miércoles 20.11.2019
SUCESOS

Detenida una mujer por el hallazgo de una cabeza humana en una caja en una vivienda de Castro Urdiales

Edificio de la calle Padre Basabe donde reside la persona detenida
Edificio de la calle Padre Basabe donde reside la persona detenida

La Guardia Civil ha detenido a una mujer por su posible relación con el hallazgo de una cabeza humana dentro de una caja en una vivienda de la calle Santa Ana de Castro Urdiales. Aunque la Guardia Civil no ha dado datos sobre la persona detenida ni sobre a quién pertenecería el cráneo, cuya identidad no se ha confirmado oficialmente, algunas fuentes apuntan a que se investiga si corresponde a un vecino del municipio, pareja de la detenida, que está desaparecido desde hace meses.

La ahora detenida habría entregado la caja hace tiempo a una amiga, la mujer que la ha encontrado en su domicilio, según han indicado a Europa Press fuentes cercanas al caso. La detención se ha producido este fin de semana en el edificio Mar Llana número 12 de la calle Padre Basabe, donde supuestamente residiría la detenida y donde se ha llevado a cabo el registro de la vivienda durante todo el día. Al lugar también han acudido esta tarde de lunes agentes de la Policía Científica, que han subido al piso para hacer una inspección ocular de la zona, que se encuentra acordonada.

Según ha informado a esta agencia fuentes del Cuerpo, esta detención se produce después de que una mujer encontrara la cabeza al abrir una caja que le habían entregado en su casa, en la madrugada del viernes al sábado. Tras el hallazgo, la mujer tuvo que ser atendida por servicios sanitarios del 061, que la trasladaron en ambulancia al centro de salud Cotolino de Castro Urdiales.

Del caso se ha hecho cargo el Juzgado de Instrucción número 2 de Castro Urdiales, que se encontraba de guardia cuando sucedieron los hechos. El mismo sábado incoó diligencias y declaró el secreto de las actuaciones. La Guardia Civil no ha concretado en qué estado se encontraba la cabeza ni la identidad de la víctima, que investiga el Instituto Armado. La investigación sigue abierta y el grupo de delitos contra las personas de la Guardia Civil de Cantabria cuenta para ello con apoyo de especialistas de este Cuerpo de Madrid.

SORPRESA

Una vecina de la localidad, Mercedes, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que eran dos personas "normales" a las que conocía desde hace años. Según ha contado, el hombre vivía en Castro Urdiales con su mujer y sus hijos, y cuando el matrimonio se separó "conoció a esta chica", la supuesta detenida, y "se fue a vivir con ella".

Ha relatado que el hombre, "muy agradable y simpático", había trabajado en un banco y ahora estaba jubilado, y fue su pareja actual la que denunció su desaparición hace unos "siete meses". "Nos ha sorprendido muchísimo el desenlace", ha señalado. "Nunca te imaginas que personas normales puedan hacer estas cosas, es impensable", ha apostillado. También ha contado que la supuesta detenida solía ir a su bar, que ya cerró, con su hermana y una amiga, que sería la que ha recibido la cabeza, y que "aparentemente no había ningún problema entre ellas".

Comentarios