viernes 25/9/20

La FEMP quiere añadir más burocracia a las ayudas humanitarias

La Federación crea la Oficina de Coordinación Municipal de Ayuda al Refugiado para coordinar directamente las iniciativas municipales ante la crisis humanitaria.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) mantiene su intención de burocratizar las ayudas que los municipios quieren ofrecer a los refugiados sirios que huyen de la guerra. En un comunicado la Federación ha hecho un llamamiento a todas las Entidades Locales para que dirijan sus esfuerzos en la crisis hacia la Oficina de Coordinación Municipal de Ayuda al Refugiado, en lugar de a otros organismos como podría ser el Gobierno de Cantabria y su Banco de Recursos.

La FEMP, con el fin de contribuir a articular la respuesta coordinada de las EELL a la crisis humanitaria que están sufriendo los refugiados, ha creado la Oficina de Coordinación Municipal de Ayuda al Refugiado, que nace con vocación de resultar útil a las Entidades Locales en su respuesta solidaria a quienes la están padeciendo.

En esta Oficina, que cuenta ya con un espacio en la propia página web de la FEMP al que se accede a través del banner “Oficina de Coordinación Municipal de Ayuda al Refugiado”, se facilita un “Buzón para ofrecimiento de recursos por parte de las Entidades Locales” en el que los Ayuntamientos que lo deseen pueden enviar los recursos de que disponen para la acogida e integración de refugiados.

Se pretende así actuar de la forma más coordinada posible entre las distintas administraciones, recogiendo en un único inventario de recursos toda la ayuda que las Administraciones Públicas, y en este caso concreto las Entidades Locales, estén en disposición de proporcionar.

El ofrecimiento a través de la oficina por parte de los Gobiernos Locales pueden incluir todo aquello que consideren oportuno, tanto para la fase de acogida como la de apoyo a la integración, y, entre otros: alojamiento; manutención; asistencia jurídica; asistencia psicológica; atención social y asesoramiento; acompañamiento a centros escolares, sanitarios y sociales públicos; aprendizaje del idioma y habilidades sociales básicas; asistencia en trámites administrativos; orientación e intermediación para la formación profesional y la inserción laboral y ayudas económicas directas para ayudarles a afrontar sus gastos de primera necesidad.

Comentarios