Lunes 24.06.2019
MEDIO AMBIENTE

Denuncian ante el Seprona otros 22 puntos de vertido en la cuenca del Saja

Río Saja
Río Saja

Las asociaciones SOS Suances y Ecologistas en Acción Cantabria han denunciado ante el Servicio de Protección de la Naturelaza (Seprona) de la Guardia Civil la existencia de 22 puntos de vertido de sustancias contaminantes, presuntamente ilegales, en la cuenca del río Saja, desde el municipio de Cabuérniga hasta su desembocadura en el municipio de Suances. Esta denuncia, de la que han informado hoy jueves en un comunicado pero que se formalizó el pasado 19 de febrero, se suma a la ya realizada por ambos colectivos en marzo de 2017 de otros 25 puntos de vertido que ha dado origen a varios expedientes sancionadores emitidos por la Confederación Hidrográfica y la Consejería de Medio Ambiente. Algunos de esos vertidos siguen aún activos, contaminando el cauce dos años después de ser denunciados, han subrayado los ecologistas.

Según ambos colectivos, con estos datos se pone en evidencia la "grave situación de contaminación" de los cauces fluviales de Cantabria, como, afirman, corrobora el Informe 2018 del Proyecto Ríos, con casi el 50% de los tramos analizados con estado ecológico "deficiente" o "malo". Estos casi medio centenar de puntos de vertido denunciados en el río Saja acentúan el "estado no bueno" del medio receptor en la ría de San Martín de la Arena, al sumarse a los de "numerosas instalaciones industriales" que tienen concedidas las correspondientes Autorizaciones Ambientales. "De esta forma confluyen en el cauce un volumen de contaminantes que están prolongando en el tiempo un problema de contaminación ya histórico, en la ría más importante de la región, por extensión de su cuenca hidrográfica, siendo la única que no posee ninguna figura de protección", han advertido SOS Suances y Ecologistas, para quienes es "urgente la aplicación en las técnicas de depuración en cada industria, de las mejores tecnologías disponibles, así como eliminar las decenas de vertidos ilegales que aún existen". También han subrayado que la Administración autonómica "ha de velar por el buen estado del entorno natural, corrigiendo su deterioro, mejorando la vida de los ciudadanos y garantizando el desarrollo del importante sector turístico de toda la zona".

Comentarios