jueves 21/1/21
MEDIO RURAL

Desarrollo Rural mantiene la intensidad de las ayudas al sector primario en un presupuesto que no crece

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, posa con todo su equipo antes de presentar los presupuestos de su departamento para 2020
El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, posa con todo su equipo antes de presentar los presupuestos de su departamento para 2020

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente contará en 2020 con un total de 134 millones de euros en un presupuesto que no crece, y que a través de "un reajuste interno de las partidas, para evitar ineficiencias", consigue mantener la intensidad de las ayudas al sector primario y transformador, pese al descenso de las aportaciones comunitarias. Así, se crea por ejemplo una nueva línea de ayuda específica para el sector vacuno de leche, de 700.000 euros, que intenta "compensar" la finalización de las ayudas europeas de bienestar animal. El consejero del ramo, Guillermo Blanco, que ha comparecido hoy viernes en rueda de prensa con todo su equipo, ha explicado que el "crecimiento cero" de su presupuesto responde a "la necesidad de blindar las políticas sociales". Así, ha reconocido que "no es el presupuesto que nos hubiera gustado", y que "debería crecer" pero en este momento "no puede ser" porque la situación "nos obliga a ser solidarios". No obstante, ha destacado que se consolida el crecimiento experimentado en la anterior legislatura por las políticas de apoyo al sector primario, y se asegura "un apoyo suficiente al sector primario para que la renta de los ganaderos no se vea disminuida y pueda mantenerse en las cifras que tanto nos ha costado alcanzar en la legislatura pasada".

El "crecimiento cero" de su presupuesto responde a "la necesidad de blindar las políticas sociales"

Blanco ha recordado que es la primera vez que las políticas medioambientales y las dirigidas al sector primario están "en un mismo presupuesto", tras la unificación de las dos áreas en una misma consejería, fruto de una vieja reivindicación y del convencimiento de que "deben conformar una política transversal e integradora". "El presupuesto hace una apuesta decidida por ampliar la capacidad de desarrollo de nuestros pueblos y comarcas, incidiendo especialmente en el apoyo a las cadenas de valor rurales, buscando la mejor coordinación entre medio naturales, sector agroalimentarios, pesca y desarrollo rural", ha subrayado Blanco, quien ha considerado que las políticas de biodiversidad y medio ambiente serán herramientas de progreso social y económico para mejorar la calidad de vida de las personas y asegurar la pervivencia de las señas de identidad de Cantabria".

Junto a los 134 millones de fondos propios, la Consejería también gestionará 56 millones de fondos comunitarios: 43,7 del Fondo de Garantía Agraria (FEAGA); 8,5 del Fondo de Desarrollo Rural (FEADER); 1,27 del Fondo de Pesca (FEMP); y dos millones del Fondo de Desarrollo Regional (FEDER); así como 1,45 millones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), lo que suma un total de 191,5 millones de euros.

POR DIRECCIONES GENERALES Y CAPÍTULOS

De los 134 millones de fondos propios, la nueva Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático absorbe 78 millones, el 58,3% del total por la incorporación de la empresa pública MARE; 18,4 millones gestionará la Dirección General de Desarrollo Rural, el 13,73%; 14,4 Ganadería, el 10,76% del total; 13,2 millones Pesca y Alimentación, el 9,84%; y 9,9 millones la Secretaría General. Por capítulos, el gasto corriente "se incrementa notablemente" debido a las nuevas competencias en residuos y la encomienda a la empresa pública MARE, y representan el 61% del presupuesto, 93,8 millones; mientras que los gastos de capital (inversión real y transferencias de capital) representan el 30%, 40,2 millones.

En ganadería, el consejero ha destacado la nueva línea de ayuda específica para el sector vacuno de leche (700.000 euros); la financiación íntegra de los costes derivados del control lechero y del análisis de calidad de la leche cruda; la continuidad del plan de fomento de los seguros agrarios; el aumento de las ayudas de fomento de la recría de razas bovinas cárnicas; la consolidación de las ayudas a las razas autóctonas en peligro de extinción, y la apuesta por la prevención y control de enfermedades.

Preguntado sobre la negociación de la nueva Política Agraria Común, Blanco ha explicado que los esfuerzos de la Consejería se centran en hacer ver al Ministerio las peculiaridades de Cantabria, con pequeñas explotaciones ligadas a la empresa familiar y con una orografía complicada, y la necesidad de que la nueva PAC se siga centrando en las especificidades del territorio y no en las grandes explotaciones, más ligadas a otras zonas del país como la Meseta.

La Dirección General de Desarrollo Rural crece en más de seis millones respecto al año anterior

La Dirección General de Desarrollo Rural crece en más de seis millones respecto al año anterior por "la apuesta decidida en mantener las ayudas al sector primario", pese al agotamiento de los fondos europeos que cofinancian las ayudas incluidas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Cantabria 2014-2020.

En lo que se refiere a la pesca y la alimentación, la Dirección General que dirige Marta López contará con una partida de 13.190.372 euros, el 9,84% del presupuesto total, para promocionar los productos agroalimentarios de Cantabria; crear una línea destinada a la creación y funcionamiento de organizaciones de productores de calidad diferenciada; la modernización del matadero municipal de Torrelavega y la creación de la Casa de la Miel en Campoo de Yuso, y las líneas de ayudas para las industrias agroalimentarias y pesqueras.

El consejero ha anunciado que se está trabajando para incorporar cuatro nuevas razas a la Indicación Geográfica Protegida Carne de Cantabria, así como en la IGP de la anchoa del Cantábrico, que el sector apoya "mayoritariamente" y sobre la que está prevista una nueva reunión el próximo día 22. Sobre la leche, ha explicado que la anunciada campaña para la promoción del consumo de leche está aún por diseñar y ha recordado que se han intensificado las inspecciones en las grandes superficies para luchar contra la venta a pérdidas. A la vez, ha hecho un llamamiento a la industria láctea, y ha apelado a su "sensibilidad y comprensión" para que no sigan pagando la leche a los ganaderos por debajo del coste real.

MEDIO AMBIENTE

En Medio Ambiente, el grueso del presupuesto se destina a las encomiendas de gestión a MARE para la recogida y tratamiento de residuos, proyectos de infraestructuras ambientales y recuperación de áreas degradadas y subvenciones en materia de residuos, mitigación del cambio climático y la movilidad eléctrica. También para proyectos como el Plan Estratégico Ambiental de la Cuenca Saja-Besaya, la Estrategia de Economía Circular y Bioeconomía de Cantabria, el Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales y el Plan de Gestión del Lobo, así como la consolidación de la Red de Espacios Naturales Protegidos y para actuaciones de lucha contra las especies invasoras.

Para el plan del lobo el presupuesto consigna 910.000 euros, la mayoría para ayudas a los ganaderos; y para la lucha contra especies invasoras, 600.000 euros. Blanco ha estado acompañado por el secretario general de la Consejería, Francisco José Gutiérrez; los directores generales de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio; de Ganadería, Beatriz Fernández; de Desarrollo Rural, Marisa Pascual, y de Pesca y Alimentación, Marta López, así como los responsables de la ODECA y el CIMA, Fernando Mier y Agustín Ibáñez, y de la empresa pública MARE, José María Díaz.

Comentarios