizo y el Gobierno cántabro solicitan al Ejecutivo central medidas "urgentes" ante el precio de la energía a las industrias electrointensivas de nuestro país, para que la planta pueda seguir siendo "competitiva" y evitar un futuro "muy negro" que podría incluso abocar al "cierre" de la misma. Así lo ha alertado este jueves el presidente del comité de empresa, Francisco González, después de reunirse con el consejero de Industria, Francisco Martín, y el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, al que ha transmitido las preocupaciones de la plantilla y ha pedido que haga "todo lo posible" para revertir una situación que considera "insostenible".

"No somos competitivos. No podemos trabajar. El futuro es muy negro", ha insistido González

"Es inviable la industria electrointensiva en España en estos momentos", ha advertido en declaraciones a los medios el sindicalista, que se ha quejado de que tras la subasta de interrumpibilidad de la semana pasada (que ha adjudicado 1.000 megawatios a la industria por 4,38 millones, con un recorte del 90%) no pueden competir con países europeos del entorno. "No somos competitivos. No podemos trabajar. El futuro es muy negro", ha insistido González, para indicar que prácticamente toda la plantilla de la factoría cántabra -compuesta en la actualidad por 144 trabajadores- se verá afectada en los próximos meses de enero y febrero por el Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) planteado por la dirección debido precisamente al precio de la energía.

Ante esto, el portavoz de los trabajadores ha propuesto que se modifique esa subasta o se haga una nueva, extremo que también defiende el consejero del ramo. Así, para Martín "lo más urgente" es ampliarla, ya que lo habitual era que se subastasen unos 2.500 megawatios, y con los 1.000 actuales la bonificación económica del MW "prácticamente ha bajado a cero" a las empresas españolas. A ello se suma que las industrias de nuestro país pagan casi 60 euros por megawatio, prácticamente el doble que en otros países europeos, como Alemania o Francia, donde también tiene fábricas Ferroatlántica y a las que se va la producción en detrimento de la de Boo.

Sobre esa diferencia de tarifas, el también titular de Innovación, Transporte y Comercio de Cantabria ha considerado que se deberían "armonizar" los precios, pero ha lamentado que se esté haciendo "justo lo contrario". Martín, que viajó la semana pasada a Bruselas por este motivo, se ha comprometido a seguir insistiendo ante la Comisión Europea que haya equidad en el coste de la electricidad para los estados miembro. Así, si la situación ya era "mala", la subasta "aún lo ha puesto peor". "A día de hoy no existe apoyo financiero a la electrointesividad en España. No hay decreto de electrointensivos y encima la subasta de interrumpibilidad ha bajado prácticamente a cero en cuanto a la bonificación económica del megawatios a las empresas. Eso no puede seguir así", se ha quejado.

Martín ha confesado que lleva "dos meses con la sensación de estar clamando en el desierto"

Al hilo, el consejero ha advertido de que el sistema electrointensivo español -al que pertenecen cuatro industrias de la región y una veintena en toda la cornisa Cantábrica relacionadas con la siderometalurgia- "no aguanta más meses a estos precios". Por eso, si no bajan, ha coincidido con el comité de Ferroatlántica de Boo en que los trabajadores están "abocados a dos meses de ERTE, cuando menos".

TOMAR MEDIDAS

Tras recordar que desde la administración autonómica vienen avisando del serio "problema" de las electrointensivas, Martín ha confesado que lleva "dos meses con la sensación de estar clamando en el desierto", por la ausencia de Gobierno en España. Pese a ello, ha destacado que Revilla ha hablado por teléfono con el presiente en funciones, Pedro Sánchez, y también ha llamado a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que se ha comprometido a aprobar "pronto" el decreto de ayudas a las electrointensivas.

Sin embargo, Martín ha precisado que medidas como ésta no pueden tardar "seis meses", sino que tienen que ser "inmediatas". "Hay que tomar medidas mañana, porque igual pasado es tarde", ha concluido.

Comentarios