sábado 24/10/20
CORONAVIRUS

Santoñeses denuncia la "inacción" del equipo de Gobierno este verano ante el coronavirus

Santoña este verano
Santoña este verano

El partido Santoñeses ha denunciado la "inacción" del equipo de Gobierno (PSOE-PRC) este verano ante el COVID-19, tras decretarse ayer un cordón sanitario de 14 días en la villa por la evolución de la pandemia.

En un comunicado, la formación ha censurado que el equipo de Gobierno "ha apostado todo a una carta, la de confiar que el verano pasaría rápido y sin mayores complicaciones, esperando que los rebrotes o la segunda ola no llegarían hasta septiembre", pero ha sido "un cálculo fallido", con lo que "su inacción y dejadez ha tenido un efecto demoledor sobre una ciudadanía, que ve frustrada, de nuevo, la anhelada vuelta a la normalidad de sus vidas y negocio", ha lamentado Santoñeses.

El grupo entiende que los altos niveles de transmisión del virus en la villa hagan "imprescindible tomar medidas drásticas para controlar los contagios", como el cordón sanitario, aunque no entiende que no se haya pospuesto el inicio del curso escolar hasta que finalicen las dos semanas de aislamiento, ya que, a su juicio, "no tiene ningún sentido recomendar el confinamiento domiciliario voluntario y, al mismo tiempo, juntar grupos de 15 o de 20 niños en las escuelas".

Santoñeses también se refiere a las "responsabilidades políticas que nos han llevado hasta aquí", denunciando que entre los meses de abril y junio, y ante la "nula actividad política en el Ayuntamiento", el equipo de Gobierno dispuso de un tiempo "para haber preparado al pueblo para lo que estaba por venir" pero no lo hizo, cuando las restricciones en los viajes internacionales y la campaña promocional, "a todas luces excesiva, del Gobierno regional vendiendo Cantabria como 'destino seguro', hacían presagiar un verano con una gran afluencia turística".

Además, mientras otros municipios del entorno solicitaban en junio la ayuda de la Delegación del Gobierno ante la escasez de medios para controlar al seguridad ciudadana y contrataban servicios extra de vigilancia e información, en Santoña "la anticipación ha sido nula".

"La respuesta del Ayuntamiento ante el enorme reto que suponía este verano de la pandemia se ha limitado a apenas unos carteles en playas y paseos y a prohibir aparcar en las calles del monte", ha denunciado la formación, precisando que a pesar de contar con siete efectivos de Policía Local para una población residente de 10.500 habitantes, que alcanza los 30.000 en verano, no fue hasta el 21 de agosto, con más de 20 casos de COVID-19 activos, y reunida de urgencia la Mesa de Seguimiento de la epidemia, cuando el alcalde, Sergio Abascal, se decidió a pedir el apoyo de Delegación del Gobierno para intentar controlar la situación.

"Y lo hizo después de casi dos meses en los que la falta de supervisión sobre botellones, playas, plazas, terrazas, fiestas privadas, monte y faro del Caballo, masificados y a menudo sin la mínima observancia de las requeridas medidas de seguridad", ha criticado la formación, que ha asegurado que para los ciudadanos que han tratado de seguir fielmente las normas, "este verano en Santoña ha sido un auténtico suplicio. La sensación de vivir en ciudad sin ley se ha adueñado de muchos santoñeses", ha asegurado.

Finalmente, el grupo considera "chocante" que el alcalde no haya observado este verano el mismo criterio "riguroso para hacer cumplir los confinamientos domiciliarios decretados por la autoridad sanitaria que el que aplicó en el mes de abril, cuando pidió a Delegación del Gobierno el confinamiento forzoso de algunas familias de Santoña".

Comentarios