sábado 21.09.2019
MUGU

Sosu, potrosu y ni tan baratu

Mugu acupando el mobiliariu urbanu
Mugu acupando el mobiliariu urbanu

La razón pola que pueis comprar tantísimu cosu, atestando casa y armarios de melanis y trastis que serán la jatera de mañana, es que li salis a cuenta a los amos del mundu. Ellos son ricos, y ti dijerin que trebajando duru sirías cumu ellos. Era mintira, claru, peru una mintira de esas ajayaízas que una parti de ti se quier creer, y la que no se lo crei por cabal se pasa de la raya dijéndoti que es mijor que lo creas y no te pongas en plan rebecu. Aluegu siguimos con esto.

Los tús padris se matarin a trebajar aselariáu pa tener pa ellos y pa los sús hijos. Si eris un pocu mayor, sólu el tú padri, ya que primeru la mujer no se bía liberáu entá, y en tal de matase juera de casa por un selariu sólu pudía matase drentu casa, onqui col derechu de mandar ena aministración. Abora, cola mujer liberaa cumu dios manda, una casa sólu se caltien col sueldu de dos, y eso ensin que las cosas de casa se jagan solas; si angunu pensó que dos selarios diban a traer el dobli de dineru a la casa, ya lo pensó tardi porque bían pensáulo primeru los amos del capital y a manu vien aquello de “verdi lo segarin”.

Tú te matarás trebajando el ún ratu y a buscu de trebaju el ótru. A caa güelta, sunríi y jáciti un selfie. Abora que jasta l’últimu melenu que pasa de África en patera gasta móvil, no vas a ser menos. Tendrás que tener cumu pocu el dobli de cosas que puea tener un afromelenu ena sú casa, porque aquí vivin en casas de ladrillu y tienin jasta tilivisión. Es cumu pa ser sospechosu…

La razón de que la cumida se haiga güeltu sosu es que es baratu. La razón de que sea baratu es que baratu se pruduz, baratu lo compras y asina te caltien vivu pa siguir pagando, cunsumiendo, y pruduciendo si jaz falta. Demientras, el mercau amachambra ganancia pagándoti pocu y pocu al que lo pruduz, que fácil será un africanu, u cualquiera que en cualquier parti del mundu jaga el papel de africanu. La cumida se pruduz en el menor tiempu pusibli, bien entainau ello. Tamién es mui cológicu, porque too lo que antañu se tiraba abora se reduz a polvu u a líquidu y pasa a ser parti de un nuevu prudutu, con un llamatu que empienci a ser pusibli col prifiju Bio. Y cumu el cartón es de color verdi y anaranjau te sintis tan integrau en el Cosmos que paiciera que no estás tomando azúcar, ni untu de palma, ni E-330. Ya no soportas el sabor del pan de leña, ni la corteza. Es mui juertonu y mui bastu. La lechi ya no delgau, sino cumu acuarela, que lo de vaca da ascu.

Quin diz cumida diz ropa, atentu a los modos de prudución y cunsumu. Si es algodón, África está mitíu nel asuntu, genti de aquello iscuru, con gana de echasi un móvil cumu el tuyu si dios no pon remediu. Tantu si no, Asia va a ser la que li jaga un estampau que paeza un espantau. Lo jacin crías que trebajan mas horas al día que los años que tienin, peru la parti cabal de la tú menti ti diz que eso subi la renta per cápita de semejanti país de probis, y estás creando riqueza junta Amancio Ortega. Viniendo de los paisis de la ropa culuríu, lo que ti vendin a ti es de cuatru culurucios murtizos. Pa dali un pocu de vida, estampan anguna cosa, mayormenti una bandera yanqui, una inglesa, u quiciabis una palabra n’inglés, u el llamatu de una ciudá norteamericana u inglesa y la cifra d’un añu rematando con gracia. Es baratu, y ti dijerin “se lleva”. Otru melán pal roperu; jacía ya cumu dos semanas que no comprabas dingunu, y da grima tener un armarión d’Ikea sólu pola metá.

La casa que tienis a medias col bancu (lo cabal no quita lo chistosu) es un museu cosmupulita que habla al visitanti de los sitios que visitesti u que tindrías pensau visitar cuandu cuadri. Una máscara africana, del país del afromelenu del móvil. Una pipa árabi. Una estatua de Buda. Un retratu en Port Aventura. Una katana. Un sombreru mejicanu. Cosas en inglés. Ena nevera imanis de capitalis con cunsumu. Unas tazas que digan “Smile”, a juegu col cartel de la entraa y la camiseta casa. Una pantallona grandi; el día que la compresti, lucía con una estampa del Gran Cañón. Dendi que la pusisti en casa, jamás gulvió a lucir naa amejau, peru nunca falta el ciscu rosa y la comedia española con canallitas y sexeu.

Y enas parlaas colas amistais demuestra en cuantas que pueas tener un gustu original y un pocu cínicu polo potrosu, cumu si tuvieras mucha sombra y pudieras escoger otra vida.

Eso es, créitilo. Mijor dejase llevar. A los emprendedores lis salis a cuenta. Eris una presona libri del momentu (es el momentu el que está manutiau y da pocas salías).

Es sosu, potrosu y ni tan baratu a la larga, peru una vida precucinaa ajorra isjuerzu mental. Es guapu placebu en espera de una cosa mas verdaera.

Sosu, potrosu y ni tan baratu