Martes 13.11.2018
SANTANDER

Comienza la instalación de la valla de cuatro metros de altura en el Puerto para evitar la inmigración ilegal

Ya ha comenzado a instalarse la valla del Puerto de Santander
Ya ha comenzado a instalarse la valla del Puerto de Santander

La Autoridad Portuaria de Santander (APS) ha comenzado a colocar la base de la valla para controlar la presión migratoria, que también instalará el Ayuntamiento en el tramo paralelo al cantil de la Estación Marítima pese a que no le gusta. De hecho, será el tramo que corresponde al Ayuntamiento el primero que se verá, antes del puente laboral de la Constitución, a principios de diciembre, como parte del proyecto de remodelación del entorno de la estación marítima, que ejecuta el Consistorio y que contempla la reposición de la valla.

Una reposición que no es tal porque en lugar de la sustitución de la existente -de 3,5 metros de altura, según el proyecto aprobado por el Puerto a principios de este año-, la APS ha optado por otra, medio metro más alta y con un entramado metálico más tupido que el actual. Opción que al Ayuntamiento de Santander no gusta y que le ha llevado a proponer que se fuera de vidrio, para disminuir el impacto visual, pero que el Puerto ha rechazado.

PODEMOS

A este respecto, Podemos Cantabria ha criticado la actitud del Gobierno autonómico, señalando que en el Pleno del Parlamento este lunes, el presidente, Miguel Ángel Revilla, tachó la valla de "fea" -la actual- pero "en ningún momento consideró esta propuesta inmoral, pese a ser la opinión de una gran parte de la ciudadanía cántabra".

La diputada de la formación morada, Verónica Ordóñez, ha censurado que el presidente "justifique" el proyecto de la Autoridad Portuaria "con el argumento del repunte de inmigrantes, un hecho que los propios datos niegan, con un descenso del número de personas que han tratado de entrar en alguno de los buques atracados en el puerto en los últimos seis meses", añade.

"Revilla justifica que hay que construir un muro para cumplir la ley y sobre todo, para hacer todo lo posible para que no se enfaden las compañías de ferries que operan en Cantabria, pero aunque le parece estéticamente feo en ningún momento lo considera inmoral o excesivo", lamenta.

Para Ordóñez, "la preocupación de la sociedad civil no es el supuesto riesgo para la seguridad que puedan suponer los polizones, un argumento de tintes xenófobos esgrimido por la Autoridad Portuaria, sino las armas que se embarcan prácticamente todos los meses desde el muelle santanderino y que van destinadas a población civil yemení". En este sentido, ha animado a la ciudadanía a participar en la concentración que tendrá lugar esta tarde, a partir de las 19 horas, junto al monumento al Machicaco, en Santander, organizada por la organización Pasaje Seguro.

OTRAS ALTERNATIVAS

Por su parte, el concejal de Infraestructuras, César Díaz, a preguntas de la prensa respecto al anuncio realizado en el Parlamento por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, de que la APS derribará la valla que separa el puerto de la ciudad en el tramo comprendido entre la estación marítima y Tabacalera a finales de 2020, ha explicado que ha sido con la obra del entorno de la Estación Marítima ya en ejecución cuando el Puerto ha trasladado al Ayuntamiento que valoraba instalar una valla de cuatro metros, en vez de 3,5 como la actual, y con un tramo inclinado para hacer más difícil el acceso a las personas.

El Ayuntamiento mantuvo varias reuniones con el Puerto para buscar "otras alternativas", entre las que se encontraba "retrasar" a la altura del depósito franco la ubicación del ferry, lo que llevaría "más tiempo".

"Llegamos a poner encima de la mesa que la valla sea de vidrio para que el impacto sea mucho menor que el que va generar siendo metálica y el Puerto nos dijo que no. Es más, es el Puerto el que nos ha trasladado el tipo de valla que hay que colocar, que tiene menos posibilidades de ser escalada", ha indicado Díaz.

El Ayuntamiento finalizará las obras de la estación marítima antes del puente de la Constitución, incluido el tramo correspondiente de valla, con lo que "se podrá comprobar el tipo de cierre, que va ser el que se va a utilizar para el resto de tramo", el que va perpendicular hasta el borde y desde la estación hasta el Barrio Pesquero, que ejecutará la APS, ha indicado el edil.

El proyecto del entorno de la estación marítima que el Ayuntamiento envió al Puerto, y que éste aprobó a principios de año, contemplaba una altura de valla "exactamente igual que la que hay ahora, y ha sido en 2018 cuando nos han dicho que tenía que ser de cuatro metros, cosa que no nos gusta y hemos intentado que el tipo sea menos agresivo para la ciudad, llegando a plantear una de vidrio para que el impacto fuera mínimo, pero no ha sido posible".

"No nos gusta que en el centro de la ciudad tengamos que recurrir a ese tipo de soluciones para un problema que existe pero que quizá se pueda combatir desde otros frentes", como desplazando el atraque del ferry hacia el depósito franco. En este sentido, el concejal ha apuntado que cuando se abordó en el Puerto la ordenación del frente marítimo en el tramo entre la estación y Varadero tras la anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997, sin que la presión migratoria sobre el ferry fuera entonces un asunto "candente", el Ayuntamiento propuso retrasar el atraque el ferry al depósito franco, "donde incluso existe un atraque que podría ser utilizado", como forma "idónea" de conseguir la "integración máxima" de esos terrenos en la ciudad. La APS trasladó la opción a Brittany Ferries, que "no la ven mal"

Posteriormente surgió la cuestión de la presión migratoria y "todos compartimos que retrasando el atraque del ferry a este lugar, la presión se separa del centro de la ciudad", ha indicado Díaz.

El nuevo atraque supondría una nueva estación marítima con nuevo espacio para embarcar y permitiría liberar y recuperar el que está actualmente reservado para el desembarco de vehículos y camiones, es decir, todo el frente desde Varadero a la estación. "El atractivo de atracar en el centro lo seguimos teniendo pero podemos contar con ese suelo e incorporarlo a la ciudad", ha comentado Díaz.

Además, el concejal ha detallado que se podría dar otra utilidad a la estación actual, así como a la Comandancia de Marina y Sanidad Exterior, que "podrían plantearse trasladarse a otro sitio", integrando su espacio en la ciudad.

Comentarios