Martes 13.11.2018
MEDIO AMBIENTE

Las protestas contra los diques de La Magdalena se mantienen vivas por las “esperanzas fundadas y claras” de su paralización

Espigón de La Magdalena
Espigón de La Magdalena

La Plataforma Salvar la Bahía ha celebrado este domingo, 9 de septiembre, una nueva acción concentración contra los diques en las playas de Bikinis, Magdalena y Peligros, con la idea de "mantener viva" la protesta y debido, también, a que el colectivo tiene "esperanzas fundadas y claras" de la paralización de estos espigones, uno de los cuales ya está construido. Así lo ha manifestado a los periodistas Domingo de la Lastra, que ha ejercicio como portavoz de la agrupación, y que ha destacado al respecto que estos días de septiembre son "importantes" porque en estas fechas se puede adoptar una decisión igualmente "importante", en alusión a la posibilidad de que el Estado frene la ejecución de los trabajos, y que podría ser este mismo mes, según ha apuntado.

Por eso, la plataforma quiere mantener "viva" la protesta contra las escolleras, y que se sumen a la misma los ciudadanos, ya que están "muy concienciados" de que estos son "los últimos días" para que los diques se puedan "parar". Se basan para pensar esto, como ha explicado De la Lastra, en las declaraciones efectuadas recientemente por el secretario general del PSOE de Santander y portavoz municipal, Pedro Casares, quien se mostró convencido de que podría haber próximamente una "buena noticia" acerca de las escolleras por parte del Ministerio para la Transición Ecológica. Se trata de una "opinión muy ilusionante" para la Plataforma, que recuerda al respecto que el socialista es del mismo partido que el que gobierna ahora en España, ha recordado el portavoz.

Para finalizar, Domingo de la Lastra ha recordado las cuatro reivindicaciones del colectivo, que consisten en parar las obras, revertir el espacio a su estado original para recuperar "la gran postal de Santander, que el lugar sea declarado como paisaje protegido y vinculado a la conjunto histórico del Sardinero, y que haya una mesa de gestión integral de la Bahía de Santander.

Comentarios