martes 29/9/20
POLÍTICA

La delegada del Gobierno responde a Revilla que él puede prohibir los botellones utilizando "todos sus medios y competencias"

La Guardia Civil vigila que se cumplan las normas en Laredo | Foto: Guardia Civil
La Guardia Civil vigila que se cumplan las normas en Laredo | Foto: Guardia Civil

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha instado al Gobierno regional a "utilizar todos sus medios y competencias" para prohibir en toda la Comunidad Autónoma el consumo compartido de bebidas alcohólicas en la vía pública, como ya están haciendo otros gobiernos autonómicos, o instar a los ayuntamientos a aprobar ordenanzas municipales restringiendo esta práctica. Quiñones se ha pronunciado así después de que el presidente cántabro haya urgido a la Delegación del Gobierno a evitar los botellones, y ha lamentado que "se cargue toda la responsabilidad en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ya hacen un trabajo incansable".

La delegada del Gobierno ha pedido al Ejecutivo autonómico que "utilice todos los medios a su disposición para prohibir los botellones" al igual que "la Policía Nacional y la Guardia Civil utilizan los suyos para garantizar la seguridad, proteger a la ciudadanía y advertir de los riesgos de contagio, que siguen tan vivos como el primer día". Ha asegurado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "están haciendo lo que tienen que hacer, sin dejar ni un solo día ni una sola noche de controlar las aglomeraciones de personas, los grupos de jóvenes que están haciendo botellones, y toda la actividad en las calles de nuestros pueblos y ciudades".

Quiñones ha considerado imprescindible el trabajo compartido de todas las administraciones, ayuntamientos y gobierno regional

"Hacen un trabajo incansable, muchas veces por encima de sus posibilidades, para protegernos, para salvaguardar la salud pública y para controlar la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos", ha apostillado la delegada del Gobierno. Como muestra de ello, la máxima responsable del Estado en Cantabria ha señalado que la Guardia Civil ha instruido este pasado fin de semana cerca de un centenar de denuncias por botellones, por no utilizar mascarilla o desórdenes en la vía pública.

"La Guardia Civil está en cada pueblo de Cantabria, haciendo una gran labor, como muestran las sanciones de todo tipo, pero también haciendo una labor pedagógica y de prevención entre los ciudadanos que muchas veces no se ve pero que está ahí", ha dicho.

En la misma línea -ha dicho- está actuando la Policía Nacional en Santander y Torrelavega, que "hace una labor encomiable, garantizando la seguridad en los núcleos urbanos más importantes de Cantabria, donde son determinantes para proteger a la ciudadanía, para evitar delitos, para asegurar la seguridad y el control y generar una sensación de confianza y tranquilidad a la ciudadanía, además de estar siempre apoyando y reforzando el papel de las policías locales".

"Este verano es un verano anómalo pero hay muchas personas que aún no han visto el peligro que conlleva esta pandemia, el riesgo que tiene no protegerse para proteger luego a sus familias y amistades, y por tanto la Policía Nacional y la Guardia Civil están haciendo un esfuerzo aún mayor para poner en alerta a toda la ciudadanía", ha insistido.

RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL

En este sentido, la delegada del Gobierno ha apelado a "la responsabilidad individual" de todos los ciudadanos. "Por más que digamos, por más multas y sanciones que establezcamos, no acabará de haber rebrotes y contagios. Depende de cada uno de nosotros, entenderlo no solo nos garantizará evitar la propagación ahora, sino prepararnos y tomar conciencia de que parte de la nueva normalidad que vivimos ahora y en los próximos tiempos exige que todos seamos más responsables que nunca y controlemos más que nunca las medidas de seguridad higiénico-sanitarias", ha añadido. "Es muy importante mantener la distancia social de seguridad que en algunos contextos como los botellones o en la playa parece imposible pero puede y debe hacerse", ha reclamado Quiñones.

Sin embargo, "más allá de la responsabilidad individual de cada ciudadano, y del papel elemental que están desarrollando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", la delegada del Gobierno ha llamado a "seguir trabajando como estuvimos haciéndolo durante el estado de alarma, cooperando, trabajando unidos, compartiendo esfuerzos y recursos porque la unidad se ha demostrado el instrumento más eficaz contra el virus". Quiñones ha considerado imprescindible el trabajo compartido de todas las administraciones, ayuntamientos y gobierno regional, "que en aplicación de sus competencias pueden jugar un papel mucho más determinante".

Así, ha indicado que "los ayuntamientos pueden poner en marcha mecanismos previstos en sus ordenanzas municipales para limitar las aglomeraciones o grupos amplios de personas, y el Gobierno de Cantabria, al igual que ha prohibido la apertura de todos los locales de ocio a partir de las 2:00 horas, puede prohibir, limitar y establecer sanciones para aquellos grupos de gente que se acumulan en las playas o en otras zonas de nuestros municipios".

"El Gobierno de Cantabria tiene la capacidad y la potestad administrativa sancionadora para establecer todos los mecanismos que considere oportunos para regular la presencia de la ciudadanía ante una situación grave en la que está en juego la salud pública, y que nadie tenga ninguna duda de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y esta Delegación del Gobierno apoyarán y reforzarán con todos los recursos a nuestro alcance la aplicación de esas medidas", ha manifestado Quiñones.

Además, ha señalado que en otras Comunidades Autónomas se están tomando medidas en ese sentido para regular y controlar los aforos, no solo en espacios cerrados sino también en la vía pública, "y ese es el que puede seguir el Gobierno de Cantabria en el ámbito de sus competencias".

Comentarios