martes 17.09.2019
ELECCIONES GENERALES

Abascal y los candidatos de Cantabria del partido ultraderechista Vox rechazan en Santander el Estado de las autonomías

Santiago Abascal en el acto de Santander
Santiago Abascal en el acto de Santander

El presidente del partido ultraderechista Vox, Santiago Abascal, ha rechazado, junto al resto de representantes nacionales y autonómicos de la formación, el Estado de las autonomías, defendiendo la recentralización de competencias que actualmente están en manos del Gobierno de Cantabria como la educación, la sanidad o la justicia. Abascal, junto al presidente del partido ultraderechista en Cantabria, Ricardo Garrudo; el cabeza de lista al Congreso por Cantabria, el exconsejero del PP Emilio del Valle; y la presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, han protagonizado un acto en el Palacio de Festivales de Santander en el que Del Valle ha afirmado que Vox es "el único partido que puede poner freno a lo que está pasando, ante los peligros que corre la patria de la mano de los socialistas, los comunistas y los separatistas".

El que fuera consejero de Presidencia por el PP entre 1995 y 1999 y secretario genera de la Consejería de Hacienda en la anterior legislatura, también con el PP, ha dicho que el Estado de las autonomías es "deficitario e ineficiente". Por su parte, la candidata por Madrid ha dicho que "es el momento de elegir si vuelven los traidores a pactar con el separatismo, los ambiguos que no sabemos con quién van a pactar; o los cobardes que ya nos traicionaron".

En este sentido, Abascal ha afirmado en Santander que el PP, además de "derechita cobarde", ahora es también "derechita mentirosa" porque "incumple" sus acuerdos en Andalucía, en referencia al incumplimiento por parte del PP del acuerdo para derogar la Ley de Memoria Histórica andaluza y expulsar a 52.000 inmigrantes ilegales. Además, ha censurado que el líder del PP, Pablo Casado, empiece ya a hablar de coaliciones electorales -con Ciudadanos- e incluso a "repartirse puestos y a vender la piel del oso antes de cazarla".

El cabeza de lista al Congreso por Madrid ha afirmado que todos los partidos están contra Vox, aplicándole el "cordón sanitario", y ha criticado que PP y Cs "retuerzan y manipulen" sus propuestas. Abascal ha considerado "preocupante" que estos partidos conviertan a Vox en "el muñeco de pim pam pum" cuando "la urgencia es parar el golpe de estado separatista, retomar el poder en Cataluña, suspender la autonomía, y disolver los Mosos d'Escuadra".

LLAMA "CRETINO" A LOPEZ OBRADOR

"Nos sentimos orgullosos de nuestra historia, de la reconquista, de la hispanidad, no tenemos que ponernos de rodillas ante cualquier cretino como López Obrador", ha dicho en alusión a la carta del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al Rey Felipe VI exigiéndole una disculpa por los atropellos que en su opinión se cometieron durante la conquista de América.

El líder de Vox ha justificado el calificativo de "derechita cobarde" en el hecho de que "lo único" que hizo en su opinión el Gobierno de Mariano Rajoy fue "mantener el legado de Zapatero", su misma hoja de ruta en materia de terrorismo, las leyes de Memoria Histórica, del aborto y de violencia de género, y subir los impuestos como dice Izquierda Unida".

PROPUESTAS "DE BARRA DE BAR"

"Y mientras, Casado dice que las propuestas de Vox son de barra de bar", ha ironizado, para puntualizar que son "mucho mejores que las propuestas" que se presentan en la tribuna del Congreso, "a la que tantos traidores y corruptos han accedido".

Abascal se ha referido a Casado como "el vicesecretario de Comunicación de Zapatero" y le ha reprochado que sitúe a Vox en la extrema derecha cuando hay elecciones, y en la derecha cuando hay que pactar". "Percibo con perplejidad a la veleta naranja, y ahora también a la azul", ha ironizado.

"Tenemos alternativa frente a todos los demás que nos caricaturizan e insultan", ha subrayado, a la vez que ha negado que Vox sea un partido xenófobo, racista o eurófobo. Sobre la Unión Europea, ha dicho que España "no tiene fuerza en Europa ni se ha ganado el respeto", como en su opinión ha quedado patente con la huida de Puigdemont que "se le dejó escapar". "Eso lo vamos a cambiar para que jamás vuelvan a pisarnos", ha dicho. Más de 1.500 personas han llenado hoy la sala Argenta del Palacio de Festivales para asistir al acto público del presidente de Vox

Comentarios