viernes 14/8/20
LABORAL

UGT y CCOO piden que los trabajadores no sean "las víctimas" del coronavirus y reclaman una renta mínima vital

Carlos Sánchez y Mariano Carmona, líderes de CCOO y UGT en Cantabria
Carlos Sánchez y Mariano Carmona, líderes de CCOO y UGT en Cantabria

Los secretarios generales de UGT y CCOO en Cantabria, Mariano Carmona y Carlos Sánchez, han advertido este viernes, 1 de mayo, Día Internacional del Trabajo, que los trabajadores no pueden "volver a ser las víctimas" de la crisis, esta vez de la provocada por la pandemia del coronavirus, como ya ocurrió con la económica de 2008 y otras anteriores. En sus discursos con motivo de la conmemoración de esta jornada, que debido a las restricciones del estado de alarma por el Covid-19 han difundido por las redes sociales, los responsables regionales de ambas formaciones han pedido una renta mínima vital, un sector público fuerte y con suficiente financiación.

Los dos sindicalistas han querido enviar en sus intervenciones un recuerdo y pésame a las víctimas de la nueva enfermedad y sus familias y un mensaje de agradecimiento a los trabajadores de los servicios esenciales. De hecho, gran parte de todos los actos virtuales convocados por los dos sindicatos se han dedicado tanto a los afectados como a los empleados "que han estado en primera línea, poniendo en riesgo sus vidas y las de sus familias para que a los demás no nos haya faltado lo más básico", subrayó Carmona. "Toda la sociedad está en deuda con ellos", recalcó Sánchez, para quien el estado de alarma "ha puesto en valor" estos trabajos esenciales para la sociedad, muchos de ellos "precarios y peor retribuidos".

RENTA MÍNIMA VITAL

Los secretarios generales de UGT y de CCOO coincidieron en dar prioridad en sus discursos a la renta mínima vital, que ambos sindicatos vienen reclamando desde hace "años" y que generó en su momento una campaña de recogida de "miles" de firmas para promover una iniciativa legislativa popular. "Ahora más que nunca se hace necesaria esa renta mínima que debe estar en la primera página de la agenda política, como lo está en la agenda de los sindicatos de clase", aseguró Sánchez, para quien "esta crisis sanitaria o se afronta con un potente Estado social o toda la sociedad saltará por los aires".

Por su parte, Carmona consideró que "no es admisible que en este país haya más de un millón de personas sin empleo y sin ninguna prestación, más de 17.000 en Cantabria, que están condenados junto con sus familias a la exclusión social", por lo que apeló a "combinar una renta mínima vital con unos servicios públicos de calidad porque eso es lo que garantizará una vida digna a las personas".

SECTOR PÚBLICO FUERTE Y CON SUFICIENTE FINANCIACIÓN

Los secretarios generales de CCOO y UGT en Cantabria también destacaron la necesidad de un sector público "fuerte y con la suficiente financiación", con un sistema fiscal apropiado para ello. En este sentido, Mariano Carmona matizó que esta crisis socio sanitaria provocada por la pandemia "si algo ha demostrado es que hay que cerrar algunos debates promovidos por determinados intereses que critican que en este país hay un sistema fiscal sangrante y que hay que bajar los impuestos, que el sector público está sobredimensionado y no hace nada o que la investigación es un pozo sin fondo en el que se invierte mucho dinero para no ver resultados". "Lo que se necesita es todo lo contrario, un sistema fiscal que garantice un sector público de calidad que ahora tanto reclamamos y una inversión en investigación que nos ponga a la cabeza del mundo, que nos permita responder a situaciones como la actual y nos haga ser más competitivos", agregó el secretario general de UGT.

Su homólogo de CCOO avisó por su parte que seguirán insistiendo en la necesidad de asegurar financiación pública suficiente para fortalecer los servicios públicos, "impulsando un modelo fiscal más justo, donde paguen más los que más tienen". En este sentido, Sánchez no descartó "un impuesto a las grandes fortunas como tampoco es descartable un impuesto a las transacciones", avisó.

Ambos dirigentes sindicales destacaron en sus discursos que el sector público y sus servicios destinados a la atención de las personas "no pueden depender de empresas que sólo buscan el beneficio y con dinero en paraísos fiscales" o dejarlos "en manos del mercado", en referencia a la atención o el cuidado de las personas, desde la sanidad a la dependencia o la ayuda a domicilio. "La atención a la dependencia debe ser el cuarto pilar del Estado de Bienestar y no puede estar en manos de empresas con un único interés económico", afirmó Carmona, mientras que Sánchez aseveró que no pueden dejarse en mano del capitalismo porque "es cruel donde hay personas, vidas y seres humanos; ellos sólo ven números, números y más números en su cuenta de resultados".

RELEVANCIA DEL DIÁLOGO SOCIAL

Por último los secretarios generales de UGT y de CCOO hicieron referencia a la importancia del diálogo social y recordaron la firma del último acuerdo suscrito por el Gobierno de Cantabria, la CEOE y ambos sindicatos en el plan de choque por la Covid-19. "Es un primer paso que habrá que desarrollar", coincidieron, aunque destacaron sus beneficios para las personas y para el propio tejido productivo de la región. "Ahora hemos firmado un acuerdo en Cantabria que va a complementar las ayudas a los trabajadores en ERTEs o que hayan reducido su jornada para cuidar a sus hijos eso sólo es el principio de un acuerdo que hay que seguir desarrollando en una segunda fase", comentó el secretario de CCOO.

Y para el de UGT, el acuerdo "sirve para cubrir las necesidades sanitarias, garantizar la renta de las personas, ofrece soluciones a administraciones y ayuntamientos y también ayudas a empresas y autónomos". "Tenemos que llegar a acuerdos con la CEOE y con el Gobierno porque la consecuencia de esta crisis no puede ser ni dejar tirada a las personas ni desmantelar el sistema productivo", concluyó Carmona.

Comentarios