viernes 14/8/20
LABORAL

Ultimátum sindical a Nissan en Los Corrales para que presente un plan con "menor perjuicio" a la plantilla

La Nissan de Los Corrales
La Nissan de Los Corrales

Cuatro de los cinco sindicatos que conforman el comité de empresa de la planta de Nissan en Los Corrales de Buelna han dado este miércoles un ultimátum a la dirección para que, en el marco de la negociación del plan de competitividad para esta factoría cántabra, presente un documento con "menor perjuicio" para los trabajadores. "Si la dirección no plantea objetivos más realistas en cuanto a esfuerzo, sacrificio y garantía, no nos volveremos a reunir con ellos", avisan representantes de los empleados de Sigen-USO, UGT, CGT y CSI, en un comunicado rubricado por todos ellos y al que no se ha sumado CCOO. "O se dan unos puntos lógicos y asumibles para la consecución de estos objetivos o nos remitimos al convenio vigente", abundan las cuatro formaciones, que suman once de los 17 delegados sindicales que forman el comité.

"Si la dirección no plantea objetivos más realistas en cuanto a esfuerzo, sacrificio y garantía, no nos volveremos a reunir con ellos", avisan los sindicatos

Tras el encuentro mantenido esta tarde, y que sucede a otros en días previos, estos sindicatos han considerado que opciones planteadas por la dirección -que la víspera rebajó los puntos a cumplir por la plantilla, de una quincena a media docena- "siguen muy alejadas de lo que nosotros entendemos con hacer un esfuerzo en pos del mantenimiento de empleo y la viabilidad de la planta en el medio plazo", que es el fin que pretende el citado plan de competitividad. Y es que aunque la dirección rebajó el número de medidas planteadas inicialmente para que sean asumidas por la plantilla, pasando de una quincena a media docena, el resultado de "la suma" de lo que conllevan todas ellas sigue siendo "desproporcionado" a juicio del comité.

El objetivo de esta negociación entre el comité y la dirección de Nissan en Los Corrales, cuyo inicio coincidió con el anuncio del cierre de la planta que la empresa japonesa tiene en Barcelona, es dotar a la industria cántabra de un plan de competitividad para los próximos años, hasta 2023, y asegurar la sostenibilidad de esta industria a medio y largo plazo. Dicho plan para la factoría de fundición y mecanizado cuenta con el apoyo de la administración -Ministerio y Consejería de Industria- y tiene que estar antes del 26 de junio, aunque previamente deberá ser ratificado por la plantilla. Después, se trasladará la dirección global de la compañía nipona para obtener su validación en julio.

El documento de la dirección corraliega se sustenta en tres ejes, que pasan por la mejora del rendimiento de la planta, el aumento del volumen de negocio y la renovación de las instalaciones, incluyendo la introducción de nuevas tecnologías, lo que debe permitir una reducción de los costes por unidad producida del 28% en cuatro años.

 

Comentarios