lunes 09.12.2019
SUCESOS

La Guardia Civil difunde una foto actual del violador y asesino que no regresó a El Dueso

La antigua y la nueva imagen de Guillermo Fernández Bueno
La antigua y la nueva imagen de Guillermo Fernández Bueno

La Guardia Civil ha difundido a través de su cuenta de Twitter una fotografía con la imagen actual del preso fugado de la cárcel de El Dueso, en Santoña (Cantabria), Guillermo Fernández Bueno, que no regresó tras un permiso penitenciario de una semana.

La Benemérita ha distribuido la imagen del que "podría ser el aspecto actual" de este preso, condenado por asesinato y violación, al que se busca desde primera hora del lunes y sobre el que ya se ha puesto en marcha una orden internacional de detención ante la posibilidad de que haya salido del país.

"Muy urgente. Se busca a Guillermo Fernández Bueno, condenado por violación y asesinato, y fugado de la prisión de El Dueso en Cantabria durante un permiso. Este podría ser su aspecto actual", es el texto que acompaña a la foto en el tweet de la Guardia Civil que, en menos de tres horas, se ha compartido casi 2.300 veces.

El aspecto de preso fugado en la nueva imagen es muy distinto al de la anterior fotografía distribuida el pasado lunes tanto por la Guardia Civil como por la Policía Nacional y que era una imagen antigua de Guillermo Fernández Bueno.

Todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están buscando desde el lunes a este hombre, de 41 años y natural de Santander aunque, según informó la Policía Nacional, su último domicilio conocido figura en Tenerife.

A estas alturas, no se descarta "ninguna línea de investigación", incluida la de que el fugado "pueda pretender abandonar España", según la Policía, que limita su información a este mensaje, sin querer detallar si Guillermo Fernández puede estar escondido, haber utilizado un vehículo o estar acompañado de otra persona.

El recluso, Guillermo Fernández, fue condenado a 26 años y seis meses de prisión por violar y asesinar en una cafetería de Vitoria a una empleada de la limpieza en el año 2000. Además, cuenta con otra condena de nueve años por otra agresión sexual cometida un mes antes de aquel asesinato.

Comentarios