miércoles 21/10/20
MAYORES

Santoña apuesta por la actividad física para mejorar la calidad de vida de la tercera edad

Actividad de los mayores
Actividad de los mayores

La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Santoña ha apostado desde hace varios años por la actividad física para mejorar la calidad de vida de la tercera edad en el municipio. Por este motivo, en octubre comenzarán de nuevo municipales los programas ‘Más movimiento y menos medicamento’ y ‘Aprovecha tu segunda juventud’ en las instalaciones deportivas (IDM).

El Centro de Salud de Santoña colabora en el primero de los programas que cumplirá su tercer año y está dirigido a mayores de 70 años con síndrome de fragilidad. Los médicos de cabecera son los encargados de recetar la actividad física a los pacientes que consideren oportuno tras realizar un test y una analítica, de tal forma que el doctor Rafael Colás y la enfermera Giovanna Lezama están en contacto con los técnicos de educación física de las IDM, Juan Rangel y Javier Loza, para coordinar todo.

En grupos de ocho a diez personas, las sesiones comenzarán a mediados de octubre si bien las pruebas físicas a los vecinos ya se han iniciado para después beneficiarse del ejercicio físico durante tres días a la semana, una hora al día y desde el mes de octubre a junio. Este programa piloto en Cantabria se inició en enero del 2019 con la participación de 30 vecinos y el año pasado aumento a 70.

En el caso de ‘Aprovecha tu segunda juventud’, el programa está dirigido a mayores de 65 años que voluntariamente se apuntan en las IDM para practicar actividad física. “Son personas robustas, sin ningún tipo de limitación funcional, sin fragilidad”, explica Javier Loza.

Para su desarrollo se han organizado dos grupos, hasta un máximo de 30 personas, y tendrán tres sesiones a la semana, lunes, miércoles y viernes, en horarios de 10.00 a 11.00 y de 11.00 a 12.00. Los viernes, en esta última hora, harán las actividades en la piscina. Los dos grupos seguirán el protocolo Covid-19 en cuanto a las medidas de seguridad e higiene.

Los objetivos de ambos programas son mejorar la calidad de vida de la tercera edad y conseguir un envejecimiento activo por medio del ejercicio con el fin de favorecer sus actividades básicas diarias de manera independiente y de la mejor manera posible, como levantarse de la cama, asearse, comer e ir a la compra, entre otras. Otro propósito primordial es reducir el riesgo de las caídas que a partir de los 65 años se da con cierta frecuencia.

“Además es fundamental que se diviertan con las actividades, que desconecten mentalmente de los problemas y que se relacionen con el resto del grupo para mejorar y ampliar las relaciones sociales”, comentó Javier Loza.

El modelo de intervención que se utilizará para conseguir estas mejoras es el programa de ejercicio físico multicomponente, compuesto por ejercicios de fuerza, resistencia cardiovascular, equilibrio y flexibilidad, ya que según diferentes estudios es el modelo que mayores beneficios aporta a la salud global de los mayores.

Todo ello conlleva la realización de un pretest (pruebas físicas) antes de la intervención y después un postest para poder comprobar las mejoras. “Al final del programa, a los vecinos participantes también se les realizará un postest  para obtener unas conclusiones, publicarlas, difundirlas y que sirvan de base para aplicar dicho programa en otros municipios”, señaló Juan Rangel, técnico municipal en Deportes.

En el primer programa los beneficios conseguidos en mejora de fuerza, reducción del riesgo de caídas, mejora en la ampliación de relaciones sociales, entre otras, fueron excepcionales, según Javier Loza, ya que iniciaron el programa con fragilidad el 79,31 por ciento de los participantes y lo acabaron con fragilidad el 20,69 por ciento.

Comentarios