viernes 28.02.2020
POLÍTICA

Cantabria, Asturias y Castilla y León, dispuestas a una “alianza” sobre financiación autonómica: “Hay que ampliar la tarta”

Adrián Barbón, Miguel Ángel Revilla y Alfonso Fernández Mañueco, este miércoles en Camaleño
Adrián Barbón, Miguel Ángel Revilla y Alfonso Fernández Mañueco, este miércoles en Camaleño

Cantabria, Asturias y Castilla y León tienen posturas comunes de cara a la futura ley de financiación autonómica y las tres comunidades están dispuestas a hacer una "alianza amplia" a la hora de defender el nuevo modelo, más si se tiene en cuenta que el actual "es insuficiente" y el Estado tendrá, por tanto, que "ampliar la tarta". Un tema en el que los presidentes de estas tres comunidades "estamos en el mismo carro", como ha afirmado el presidente cántabro Miguel Ángel Revilla (PRC), ante sus homólogos asturiano, Adrián Barbón (PSOE), y castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco (PP), a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa tras la reunión mantenida hoy para reafirmar su apuesta por la gestión conjunta de Picos de Europa. En su comparecencia ante los medios en el municipio lebaniego de Camaleño, Revilla ha sentenciado que "aquí los tres estamos en el mismo carro". Con estas palabras ha reafirmado la apuesta de estas comunidades autónomas de que se tenga en cuenta la prestación de los servicios –que a veces es "costosísimo"– a la hora de negociar el nuevo modelo de financiación. Sería, a juicio de Revilla, "lo justo, lo progresista", y así se lo trasladó –ha recordado– al presidente del Gobierno español en funciones y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, en un almuerzo durante una visita del líder del PSOE a Cantabria este verano, con el que departió entre otros temas sobre la "catástrofe" de la despoblación y la necesidad de "potenciar" los pueblos manteniendo los servicios.

"Perder los votos de Cantabria y Asturias no desequilibra unas lecciones, sino que quien las desequilibra es Andalucía, Valencia y Madrid", dice Revilla

Teniendo esto en cuenta y a propósito de las elecciones generales de este 10N y de que, según ha dicho, "los políticos viven de los votos", el secretario general del PRC espera que "no prime el interés político" en la financiación autonómica. "Perder los votos de Cantabria y Asturias no desequilibra unas lecciones, sino que quien las desequilibra es Andalucía, Valencia y Madrid", ha apuntado al respecto, para rechazar así el criterio poblacional en el reparto de fondos e insistir en que se tenga en cuenta el del coste de los servicios. Ha avisado de que una nueva ley de financiación basada en el número de habitantes como quieren "imponer" desde esas comunidades autónomas sería, además de "la mayor injusticia del mundo", "la puntilla" para el medio rural, después de que se hayan "abandonado pueblos y cultivos". "Un desastre", ha remachado. Sobre la capital de España, Revilla ha opinado que "Madrid es un pulpo que corta España", y sobre la propuesta de bajar impuestos ha comentado que "no los tendrían que cobrar" si se tiene en cuenta que esta ciudad alberga el "60%" de los domicilios sociales de las empresas, con lo que "practican una legislación fiscal atentatoria contra los que no podemos bajar los impuestos". "No debería haber diferencias impositivas y deberíamos ser todos iguales a la hora de pagar, porque nos están haciendo unas competencias tremendas", ha insistido.

Por su parte, Adrián Barbón ha explicado que su postura se orienta a la defensa de los intereses de Asturias y de los asturianos, que "son los mismos hoy que hace seis meses" en una materia como la financiación autonómica en la que su posición es "perfectamente compatible" con la de Cantabria y también con la de Castilla y León. De cara al nuevo modelo, ha advertido que se va a debatir si la población es "el eje fundamental" de la financiación o si tiene que haber otros elementos "correctores", como el gasto real en la prestación de los servicios. "Los servicios públicos tienen una consideración diferente en determinados territorios que en otros", ha evidenciado el presidente asturiano, para apuntar que la dispersión de la población, el envejecimiento o la orografía incrementan el coste. Se trata de aspectos "fundamentales" para el Principado de Asturias, que está dispuesto a hacer una "alianza grande" en defensa de un modelo que tenga en cuenta el coste "real" de los servicios, al ser un factor "a tener en cuenta". "Porque si la financiación va solo a la población, nos encontramos con que las comunidades autónomas, por ejemplo, que tienen que hacer frente al despoblamiento parten con una situación de perjuicio y prejuicio", ha avisado Barbón, que también cree que "nadie puede perder" respecto a las aportaciones del modelo actual y que constituyen "el punto de partida". "Todo lo contrario", ha zanjado, antes de añadir sobre la presente financiación que las comunidades autónomas "estamos viendo, sinceramente, que es insuficiente", por lo que el Estado "tendrá que ampliar la tarta".

Fernández Mañueco dice que "no puede haber negociaciones bilaterales con ninguna parte del país"

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León ha defendido la necesidad de negociar de forma "multilateral" un nuevo modelo de financiación autonómica y evitar "negociaciones bilaterales" al tiempo que ha insistido en tener en cuenta elementos como la dispersión o el envejecimiento. El presidente castellanoleonés ha considerado que el modelo de financiación autonómica antiguo "es malo" y ha abogado por negociar un nuevo sistema "entre todas las comunidades de manera multilateral", ya que para Fernández Mañueco "no puede haber negociaciones bilaterales con ninguna parte del país". Asimismo, ha querido hacer una "segunda reflexión", y ha recordado que hace unos meses seis comunidades autónomas "con diferentes formaciones políticas" –Aragón, Castilla-La Mancha, La Rioja, Asturias, Galicia y Castilla y León– suscribieron un acuerdo en defensa de un modelo de financiación que garantice los servicios públicos "a todas las personas" independientemente de donde residan. Un acuerdo al que han invitado a sumarse a Cantabria, tal y como ha manifestado Fernández Mañueco, quien ha aseverado que la población en el modelo de financiación "es un elemento importante" pero hay otros elementos, como el envejecimiento y la dispersión, y "otras circunstancias" que se van a plantear de manera conjunta cuando haya Gobierno y se aborde esta cuestión. Por otro lado, el presidente de la Junta ha defendido el compromiso de Castilla y León y la apuesta "por la protección de los servicios públicos y la garantía de los servicios sociales" en el medio rural. En este sentido, ha explicado que en Castilla y León se garantizan escuelas "con tres chavales" y se garantizan "todos los consultorios médicos", lo que es compatible con garantizar los hospitales y las universidades "en el mundo urbano"; al tiempo que se ha referido a los barómetros "independientes" sobre Educación, que colocan a Castilla y León "en puestos de privilegio", al igual que en Sanidad, y en la atención a los mayores y a la Dependencia.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad