jueves 19.09.2019
POLÍTICA

La dirección del Grupo Socialista aplica la multa máxima a los diputados del ‘no’ a Rajoy, que recurrirán

Algunos de los sancionados reciben con "enorme malestar" la decisión y lamentan que la dirección haya esperado a la tarde-noche de un día en medio de un puente para comunicarla.

Margarita Robles, una de las diputadas sancionadas por votar 'no' a Rajoy
Margarita Robles, una de las diputadas sancionadas por votar 'no' a Rajoy

La dirección del Grupo Socialista en el Congreso ha aplicado la multa máxima a los diputados que rompieron la disciplina de voto en la investidura de Mariano Rajoy y, desoyendo sus alegaciones, les ha impuesto una sanción de 600 euros, una decisión que algunos de los afectados van a recurrir, según han informado a Europa Press fuentes del PSOE.

Según estas fuentes, la dirección ha enviado este miércoles su notificación a los quince diputados que se saltaron la decisión del Comité Federal y no se abstuvieron. Entre ellos, hay seis diputados del PSOE, siete del PSC y dos independientes. Los seis diputados del PSOE y las independientes Margarita Robles y Zaida Cantera recurrirán esta decisión, que han criticado duramente. Algunos de estos sancionados han recibido con "enorme malestar" esta decisión y han lamentado que la dirección haya esperado a la tarde-noche de un día en medio de un puente para comunicarla. A su juicio, se trata de una "cobardía" que, además, apuntan a que la dirección "sabe que no está actuando bien".

En la carta, que firma el secretario general del Grupo, Miguel Angel Heredia, la dirección explica que ha tomado esta decisión después de recibir el informe del presidente del Comité de Disciplina, el conquense Carlos Sahuquillo, después de que los afectados presentaran sus alegaciones. Según explica, el informe se basa en los registros de votación de la sesión de investidura, en los que "se ha podido comprobar" que votaron en "sentido distinto al fijado por la resolución del Comité Federal del 23 de octubre, sobre la posición política del Grupo Parlamentario Socialista". "Ante estos hechos, y teniendo en cuenta tus alegaciones, el Comité Director ha considerado procedente la aplicación del artículo 33, en el apartado D de nuestro reglamento interno, con una sanción de 600 euros", informa.

Los sancionados podrán presentar un recurso en el plazo de siete días ante el Comité Permanente, tal y como recoge el reglamento interno. Una vez finalice ese plazo, si no hubiera alegaciones, la sanción será firme. Pero, según las fuentes consultadas por Europa Press, al menos será recurrida por los diputados del PSOE y las dos independientes. Fuentes del PSC han apuntado es probable que sus diputados acaten y no recurran.

Los 15 diputados del 'no' daban por hecho que se les impondría esta multa y sólo estaban esperando el momento en el que les fuera notificada, ya que consideraban que el comité director ya había tomado la decisión. Pese a que contaban con esta sanción desde el mismo día en que rompieron la disciplina, defendieron su decisión ante el Comité de Disciplina. En sus alegaciones, los diputados del PSOE y las dos independientes explicaron que votaron en contra "por razones de conciencia" y se mostraron convencidos de que les asistía el artículo 67.2 de la Constitución, que estipula que los miembros de las Cortes Generales no están ligados por mandato imperativo. En su respuesta, estos ocho diputados alegaban que mantuvieron su 'no' por el compromiso adquirido en dos campañas electorales, de manera que su voto "fue un ejercicio de responsabilidad y coherencia". Además, añadían que esa decisión no había causado "ningún daño al PSOE". En su carta, dejaron también clara su voluntad de "continuar trabajando en el seno del Grupo Parlamentario Socialista, en las responsabilidades y comisiones" que se les asignaron.

Después de esta carta, tuvo lugar la reorganización del Grupo Socialista, en la que algunos de los diputados del 'no' se vieron desplazados de sus portavocías y portavocías adjuntas, mientras no se tocaron las mesas de las Comisiones ni a los cargos de los diputados del PSC. Eso sí, Meritxell Batet, junto a la balear Sofía Hernanz, fue desplazada de la dirección, aunque el cargo de la catalana no será cubierto mientras se revisan las relaciones del PSOE con el PSC, en espera de una resolución. Además de Hernanz, los otros cinco diputados del PSOE son el balear Pere Joan Pons, la aragonesa Susana Sumelzo, el vasco Odón Elorza, la gallega Rocío de Frutos y la castellano-leonesa María Luz Martínez Seijo. A ellos se sumaron las dos independientes Zaida Cantera y Margarita Robles, fichadas por el ex secretario general de Pedro Sánchez para las listas del PSOE. Y, además de Batet, los diputados del PSC son Mercè Perea, José Zaragoza, Lidia Guinart, Manuel Cruz, Joan Ruiz y Marc Lamuà.

Comentarios