miércoles 20/1/21
CORONAVIRUS

Los comercios, playas y colegios estarán abiertos en Santoña pese al cordón sanitario

Playa de San Martín, en Santoña
Playa de San Martín, en Santoña

Santoña pasa este miércoles a "una fase dos intensiva" durante 14 días ante el elevado número de positivos detectados, con 562 por cada 100.000 habitantes cuando en Cantabria es de 193; el aumento de positivos en PCR, del 7,4% al 9,4%, y por la aceleración de la curva epidémica. Sin embargo, este nuevo confinamiento no afectará a los comercios, colegios y playas, que se mantendrán abiertos.

La hostelería tendrá que cerrar salvo para catering o recogida en establecimiento y servicio a domicilio

El caso de los establecimientos hosteleros y de restauración es distinto, ya que tendrán que permanecer cerrados al público salvo para las actividades de catering o recogida en establecimiento y servicio a domicilio. Las visitas a la residencia de ancianos Santa Ana también se suspenderán, al igual que cerrarán los parques infantiles y las zonas comunes de los hoteles, Casa de Cultura, Teatro Casino Liceo y su proyección de cine.

Asimismo, se prohibirán todas las actividades colectivas deportivas, aunque los vecinos podrán practicar deporte de forma individual; y todas las actividades en centros y establecimientos deportivos, culturales, artísticos, recreativos, espectáculos y de ocio. La concentración de personas en bodas, bautizos, comuniones, velatorios, funerales, entierros y celebraciones religiosas se restringirá a un máximo de 10 personas. Además, la celebración de la misa del día 7 de septiembre, con motivo de las fiestas de la Virgen del Puerto, ha quedado también suspendida, así como las fiestas.

Para asegurar el cumplimiento de todas las medidas acordadas y las nuevas restricciones, se establecerá un control de entrada y salida al municipio, tanto por tierra como marítimo, en el que participarán alrededor de 50 agentes. Según ha informado el coronel de la Guardia Civil, Luis del Castillo, solo se podrá acceder a Santoña a través de la CA-141, mientras que se cerrará la entrada por la CA-241. En el control terrestre, en el que la Guardia Civil contará con el apoyo de la Policía Local, participarán unos 40 agentes, y en el marítimo entre siete y ocho.

Comentarios