miércoles 23.10.2019
Política

Diego exhibe sus apoyos en un acto en el que no se encuentran los principales líderes del PP

El presidente de los 'populares' cántabros asegura que tiene el apoyo del 75% de los alcaldes y líderes locales del partido, pero ni Santander, ni Torrelavega ni Camargo le apoyan.

Diego parece querer resistirse a la tendencia el PP a nivel nacional, que verá renovados al menos a 12 de sus presidentes autonómicos.

Diego ha realizado un acto en el que ha reunido a sus apoyos en la Plaza de las Ataranzas de Santander
Diego ha realizado un acto en el que ha reunido a sus apoyos en la Plaza de las Ataranzas de Santander

El presidente del PP y candidato a la reelección en el Congreso del próximo 25 de marzo, Ignacio Diego, ha asegurado este sábado en un acto público en Santander, que cuenta con el apoyo de tres de cada cuatro alcaldes, números uno y presidentes de Juntas Locales. Sin embargo, miembros del PP a nivel nacional, como los diputados del Congreso Diego Movellán y Ana Madrazo, y el ministro de Fomento Íñigo De la Serna, así como muchos diputados regionales del partido no han aparecido ni mostrado su apoyo a esta candidatura.

Los líderes del PP a nivel nacional, Miguel Mobellán, Ana Madrazo e Iñigo De la Serna, así como los diputados nacionales del Partido no han aparecido ni mostrado su apoyo a esta candidatura

Diego, además, ha anunciado su intención de promover cambios en los estatutos del partido, para reforzar las funciones de la Secretaría General, y que el presidente y la persona que asuma la Secretaría General no ocupen a la vez funciones ejecutivas en el Gobierno, como ocurrió en la legislatura 2011-2015, sino que uno de los dos se dedique exclusivamente a funciones orgánicas en el partido.

Diego ha estado respaldado por los tres senadores, numerosos alcaldes de municipios pequeños, exdirectores generales, y tres diputados regionales: Mercedes Toribio, Santiago Recio y Ruth Beitia.

Por el contrario, no ha asistido ningún diputado nacional y casi ningún concejal de municipios grandes como Santander, Torrelavega o Camargo, cuyos números uno apoyan la candidatura de la actual secretaria general, María José Sáenz de Buruaga.

Diego ha dicho que es "consciente de que en el partido hay que hacer cambios", pero "hay que evitar revoluciones y experimentos", y ha reiterado su compromiso de "buscar la unidad sin vetos ni exclusiones", de forma que haya una "integración real".

Ignacio Diego afirma que es consciente de que hay que hacer cambios en el PP cántabro pero a continuación dice que "hay que evitar revoluciones y experimentos"

En ese sentido, ha afirmado que si gana el Congreso, "la victoria no será tal" si no consigue "la integración en un solo PP", y por ello ha deseado que la candidatura de Buruaga "no se autoexcluya".

Diego ha reconocido que el PP aborda el Congreso regional "con cierta desorientación" pero también "con ilusión", y con la "idea clara" de "transformar las mayorías sociales en responsabilidades de gobierno" en los ayuntamientos y a nivel regional.

Además, ha abogado por "anteponer las ideas a los intereses personales" y preservar el "valor de la unidad", porque los militantes "quieren seguir teniendo un partido unido", y ha señalado que a ello está dedicando su "esfuerzo y dedicación constante".

A la vez, ha dicho que es consciente de que hay que hacer cambios, en los equipos y en las formas de organización, cambios que se articularán a través de las ponencias del congreso y que en algunos casos, ha explicado, "nacen del contacto con la militancia y de la experiencia de los errores cometidos, como el hecho de que tras la mayoría absoluta de 2011, el presidente, la secretaria general y los principales cargos orgánicos del partido se trasladarán al Gobierno".

Diego ha subrayado que opta por última vez a la presidencia del partido, "consciente de que Cantabria necesita al PP para sacar adelante muchas necesidades que no están siendo resueltas" por el actual Gobierno PRC-PSOE.

Diego ha subrayado que opta por última vez a la presidencia del partido para "sacar adelante necesidades que no están siendo resueltas" por el Gobierno PRC-PSOE

En el acto ha estado acompañado por los senadores y exconsejeros Javier Fernández y Blanca Martínez; la senadora y excaldesa de Cabezón, Esther Merino; el exconsejero Miguel Angel Serna; los exdirectores generales de Cultura, Joaquín Solanas, Comercio, Ana España, y Universidades, Marta Guijarro; los diputados regionales Santiago Recio, Ruth Beitia y Mercedes Toribio; el exdiputado Carlos Bedia; el concejal de Torrelavega Francisco Trueba; el exalcalde de Riotuerto, Angel Cuadrado; y el presidente de Nuevas Generaciones, Javier Fernández Soberón.

También por los alcaldes de Potes, Javier Gómez; Alfoz de Lloredo, Enrique Bretones; Campoo de Suso, Pedro Luis Gutiérrez; Valdáliga, Lorenzo González; Santa María de Cayón, Gastón Gómez; Argoños, Juan José Barruetabeña; Santiurde de Toranzo, Aniceto Pellón; Cillorigo de Liébana, Jesús María Cuevas; San Pedro del Romeral, Azucena Escudero; Mazcuerras, Javier Camino; Los Tojos, Belén Ceballos; Cieza, Agustín Saiz; y Vega de Pas, Juan Carlos García.

En total más de un centenar de personas, entre las que también había varios números uno del PP en municipios rurales.

Renovación de la vieja guardia

El acto de Diego tiene lugar precisamente cuando el PP, en ámbito nacional, está renovando a muchos de sus presidentes autonómicos bajo esa idea de cambio y unidad que tanto promueven. De los 15 congresos convocados en las próximas semanas, parece seguro que al menos 12 van a renovar su dirección. Por ahora, y según publica El Confidencial, solo tienen asegurada su continuidad María Dolores de Cospedal en Castilla y León, y Juan Antonio Monago en Extremadura.

De este modo, el actual presidente de los 'populares' cántabros se aferra a un continuismo que parece darse únicamente, y de forma más generalizada, en la dirección nacional. Y es que al margen de Cospedal y Monago, se mantienen al frente de las direcciones autonómicas Cristina Cifuentes en Madrid, Isabel Bonig en la Comunidad Valenciana, Juan Manuel Moreno en Andalucía, Alfonso Alonso en el País Vasco y Xavier Albiol en Cataluña. El caso de Diego, por ahora, queda en el aire hasta saber lo que ocurre el 8 de marzo o, a más tardar, el día 24.