martes 07.07.2020
LABORAL

Siguen en ERTE 30.000 de los 40.000 cántabros afectados durante el estado de alarma

Los ERTE durante el estado de alarma en Cantabria siguen afectando al 90% del total
Los ERTE durante el estado de alarma en Cantabria siguen afectando al 90% del total

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha calificado de "catástrofe" la caída del Producto Interior Bruto (PIB) en torno al 10% prevista para este año en la región, descenso que él mismo vaticinó hace unos dos meses y medio y que algunos estudios apuntan incluso que podría rozar el 15%.

Además, y en materia de empleo, ha revelado que tras el estado de alarma, con el que unos 40.000 trabajadores se vieron abocados a alguno de los 7.700 ERTE presentados en Cantabria, tan solo se han reincorporado a sus puestos de trabajo 10.000. Esto supone que permanecen en Expediente de Regulación Temporal de Empleo unas 30.000 personas.

Respecto al futuro económico de la región, el jefe del Ejecutivo ha destacado que "jamás" se ha registrado un retroceso "tan brutal", y ha avisado al respecto de que el paro podría llegar a "tocar" el 24%, algo de lo que no existen "precedentes" en la economía española y mundial. Así lo ha advertido Revilla durante el discurso con el que ha iniciado del debate sobre el estado de la región, en el que ha discrepado de augurios que pronostican una recuperación económica en 2021 de entre el 7% y 9%, repunte que ve "exagerado".

El presidente, que ha reiterado que los presupuestos regionales aprobados para este ejercicio "no contemplaban" esta situación generada por la pandemia coronavirus, ha recordado que apenas tres meses después de su entrada en vigor el documento tuvo que ser reelaborado para poner en marcha el plan de choque contra el Covid. Pese a ello, ha dicho que se precisan nuevas medidas porque las necesidades han aumentado y hacen falta más recursos, teniendo en cuenta además que el parón económico supondrá una merma de ingresos para las arcas públicas, que la Consejería de Economía estima en unos 200 millones. A esto hay que añadir gastos extraordinarios que el Gobierno ha tenido que asumir por la pandemia del coronavirus, en sanidad, empleo y también servicios sociales.

Así, por ejemplo, la partida para la Renta Social Básica se ha incrementado en algo más de 400.000 euros, hasta superar los 31,3 millones, "la cifra más alta en la serie histórica", ha subrayado Revilla, que ha cifrado en 495 el incremento de beneficiarios desde que se inició la crisis del Covid-19, que elevan a 5.998 el total de personas que cobran la RSB.

Comentarios