lunes 16.12.2019
MEMORIA

Los restos de Eloy Campillo, exalcalde de Sotres ajusticiado por los guerrilleros, serán rescatados este fin de semana

Interior de una torca denominada 'La Topinoria', lugar donde se localizaron los restos
Interior de una torca denominada 'La Topinoria', lugar donde se localizaron los restos

Los restos del que fuera alcalde del pueblo de Sotres (Asturias) y guardia de los Picos de Europa, Eloy Campillo, desaparecido en 1945, serán rescatados este fin de semana del fondo de una sima del macizo de Ándara, en la zona oriental de este Parque Natural, dentro de los límites de Cantabria, donde se hallaron. Así lo ha anunciado, en un comunicado, la Sociedad de Ciencias Aranzadi del País Vasco que ha explicado que el rescate de los restos estará bajo la dirección del antropólogo forense Fernando Serrulla, miembro de esta entidad, y la Agrupación de Espeleología Ramaliega. Esta organización ha señalado que Eloy Campillo fue asesinado en 1945 y arrojado a la sima de Topinoria, en el Parque Natural de Picos de Europa.

El pasado septiembre el despacho jurídico pericial Rodríguez Palomares informó que estos restos, que se hallaron a finales de agosto de 2018 por un grupo de espeleólogos que estaban explorando las simas de Picos de Europa, habían sido identificados como los de Eloy Campillo. Para su rescate se ha preparado un dispositivo especializado de espeleólogos ya que los restos se encuentran a una profundidad de unos 180 metros al fondo de un pozo vertical de muy difícil acceso. Según ha señalado la Sociedad de Ciencias Arandazi, para esta acción se han tramitado todos los permisos necesarios y se cuenta con la implicación de la familia del guarda forestal y la colaboración del Gobierno de Cantabria.

DESAPARICIÓN DE ELOY CAMPILLO

La desaparición de Eloy Campillo está íntimamente relacionada con el célebre suceso histórico acaecido el 22 de abril de 1945 en Pandébano, cerca de Sotres (Ayuntamiento de Cabrales-Asturias). Ese día se habían dado cita varios guerrilleros y algunos vecinos de Sotres en una cabañas para celebrar la inminente caída de Berlín, pero fruto de una confidencia, la Guardia Civil tuvo conocimiento de la reunión y once guardias y un cabo rodearon de madrugada las cabañas. Se produjo un duro cerco con lanzamiento de bombas de mano e intenso fuego de fusilería en el que resultó muerto el jefe guerrillero Ceferino Roiz, “Machado”. El guerrillero Hermenegildo Campo, “Gildo” que no había acudido a la cita, escuchó desde su escondite en Sotres los disparos y acudió en ayuda de sus compañeros. Cambiando hábilmente de posición, comenzó a disparar sobre los guardias causando tres bajas y haciéndoles pensar que un grupo más numeroso les atacaba. La Guardia Civil emprendió la retirada. Desde un primer momento las principales sospechas se centraron en Eloy, de derechas. En venganza por esta confesión, fue ajusticiado por los guerrilleros, que le pegaron un tiro y posteriormente arrojaron el cuerpo a una torca hasta hoy desconocida, en la zona de Ándara.

APARECIDOS LOS RESTOS DE UNA NIÑA JUNTO A LOS DE ELOY CAMPILLO

El estudio de los restos localizados arrojó otro "descubrimiento inquietante". Según el despacho Rodríguez Palomares, el fémur correspondía a un segundo individuo, inmaduro, probablemente adolescente, de entre 10 y 14 años, cuyo estudio genético determinó que era una mujer. Los datos de ADN de la menor fueron introducidos en la base de datos nacional sobre desaparecidos sin conseguir detectar coincidencia genética con ninguno de los perfiles registrados. Respecto a la posible data de su muerte, señalaban entre 20 y 25 años. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de San Vicente de la Barquera no estimó continuar con las investigaciones judiciales pues consideró que cualquier delito que se hubiese podido cometer ya habría prescrito.

Comentarios